El colapso sanitario en Venezuela se hace viral por una foto de parturientas en una sala de espera
Foto: Carlos Garcia Rawlins| Reuters

Mundo ethos

El colapso sanitario en Venezuela se hace viral por una foto de parturientas en una sala de espera

Unas madres dan a luz en la sala de espera del Hospital Pastor Oropeza, en Barquisimeto, una ciudad ubicada al occidente de Venezuela, mejor conocida como la ciudad musical del país.

por The Objective

Actualizado:

Unas madres dan a luz en la sala de espera del Hospital Pastor Oropeza, en Barquisimeto, una ciudad ubicada al occidente de Venezuela, mejor conocida como la ciudad musical del país. Hoy allí la música suena poco.

Por el contrario, se escuchan las voces de mujeres desesperadas por ser atendidas pero cuyos derechos humanos están siendo violados debido a la crisis sanitaria que atraviesa el país. Pacientes del Hospital, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), denunciaron este fin de semana las condiciones en las que son atendidas las mujeres durante el parto. Fotografías de estas acostadas en las frías sillas de aluminio de la sala de espera han sido publicadas y se han vuelto virales en las redes sociales.

Según el medio venezolano El Pitazo, trabajadores del lugar, que han pedido no ser identificados por temor a represalias, han dicho que en las últimas semanas el colapso en el área ha aumentado debido, entre otras cosas, a que la principal maternidad (Hospital Central Antonio María Pineda) ha tenido problemas con el suministro de agua, por lo que ha tenido que referir a las pacientes a otros centros de atención.

El ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, ha admitido la veracidad de las fotos que se han hecho virales en las redes, pero ha responsabilizado a la Gobernación del estado Lara (opositora) de la situación.

En un vídeo publicado en su cuenta de Twitter, dos voceros del centro de salud aseguran que el hospital “está colapsado” aunque “no se ha negado atención a nadie”. También admiten que se le pide a las pacientes comprar sus implementos quirúrgicos a pesar de que la salud es un derecho consagrado en la Constitución y que los trabajadores pagan mensualmente una cuota al IVSS.

Venezuela atraviesa un profunda crisis sanitaria. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) dijo en mayo de este año que se encuentra “profundamente preocupado” por la mortalidad materno infantil en el país sudamericano. “Los datos sobre las muertes infantiles y maternas divulgados por el Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela son una clara evidencia del impacto de la prolongada crisis en las mujeres y los niños en el país”, afirmó el organismo.

Tras más de año y medio sin cifras, el Ministerio de la Salud publicó a comienzos de este año el Boletín Epidemiológico en su sitio web. La cifra más alarmante se la llevó la mortalidad infantil. De acuerdo con los registros del ministerio publicados en el informe, un total de 11.466 recién nacidos fallecieron en 2016.

El documento señala además que la tasa de mortalidad infantil (de 0 a 27 días) aumenta aceleradamente pues se registraron 2.654 muertes más que en 2015, lo que representa un incremento del 30%. Asimismo, el Ministerio de Salud registró un aumento del 66% en la mortalidad materna en comparación con 2015, período durante el cual se registraron 456 casos. En 2016, 756 madres entre los 26 y los 36 años fallecieron.

Las causas de muerte más comunes señaladas en el boletín fueron: hemorragias, hipertensión inducida por el embarazo, infecciones y enfermedades parasitarias maternas que complican el embarazo y el parto.