Un informe del Gobierno desaconseja inhumar a Franco en la Almudena por motivos de seguridad

Mundo ethos

Un informe del Gobierno desaconseja inhumar a Franco en la Almudena por motivos de seguridad
Foto: Manu Fernandez

Un informe de la delegación del Gobierno de Madrid desaconseja la inhumación de los restos del dictador Francisco Franco en la cripta que la familia mantiene en la catedral de La Almudena por motivos de seguridad.

El texto, firmado por el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, y dirigido al Ejecutivo de Pedro Sánchez, concluye que los restos «no deberían bajo ningún concepto enterrarse en la cripta de la catedral de La Almudena».

En el informe de 12 pagina y con fecha del 21 de diciembre, Rodríguez Uribes basa su decisión en «motivos de orden público, de riesgo de amenazas terroristas, de colapso de la zona en fechas señaladas o de enfrentamiento entre partidarios y detractores dentro de la cripta, donde la policía no puede entrar por ser un lugar sagrado«.

La razón es que, de llevarse a cabo esta inhumación, la Delegación se vería obligada a mantener una «elevada intensidad» de acciones para prevenir la posible «conflictividad» y la alteración de la «paz social».

El delegado del Gobierno en Madrid considera que la ubicación propuesta «podría espolear a la extrema derecha al tiempo que ofendería a sus víctimas y a muchos sectores sociales y políticos», y cita episodios de exaltación franquista como los del pasado 18 de noviembre. Por ello, propone buscar otra alternativa.

El PP ve un «encargo» de Sánchez el informe

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ve un «encargo» de Pedro Sánchez, el informe de la Delegación del Gobierno en Madrid. Así lo ha expresado en una entrevista en Telecinco en la que ha lamentado que «se vuelva a sacar el tema de Franco a paseo» desde el anuncio que realizó Sánchez al principio de su legislatura de exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos.

El Gobierno socialista de Sánchez se comprometió a exhumar el cuerpo de Franco antes de que acabara el año. Algo que todavía no ha podido materializar por la fuerte oposición de la familia del dictador pero que continúa tramitando. Precisamente, la semana pasada el Tribunal Supremo rechazó paralizar la exhumación de Franco, tal y como solicitaba la familia.