The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Un guardia civil fuera de servicio detiene a dos atracadores en Gandía

El agente ha arrestado a los dos presuntos ladrones, armados con cuchillos y que amenazaron a la dependienta del establecimiento

Un guardia civil fuera de servicio detiene a dos atracadores en Gandía

Abrazo entre el guardia civil fuera de servicio que frustró un atraco en un estanco de Gandia y la responsable del establecimiento.|EP

Un agente de la Guardia Civil que se encontraba fuera de servicio ha evitado el atraco de un estanco en la ciudad valenciana de Gandía y ha detenido a los dos presuntos ladrones, armados con cuchillos y que amenazaron a la dependienta del establecimiento.

Los hechos ocurrieron el jueves, 27 de enero, a las 19.10 horas, cuando un agente de la Guardia Civil que se encontraba en ciudad, fuera de servicio, observó a dos jóvenes que merodeaban por los alrededores de un estanco del municipio.

El agente, ante una actitud tan extraña y como prevención por si estuviesen a punto de cometer un delito, decidió realizar una llamada telefónica a la Policía Nacional para informar sobre el asunto, según ha informado la Benemérita en un comunicado

Mientras el agente informaba, vía telefónica, a la Policía Nacional, vio cómo los dos jóvenes se colocaban un pasamontañas, empuñaban unos cuchillos y corrían hasta el interior del estanco. El guardia civil, sin ni siquiera colgar la llamada con el 091, inició una carrera a pie, desenfundó su arma corta particular y accedió al interior del establecimiento.

Una vez dentro, el agente verificó que ambos hombres estaban al otro lado del mostrador. Uno de ellos estaba amenazando a la dependienta en una estancia contigua y el otro hurgaba en la caja registradora. Ante el temor de que la mujer resultara herida, el agente apuntó a los atracadores con su arma corta particular y gritó «alto, Guardia Civil».

A continuación, el agente mostró su tarjeta de identificación profesional, a la vez que se situó en medio de la entrada para impedir la huida de los atracadores. El guardia civil ordenó a los hombres en varias ocasiones que depositaran sus armas en el suelo y se tumbaran.

No solo hicieron caso omiso, sino que incluso tomaron la caja registradora y ambos, armados con los cuchillos, se aproximaron al agente. Por ello, según informa la Guardia Civil, se vio obligado a realizar un disparo de advertencia al techo, sin que resultase nadie herido.

Tras esto, el guardia civil volvió a ordenar que se desprendieran de las armas y permanecieran en el suelo. En esta ocasión, los autores obedecieron y el agente pudo arrestar a los hombres.

Momentos después llegó la Policía Nacional, que se hizo cargo del traslado de los detenidos. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Gandía.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D