The Objective
Publicidad
España

Ni Artur Mas ni Cuevillas: Junts busca un tecnócrata «a la italiana» para Barcelona

El partido nacionalista celebra su Congreso este sábado y busca un candidato que confronte «el hippismo» de Colau

Ni Artur Mas ni Cuevillas: Junts busca un tecnócrata «a la italiana» para Barcelona

Los expresidentes de Cataluña, Artur Mas y Carles Puigdemont.|Europa Press

Decisión salomónica. Ni el expresidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ni el abogado Jaume Alonso-Cuevillas serán los candidatos de Junts per Catalunya (Junts) para la alcaldía de Barcelona. La formación de Carles Puigdemont, quien abandonará la presidencia en el Congreso que el partido celebrará este sábado en Argelers (Francia), ha acordado optar por un candidato tecnócrata «a la italiana» para la Alcaldía de Barcelona.

Así lo pactaron varios dirigentes del partido de Puigdemont que se reunieron el lunes en Barcelona, según fuentes de la formación independentista consultadas por THE OBJECTIVE. Uno de los asuntos tratados en ese encuentro fue el de ir definiendo cuál sería la persona idónea para competir en las elecciones municipales de mayo de 2023.

Una de las conclusiones es que Cuevillas, el candidato favorito de Laura Borràs, no cuenta con el apoyo de la cúpula del partido para ser el elegido. En particular, el círculo más cercano a Puigdemont, entre ellos Jordi Turull -máximo rival de Borràs por acceder a la presidencia de Junts- se muestran intransigentes con la opción de Cuevillas, al que dan por descartado.

Cuevillas tanteó a las bases

El ahora diputado en el Parlament estuvo hace un par de semanas en Hospitalet en una conferencia que la sección local del partido había organizado. Y en petit comité, explican las fuentes consultadas, deslizó su intención de presentarse por la Alcaldía. No obstante, además del escollo de la dirección del partido, debería superar el de la federación de Junts de Barcelona, que tampoco cree que su perfil sea el más apto.

Otro de los nombres que más había sonado como posible aspirante de Junts a la alcaldía era el del expresidente de la Generalitat, Artur Mas. Sin embargo, en la reunión mencionada quedó claro que el que fuese promotor de la consulta del 9-N de 2014 no tiene interés en regresar a la política tras haber sido condenado por la Justicia. «Tiene incluso sus bienes embargados, así que se le ha descartado como opción», indican fuentes de Junts.

Confrontar el «hippismo» de Colau

En la misma reunión, tras descartarse los nombres de Artur Mas y de Cuevillas, se acordó que el candidato de Junts será una persona con un perfil muy técnico. La idea es que provenga del mundo académico o empresarial. Un perfil similar al de los ex primeros ministros italianos Mario Draghi o Mario Monti.

Una persona a la que poder presentar como un candidato serio y capaz de arreglar los asuntos que hoy en día más preocupan a los ciudadanos de Barcelona, descontentos con la gestión y el «hippismo» de Ada Colau al frente del Ayuntamiento, según las fuentes consultadas. En particular, ante el hartazgo por la inseguridad, el tráfico y las obras.

Las mismas fuentes apuntan a que la decisión y la elección del candidato de Junts se llevará a cabo después del Congreso de este sábado en Argelers y una vez que quede definido quién será el sucesor de Puigdemont al frente de la formación.

Competir con ERC

La marcha de Elsa Artadi, actual líder de Junts en Barcelona, por motivos personales ha desembocado en una nueva pugna de posibles candidatos. En especial, por la necesidad que tiene el espacio nacionalista de que la capital catalana sea la punta de lanza de su proyecto rupturista tras dos mandatos de Colau. La líder de En Comú Podem logró revalidar gracias a los votos de Manuel Valls, lo cual afectó a que pudiera mantener sus puentes con el independentismo.

Mientras la figura de Colau está consolidada entre su electorado, y ERC apuesta por la veteranía de Ernest Maragall, a menos de un año de las municipales Junts ha perdido músculo en la Ciudad Condal. En Barcelona, a diferencia de otras zonas más rurales de Cataluña, el factor identitario es menos determinante a la hora de atraer el votante. Por esta razón, un perfil tecnócrata para propulsar Barcelona como motor económico de Cataluña es la opción que gana más fuerza.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D