The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las mujeres que hacen televisión o cómo es ser una creadora de series

Foto: Joy Press | Alpha Decay

Dueñas del show de Joy Press investiga el detrás de cámaras de varias de las series creadas y protagonizadas por mujeres más importantes de los últimos años. Hablamos con ella de su libro.

.

La televisión se ha convertido en el medio por excelencia para contar historias audiovisuales. El cine, antes rey, es ahora un lugar plagado de superhéroes y sagas y una Academia sumida en el caos (no es todo así, pero a nivel de la mayor inversión de dinero el cine se ha convertido en un lugar monótono). La televisión por su parte ha avanzado hacia terrenos cada vez más arriesgados e interesantes, a la vez que ha intentado (por presión, no por buen samaritanismo) diversificarse. Pero no es tan reciente, hace unas décadas ya empezaban a verse algunas señales de que la TV tenía el potencial de ser revolucionaria y de calidad… y de tener mujeres al mando y como protagonistas.

Eso es lo que explora la periodista Joy Press en su libro Dueñas del show. Las mujeres que están revolucionando las series de televisión (Alpha Decay, 2018) en el que habla con creadoras de algunos de los shows (y gente que trabajó con ellas) más famosos y míticos de la TV, que resulta que eran escritos por mujeres.

Press habla de series como Murphy Brown, sobre una periodista cuarentona, dura y alcohólica; sobre Roseanne, protagonizada por una mujer rolliza y directa que lleva adelante a una familia obrera; sobre Grey’s Anatomy o Scandal, series con mujeres fuertes y complicadas a la cabeza y pioneras de la diversidad de todo tipo en la TV, de Gilmore Girls; sobre tres mujeres de tres generaciones diferentes, cómo se desarrollan sus vidas y sus relaciones familiares… Todas estas series y muchas más, tienen en común a mujeres protagonistas particulares, humanas, tridimensionales. Son mujeres complejas y con personalidad que lideran sus propias historias (tanto las de ficción como quienes las escribieron) y hablamos con Press para saber cómo decidió escribir acerca de ellas.

Joy Press 2

El libro fue traducido por Juan Manuel Salmerón Arjona | Imagen vía Alpha Decay.

¿Cómo cambió el enfoque del libro y sobre las mujeres en TV luego de que ganase Donald Trump las elecciones?

Mientras investigaba y comenzaba a escribir el libro parecía probable que para cuando se publicase tendríamos a la primera presidenta mujer de Estados Unidos. Pensaba que sería un momento increíble en un país en que aún hay tanta disparidad de poder entre los géneros, y también sentía que las series sobre las que estaba escribiendo en el libro, creadas por mujeres y sobre la vida de mujeres, eran parte de ese cambio cultural. Cuando Donald Trump ganó vi de repente esas mismas series y a esas mismas mujeres creadoras bajo una luz muy diferente: estas mujeres fuertes (y en el caso de Transparent, personas Trans) representaban mucho de lo que los votantes de Trump detestan. Eran parte de la resistencia.

 ¿Por qué crees que incluso habiendo mujeres a la cabeza de series exitosa aún las cadenas repiten el sanbenito de “no es para todo público” cuando se trata de mujeres creadoras y lo que quieren contar?

Es una pregunta complicada. Cuesta muchísimo dinero hacer una serie y eso ha hecho que los ejecutivos a cargo tengan mucha precaución de producir programas que están seguros que serán ampliamente exitosos. Tradicionalmente los hombres tienden a estar menos interesados en series/películas/libros que piensan que tratan sobre mujeres, más que al contrario… aunque eso está cambiando por suerte. Y finalmente está el prejuicio invisible (que incluso han absorbido las mujeres ejecutivas) sobre lo que es interesante y lo que no lo es, o quién pensamos que es un genio y quién no.

¿Por qué crees que se tilda de “historias de mujeres” a las series con creadoras femeninas?

Hay muchas series hechas por mujeres que no se centran en historias de mujeres y la mayoría de las series hechas por mujeres tienen también maravillosos personajes masculinos. Yo decidí centrarme en series con personajes femeninos interesantes porque ha habido muy pocos en la televisión americana que cuenten con personajes femeninos complejos y contar la historia de cómo se hicieron estos puede ofrecer claves sobre cómo la cultura americana y la cultura de Hollywood han y siguen cambiando.

¿Cuál es tu anécdota favorita de todas las que descubriste en tu investigación?

Me encanta que la cadena quería de Murphy Brown fuese una joven sexy que estaba de vacaciones en un spa en vez de una periodista cuarentona con problemas de alcohol que vuelve de rehabilitación. La única razón por la que la Murphy en sus cuarentas llegó al aire fue porque hubo una huelga de escritores y la cadena no pudo cambiar a la creadora que cambiase el guion. También me sorprendió investigar cómo la controversia sobre la decisión de Murphy Brown de tener un bebé como madre soltera se convirtió en el centro de la campaña presidencial de principios de los noventa.

Las mujeres que hacen televisión o cómo es ser una creadora de series

Algunas cadenas esperaban que las creadoras fuesen más sumisas y más simpáticas, algo que no se espera de hombres en esos cargos. | Foto vía Alpha Decay.

¿Qué anécdota te horrorizó?

Descubrí tantas cosas locas y anécdotas en el capítulo de Roseanne, una serie en que la gente rutinariamente era despedida y atormentada. Aunque crearon maravillosos episodios uno de los escritores me dijo que la atmósfera era de terror.

¿Cuál fue tu mayor descubrimiento?

Una cosa que me encontré una y otra vez fue que a las creadoras se les pidió en repetidas ocasiones hacer que sus personajes fuesen “más cercanos”, hay tantas restricciones sobre cómo las mujeres pueden comportarse y verse en televisión. Y a algunas creadoras les pasó que las cadenas tenían esas mismas expectativas con ellas, que se esperaba que fuesen más sumisas y cuidadosas, más simpáticas, algo que no se espera de hombres en esos cargos.

¿Cuál es el siguiente paso para las mujeres en TV?

Muchas de las mujeres que entrevisté me dijeron: No veo la hora de que sea tan normal que haya mujeres en posiciones de poder que no tengamos que hablar de “mujeres en la TV”. Ahora las estadísticas siguen mostrando que hay muy pocas mujeres escritoras, directoras o creadoras, pero esto seguirá cambiando y se hará tan normal que no se discutirá de esta forma.

 ¿Qué piensas que puede pasar en la próxima década tomando en cuenta el Peak TV y los nuevos servicios de streaming de Apple y Facebook?

La industria de la televisión está cambiando increíblemente rápido, hay tantas plataformas de streaming ahora y hay más por venir. Hay apetito por contenido nuevo y en años recientes ha habido mujeres a la cabeza creando series para estas plataformas: Orange Is The New Black, de Jeni Kohan, ayudó a construir la reputación de Netflix y ahora Shonda Rhimes está creando series para ellos. Transparent, de Jill Solloway, y The Marvelous Mrs Maisel, de Amy Sherman-Palladino, han ayudado a establecer la credibilidad de Amazon. Esto ha creado una nueva apertura a las creadoras y que se les deje ejecutar su visión. Esperemos que ese siga siendo el caso. Es posible que la industria vuelva a consolidarse, pero esperemos que para ese momento las mujeres están tan metidas en el negocio que no puedan dejarlas fuera de nuevo.

¿A qué serie o creadora te gustaría haber incluido y se quedó fuera del libro?

Dejé fuera muchos shows y creadoras porque no quería hacer una enciclopedia, pero hay dos series actuales que me gustaría haber incluido: Insecure de Issa Rae y Fleabag de Phoebe Waller-Bridge, cada uno producto de una visión poderosa e idiosincrática.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.