The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Greenpeace, Fridays For Future y otras ONG exigen al Gobierno declarar la "emergencia climática"

Última actualización: 21 May 2019, 3:21 pm CET

Ecologistas en Acción, Extinction Rebellion Spain, Fridays For Future (FFF), Greenpeace, Juventud por el Clima, Madres por el Clima y Teachers For Future, entre otras organizaciones, han exigido este martes al nuevo Gobierno la declaración de la “emergencia climática”. Hay tres millones de especies registradas en el mundo, un tercio de ellas, un millón, están amenazadas  por la actividad humana y “podrían morir”, han asegurado las ONG, y han añadido que “estamos al borde de un punto de no retorno frente al cambio climático sino modificamos nuestra trayectoria cuanto antes”.

“Somos la primavera del clima”, ha dicho Nicolas Eliades, de Extinction Rebellion, una de las 26 organizaciones que se han unido para extender su propuesta también a los gobiernos de las distintas Comunidades Autónomas y ayuntamientos y elevarla a a las instituciones europeas para que tomen las medidas concretas necesarias para reducir “rápidamente” a cero neto las emisiones de gases de efecto invernadero, en línea con lo establecido por la ciencia y bajo criterios de justicia climática”.

https://twitter.com/greenpeace_esp/status/1130771897237561344

La organizaciones han alertado sobre el peligro de que la temperatura global se eleve por encima de 1,5ºC, que podría llevar a la extinción de gran parte de los ecosistemas terrestres, según los informes sobre el estado de la Biodiversidad del IPBES y sobre el calentamiento global del IPCC, y han pedido reducir “con carácter urgente” las emisiones de CO2 para evitar esta catástrofe climática.

Manuela Martín, la más joven de las ponentes y en representación de Fridays For Future (FFF) ha cargado contra los políticos en plena constitución de la nueva legislatura. “Parece que nadie quiere hacer nada por nuestra generación y las que vienen”, ha dicho, y ha remarcado que actualmente “hay miles de niños en la calle que se enfrentan a una vida marcada por la crisis climática, a que un mundo tal y como lo conocemos ahora deje de existir”.  Martín ya ha dejado claro que van a seguir saliendo todos los viernes hasta “que haya cambios”.

En este sentido también se ha pronunciado el director de Greenpeace España, Mario Rodríguez, que ha asegurado que “necesitamos políticos que no hablen tanto y actúen”, y que es “hora de actuar” tras una legislatura perdida. Por ello, ha pedido al Gobierno que “se adopten medidas concretas y valientes” y que no estén “al servicio de las petroleras, de las energéticas u otros lobbys”.

“Queremos  una Ley Climática de verdad, no los sucedáneos que se han realizado en la anterior legislatura”, ha añadido Rodríguez. “Esperemos que sea una legislatura larga, al menos de cuatro años, a la que vamos a presentar el menú, que esperamos que lo digieran y lo transformen en medidas concretas”.

Mercedes Ruíz, de Mujeres por el clima, ha centrado su discurso en la educación, y ha pedido que se involucre al alumnado ya que, a su parecer, no se le da al medio ambiente no se le da la suficiente importancia en las escuelas. “Algo se está haciendo mal cuando los niños distinguen antes dos tipos de móvil que dos tipos de hojas de arboles”.

Javier Andaluz, de Ecologistas en Acción tiene claro que la declaración de emergencia climática “no puede estar vacía de contenido” y que “solo certifique un problema que ya es claro desde el punto de vista científico”, que estamos acabando con el planeta. A los políticos les ha pedido que “”asumir la declaración de emergencia climática no puede ser un mero hecho propagandístico, debe basarse en hechos”.

Estas son las medidas concretas que las organizaciones reclaman al Gobierno:

  • Verdad. Que los gobiernos digan la verdad acerca de lo urgente que es nuestra situación actual, asumiendo que el primer paso para solucionar un problema es admitir el diagnóstico de la comunidad científica. Los medios de comunicación tienen un papel fundamental para transmitir esa realidad.
  • Compromiso. Declarar la emergencia climática es, sin duda, insuficiente, por lo que debe venir acompañada de compromisos políticos reales y vinculantes, mucho más ambiciosos que los actuales, con la consiguiente asignación de recursos para hacer frente a esta crisis. Garantizar reducciones de gases de efecto invernadero anuales superiores al 7%, así como detener la pérdida de la biodiversidad son la única respuesta posible para evitar un colapso de todos los sistemas naturales, incluido el humano.
  • Acción. Abandonar los combustibles fósiles, apostar por una energía 100% renovable y reducir a cero las emisiones netas de carbono lo antes posible de manera urgente y prioritaria, en línea con las indicaciones del informe del IPCC para limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 ºC. Demandamos que los gobiernos analicen cómo lograr este objetivo y propongan los ​planes de actuación necesarios: frenen nuevas infraestructuras fósiles (centrales, exploraciones, grandes puertos, etc.; reducción de los niveles de consumo y del transporte; cambio de modelo energético; reorganización del sistema de producción; educación, además de otras medidas contundentes. Todo esto debe quedar reflejado en la Ley de Cambio Climático y Transición energética y en el Plan Nacional Integrado de Clima y Energía.
  • Democracia. La justicia y la democracia deben ser pilares fundamentales de todas las medidas que se apliquen, por lo que han de crearse los mecanismos adecuados de participación y control por parte de la ciudadanía para abordar las cuestiones sociales difíciles y para formar parte activa de la solución mediante la democratización de los sistemas energéticos, alimentarios, de transporte, etc. En estos procesos se debe garantizar la igualdad de género en la toma de decisiones.
  • Adoptar medidas urgentes para frenar la extinción masiva de especies y para acabar con la pérdida de biodiversidad, la especulación financiera de la naturaleza, el extractivismo insostenible y la desmedida mercantilización de las materias primas y los comunes. Estamos deforestando los bosques, destruyendo los deltas, las marismas, los arrecifes de coral, los manglares, contaminando los océanos, los ríos, agotando los acuíferos. Nuestra supervivencia depende de estos ecosistemas que son la esperanza y la salvación para toda la vida en nuestro planeta.
  • Realizar un giro de 180 grados en las políticas comerciales internacionales,acabando con la firma de tratados de comercio e inversión que ahondan la problemática del aumento de gases de efecto invernadero vía incremento del transporte marítimo interoceánico, así como de la aviación civil, que dificultan la lucha contra el cambio climático a través de las cláusulas de protección de inversiones (ISDS).  Las medidas de mercado no pueden sustituir la adecuada planificación de la transición ecológica.
  • Los países empobrecidos son los menos responsables de la degradación planetaria, sin embargo,  son a su vez los países más vulnerables a las consecuencias de esta ruptura de los límites. Los países más enriquecidos son quienes acumulan una mayor deuda ambiental, por ello y atendiendo a los criterios de justicia climática, deberán ser países como los europeos los que deban adquirir  unos compromisos mayores. Se hace necesario revertir el hecho de que el 20% de la población mundial absorbe el 80% de los recursos naturales.

Estas son las organizaciones y colectivos que reclaman la emergencia climática:

  • 2020 Rebelión por el clima
  • Amigos de la Tierra
  • Asociación Despierta
  • CGT
  • Climate Reality Project
  • Contra el diluvio
  • Ecologistas en Acción
  • Entrepueblos
  • Extinction Rebellion Spain
  • Foro transiciones
  • FRAVM
  • Fridays For Future
  • Fundación Vida Sostenible
  • Greenpeace
  • InspirAction
  • La Transicionera (Sevilla)
  • Madres por el clima
  • Attac
  • Observatorio de la Sostenibilidad
  • Plataforma por un Nuevo Modelo Energético
  • Red Ecofeminista
  • SEO Birdlife
  • Sustenta
  • Teachers for future Spain
  • Unión Sindical Obrera (USO)
  • WWF España