Publicidad

General

El soldado sentenciado con cadena perpetua por matar a un talibán que divide al Reino Unido

Los hechos que le llevaron a la cárcel tuvieron lugar en la provincia afgana del Helmand, donde mató a quemarropa a un insurgente talibán gravemente herido en el ataque a un helicóptero Apache. Según las imágenes grabadas por una cámara colocada en el casco de otro soldado, justo antes de apretar el gatillo que daría muerte a su enemigo, Blackman citó versos de Shakespeare: «Despójate de esta envoltura mortal, imbécil”.  El sargento se dirigió luego hacia sus hombres y les dijo: “Evidentemente, esto queda entre nosotros, muchachos. Acabo de violar la Convención de Ginebra”. Dos años más tarde pasó por la corte marcial y se convirtió en el primer soldado de su Majestad condenado por asesinato en el campo de batalla desde la Segunda Guerra Mundial. “Usted traicionó y dañó la fama del ejército británico” con este “asesinato a sangre fría”, le dijo el juez al condenarlo a cadena perpetua con un periodo de seguridad de diez años, bajado a ocho en 2014. Son muchos los militares que han mostrado su apoyo al ‘Marine A’, considerando que no es un criminal sino un héroe y que sus actos no merecen la pena sentenciada por el tribunal. Los veteranos llevaron a cabo manifestaciones ante la Corte Real de Justicia para reclamar “justicia para el Marine A, abandonado por el gobierno”.

El soldado sentenciado con cadena perpetua por matar a un talibán que divide al Reino Unido

Alexander Blackman, apodado ‘Marine A’ es un soldado británico que acabó con la vida de un combatiente talibán herido mientras estaba desplegado en Afganistán en 2011. Lleva en la cárcel 3 años, condenado a cadena perpetua por el que ha sido considerado un crimen de guerra, pero debido a la polémica que ha suscitado su caso, volvió a los juzgados el miércoles 21 de diciembre. La corte de apelaciones londinense le negó disfrutar de la condicional bajo fianza.

Los hechos que le llevaron a la cárcel tuvieron lugar en la provincia afgana del Helmand, donde mató a quemarropa a un insurgente talibán gravemente herido en el ataque a un helicóptero Apache. Según las imágenes grabadas por una cámara colocada en el casco de otro soldado, justo antes de apretar el gatillo que daría muerte a su enemigo, Blackman citó versos de Shakespeare: «Despójate de esta envoltura mortal, imbécil”.  El sargento se dirigió luego hacia sus hombres y les dijo: “Evidentemente, esto queda entre nosotros, muchachos. Acabo de violar la Convención de Ginebra”. Dos años más tarde pasó por la corte marcial y se convirtió en el primer soldado de su Majestad condenado por asesinato en el campo de batalla desde la Segunda Guerra Mundial. “Usted traicionó y dañó la fama del ejército británico” con este “asesinato a sangre fría”, le dijo el juez al condenarlo a cadena perpetua con un periodo de seguridad de diez años, bajado a ocho en 2014. Son muchos los militares que han mostrado su apoyo al ‘Marine A’, considerando que no es un criminal sino un héroe y que sus actos no merecen la pena sentenciada por el tribunal. Los veteranos llevaron a cabo manifestaciones ante la Corte Real de Justicia para reclamar “justicia para el Marine A, abandonado por el gobierno”.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D