The Objective
Publicidad
España

Moreno acaricia la mayoría absoluta mientras peligra el escaño de Marín por Sevilla

Un sondeo interno sitúa al PP de Juanma Moreno con 51-52 escaños y concede otros tres a Ciudadanos, pero no en la provincia de Juan Marín

Moreno acaricia la mayoría absoluta mientras peligra el escaño de Marín por Sevilla

Juan Marín (Ciudadanos) y Juanma Moreno Bonilla (PP).|Joaquín Corchero (EP)

Los últimos sondeos internos del Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía dibujan un panorama distinto al que había hace dos meses en plena crisis interna del primero. Tras la convocatoria electoral para celebrar comicios el próximo 19 de junio, la candidatura de Juanma Moreno Bonilla roza la mayoría absoluta de los 55 escaños, mientras que Ciudadanos sale del peligroso escenario de la desaparición en la región en la que primero tocó poder, aunque el cabeza de cartel naranja, Juan Marín, ve peligrar su escaño por Sevilla, según explican fuentes de ambas formaciones del centro-derecha a THE OBJECTIVE.

El PP ha superado esta semana el listón del medio centenar de escaños (51-52 en el último sondeo), un umbral que le dejaría al borde de la mayoría absoluta cuando en 2018 se quedó en 26. Sería el mayor hito en la historia del partido de Alberto Núñez Feijóo en esta comunidad autónoma ya que Javier Arenas tiene el récord con sus 50 escaños en 2012, aunque aquel resultado no le sirvió para gobernar tras el posterior acuerdo de gobierno entre el PSOE (47) e IU (12).

A mediados de marzo, la situación era mucho peor para Moreno Bonilla. Un sondeo sobre intención de voto en Andalucía hizo saltar las alarmas en Génova y San Telmo, sede de la Presidencia andaluza, ya que su candidatura caía a la cota de los 35-36 escaños, muy lejos de la mayoría absoluta. El consuelo era que el PSOE se quedaba en 30-31 escaños (en 2018 fueron 33), por lo que Juan Espadas seguía estancado, mientras que Vox era el más favorecido y ascendía a los 22-23 representantes, una decena más que hace cuatro años.

Con esas cifras, Moreno se vería abocado a pactar con Vox para alcanzar la mayoría absoluta en la Cámara regional en una posición mucho más débil que hace un año, cuando el PP rondaba los 50 escaños y confiaba en depender únicamente de un Ciudadanos a la baja o, a lo sumo, que necesitara solo el apoyo externo de la derecha radical como Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid.

Moreno sube en las encuestas por el ‘efecto Feijóo’

Una situación que se vuelve a ver como la más posible tras el 19-J ya que con el paso de las semanas, los populares han ido escalando peldaños en los sondeos gracias al ‘efecto Feijóo’, una circunstancia que ha animado al presidente de la Junta de Andalucía a adelantar los comicios.

Tanto Moreno como Marín confían en repetir la coalición gubernamental tras las elecciones del 19 de junio y que solo necesiten el apoyo externo de Vox como en la legislatura que acaba de finalizar. Para ello, tendrían que sumar más escaños que toda la izquierda junta para forzar al partido de Santiago Abascal a abstenerse cada vez que haya una votación si no quiere quedarse junto a PSOE y la nueva coalición de seis partidos -Por Andalucía-.

El PP cuenta con el apoyo de Ciudadanos en ese escenario de llegar a los 55 escaños entre ambos, aunque las opciones del líder de Cs Andalucía por sacar el de Sevilla han disminuido, según admiten fuentes naranjas a THE OBJECTIVE. En los últimos días, Ciudadanos ha recibido sondeos internos en los que aparece el peligro de no sacar representación por esa provincia. En Cádiz, por el contrario, se constata que el escaño está al alcance de la mano, mientras que en Málaga las expectativas son aún mayores (1-2).

Este reparto provocó que la dirección nacional de Inés Arrimadas decidiese apostar por la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, como número uno por Cádiz pese a que ella ha ido subiendo peldaños dentro del partido desde Huelva. Además, había un coordinador provincial, Carlos Pérez, de la plena confianza de la líder de Ciudadanos pues fue el concejal de su localidad natal, Jerez de la Frontera, que la casó en 2016.

En todo caso, en Cs Andalucía confían en que la campaña electoral sirva de revulsivo para que Marín logre también su escaño. De número dos en su lista por Sevilla tendrá a su lado a Marta Bosquet, la presidenta del Parlamento andaluz en la legislatura recién concluida y cara visible del partido en Almería, si bien en esa provincia -al igual que en Huelva y Jaén- no se espera conseguir representación.

En Córdoba, el partido no quiere que Fran Carrillo, el rival de Marín en las primarias internas de diciembre, vaya de número uno y prefiere que su puesto lo ocupe Ángel Pimentel, delegado de Turismo de la Junta en la provincia. Este hecho podría provocar la marcha del partido naranja del primero.

En Málaga también bajan las aguas revueltas tras la derrota de la candidata oficialista, Teresa Pardo, a manos de Nuria Rodríguez en la única provincia que hubo primarias para elaborar las listas del 19-J. La que ha sido portavoz de Cs en el Parlamento andaluz en el último año ha rechazado ir de número tres después de que la militancia le diese la espalda.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D