The Objective
Publicidad
Internacional

Polonia termina de construir una valla de 186 kilómetros para contener la inmigración

Cinco meses después de comenzar, las autoridades fronterizas polacas han anunciado la finalización de las obras en la frontera con Bielorrusia

Polonia termina de construir una valla de 186 kilómetros para contener la inmigración

Guardias fronterizos en la valla entre Polonia y Bielorrusia. | AFP

En noviembre de 2021, lo ocurrido en la frontera entre Polonia y Bielorrusia conmocionó a Europa. Entonces, miles de inmigrantes, la mayoría kurdos iraquíes que escapaban de la guerra, se concentraron entre Polonia y Bielorrusia, a la espera de poder cruzar la frontera y entrar en la Unión Europea (UE). Durante días, se sucedieron los asaltos masivos y las batallas campales entre los que querían entrar y las autoridades fronterizas polacas, que recibieron críticas de numerosas ONG de derechos humanos e incluso advertencias por parte del Ejecutivo europeo.

Una situación de la que los polacos culparon directamente al régimen del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, que habría orquestado esta crisis en represalia por las sanciones occidentales contra Minsk. Una táctica que algunos expertos tildaron de «guerra híbrida», ya que numerosos informes apuntaban que Bielorrusia estaba incitando a los inmigrantes a cruzar el país y entrar en Polonia, asegurándoles un pasaje seguro y fácil.

Ante esta situación, el Gobierno polaco tomó una decisión drástica: construir una valla que separase físicamente a los dos países. Un movimiento que, aunque en un principio no levantó pasiones en la UE, ha acabado por recibir el visto bueno, sobre todo tras la invasión rusa de Ucrania. Ahora, cinco meses después de comenzar, las autoridades fronterizas de Polonia han anunciado este jueves la finalización de las obras de la valla en la frontera con Bielorrusia.

«El 25 de enero comenzó la construcción de la vaya en la frontera. Hoy, el trabajo ha llegado a su fin», ha publicado en su cuenta de Twitter la Guardia Fronteriza, que ha destacado los «cinco meses de trabajo intensivo» hasta lograr finalizar los poco más de 186 kilómetros de valla.

Por su parte, durante su visita a la zona para comprobar el alcance final de la valla, para la que se han usado unas 49 toneladas de acero, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha subrayado que la crisis migratoria en esa frontera fue la «antesala» de la agresión rusa de Ucrania. En esa línea han ido también las declaraciones del ministro de Interior, Mariusz Kaminski, también presente en el acto, para quien aquella crisis migratoria en la frontera polaca bielorrusa era «parte de un plan para desestabilizar la situación en toda la región.»

La valla, de unos cinco metros de altura y 186 kilómetros de longitud, ha costado unos 1.600 millones de zlotys (cerca de 341 millones de euros). De acuerdo con las autoridades polacas, desde principios de año, unas 6.000 personas han tratado de cruzar de manera irregular a Polonia desde Bielorrusia.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D