The Objective
Publicidad
Internacional

Francia prepara a sus ciudadanos para cortes de electricidad en enero

En 2021, la energía nuclear garantizó un 69% de la producción eléctrica, pero actualmente alrededor de la mitad de sus 56 reactores están cerrados

Francia prepara a sus ciudadanos para cortes de electricidad en enero

Torres eléctricas. | Europa Press

Francia podría registrar cortes de electricidad a partir de enero, según advierte el propio gobierno, que urge a la población a cambiar sus hábitos de consumo durante el invierno boreal y busca compensar con importaciones de países vecinos los problemas en sus reactores nucleares.

Escuelas cerradas media jornada, zonas sin telefonía móvil ni acceso a internet, y trenes o metros anulados para evitar acabar con pasajeros bloqueados son algunas de las consecuencias de los eventuales cortes de electricidad.

«Como excluimos correr el riesgo de un apagón [total], preparamos (…) todos los escenarios para enfrentar todas las situaciones», ha señalado este jueves el portavoz del gobierno, Olivier Véran, a los medios BMFTV y RMC.

La espada de Damocles energética pende desde hace meses sobre Francia, que suma su situación interna a una coyuntura marcada por la caída del suministro de gas ruso en Europa a raíz de la invasión rusa en Ucrania en febrero.

En 2021, la energía nuclear garantizó un 69% de la producción eléctrica de la segunda economía de la Unión Europea (UE), pero actualmente alrededor de la mitad de sus 56 reactores están cerrados para controles, tras detectarse problemas de corrosión.

Para evitar eventuales cortes, el operador del transporte de electricidad RTE indicó este jueves que Francia «importará mucha electricidad este invierno» boreal de sus vecinos, Alemania, el Reino Unido y España, entre otros.

«Francia era históricamente un gran exportador porque tenía un parque nuclear muy grande y ahora parece que tiene dificultades temporales» que «se resolverán, pero tardarán unos años», dijo al medio Franceinfo Xavier Piechaczyk, presidente del directorio de RTE.

En los últimos meses, la estrategia del gobierno del presidente, Emmanuel Macron, se ha centrado en llamar a particulares y empresas a la sobriedad energética, con el objetivo de reducir un 10% el consumo en dos años respecto a 2019.

El abanico de medidas es amplio y van desde limitar la calefacción en los hogares, oficinas y escuelas, hasta el apagado de los paneles luminosos en los comercios durante la noche o de los principales monumentos en París, entre otros.

El último balance de RTE, difundido el martes, indica que el consumo eléctrico era un 6,7% inferior la semana pasada respecto a la media de 2014 a 2019, una reducción «concentrada en el sector industrial», pero menor en los hogares y en el sector terciario.

Cortes de hasta dos horas

El tiempo ha ayudado en el otoño en curso. «Todos los meses del año fueron más cálidos de lo normal, salvo enero y abril», indicó el miércoles el servicio meteorológico Météo-France, subrayando que se vivió una ola de calor incluso en octubre.

Con el período de fiestas de Navidad y Fin de Año salvado, la incógnita es cómo comenzará 2023. «Si tenemos un invierno especialmente frío y por tanto costoso en términos de energía (…), podría haber situaciones de tensión» eléctrica, aseguró Véran.

Aunque el portavoz rechaza que ya estén anunciando cortes de electricidad, el gobierno prevé que estos podrían afectar al 60% de la población y ha enviado este jueves una circular para que sus gobernadores regionales empiecen a prepararlos.

Los cortes serían de hasta dos horas durante los picos de consumo –de 08h a 13h y de 18h a 20h–, afectarían a cuatro millones de clientes a la vez y se repartirían alternativamente por el país, como «una piel de leopardo», según el gobierno.

Servicios cruciales como hospitales, bomberos o policía no se verían afectados, a diferencia de las escuelas, por la medida que se anunciaría tres días antes mediante la aplicación EcoWatt. A las 17h de la víspera, se podrá consultar las calles afectadas.

Los sindicatos de profesores expresaron sus temores con esta medida, que limitaría las clases a la tarde en las zonas afectadas. «Tenemos la impresión de revivir la improvisación y los apaños que conocimos con la gestión del covid», según SE-Unsa.

Mientras tanto, el mensaje oficial sigue centrándose en la responsabilidad ciudadana. «Si a las 19h no todos encienden la vitrocerámica al mismo tiempo o no se secan el pelo a la vez, si lo atrasamos un poco, puede funcionar», agregó Véran.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D