THE OBJECTIVE
Internacional

Rutte, más cerca de ser el próximo líder de la OTAN después de lograr el apoyo de Hungría

El dirigente neerlandés se compromete a respetar que el gobierno de Orbán no apoye activamente la guerra de Ucrania

Rutte, más cerca de ser el próximo líder de la OTAN después de lograr el apoyo de Hungría

El ex primer ministro de Países Bajos Mark Rutte.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha anunciado este martes su apoyo al primer ministro en funciones de Países Bajos, Mark Rutte, como próximo secretario general de la OTAN, después de que este haya confirmado por carta que respetará la posición húngara de no participar en las iniciativas de apoyo militar a Ucrania.

«Hungría está dispuesta a apoyar la candidatura del primer ministro Rutte a la secretaría general de la OTAN», ha informado el dirigente magiar en un mensaje en redes sociales en el que ha publicado la carta en la que el dirigente neerlandés se compromete a respetar el acuerdo alcanzado con el actual líder de la OTAN, Jens Stoltenberg, para que Budapest no participe en la misión de entrenamiento de la Alianza a reclutas ucranianos o en las iniciativas de envío de armamento en el contexto de la invasión rusa de Ucrania.

La cumbre informal convocada en Bruselas para negociar la cúpula de las instituciones comunitarias sirvió para mantener contactos también sobre la sucesión de Jens Stoltenberg como próximo secretario general de la OTAN, pendiente del ‘sí’ de tres socios europeos como son Hungría, Eslovaquia y Rumania.

En este marco, Rutte se comprometió a dejar por escrito su compromiso con Hungría de respetar el acuerdo entre la OTAN y Budapest sobre la política hacia Ucrania y a «reflexionar» sobre las críticas contra Hungría en 2021, a cuenta de la ley que prohíbe charlas sobre homosexualidad en los colegios. «Confirmó que apoya plenamente este acuerdo y que seguirá haciéndolo si se convierte en el próximo secretario general de la OTAN», ha explicado Orbán sobre el encuentro en los márgenes de la cumbre europea.

Este paso llega en paralelo al de Eslovaquia, que también este martes ha anunciado su apoyo a Rutte como sucesor de Stoltenberg. Junto a las reticencias de Budapest y Bratislava, Rumanía presentó su propio candidato en la figura del presidente Klaus Iohannis, en un intento de concitar apoyo de los aliados del este de Europa, aunque solo Hungría había expresado su respaldo a la candidatura alternativa.

Carta de Rutte

Además del anuncio del apoyo de Hungría a la candidatura de Rutte, el primer ministro magiar ha dado a conocer la misiva del dirigente neerlandés en la que deja testimonio de los pactos alcanzados con Budapest. En este sentido, la carta señala que Hungría es un «valioso» aliado de la OTAN desde hace 25 años, que acoge importantes centros militares y aporta estabilidad en la región con su contribución a la misión de la OTAN en Kosovo.

Rutte reconoce el papel de Hungría en el contexto de la invasión rusa de Ucrania, al acoger a miles de ucranianos que huyen de la guerra y participar en iniciativas para tratar a soldados ucranianos heridos en combate.

Respecto al acuerdo alcanzado por Stoltenberg y Orbán para que Hungría pueda no participar en la misión de adiestramiento de militares ucranianos y tampoco aporte fondos al plan de 40.000 millones de euros para suministrar armas a Kiev a largo plazo a cambio de no bloquear estos planes en la cumbre de líderes de Washington en julio, el dirigente neerlandés hace suyo el pacto y confirma por escrito que lo apoyará si finalmente llegar al cargo de secretario general aliado.

Más ambivalencia muestra sobre la controversia generada con el gobierno húngaro en 2021 cuando criticó la normativa que prohibía dar charlas sobre homosexualidad en los colegios y avisó que esto situaba a Hungría fuera de la UE. Aquí se limita a decir que algunas de sus declaraciones «generaron insatisfacción» en Hungría y recalca que su prioridad será preservar la unidad y «tratar a todos los aliados con el mismo nivel de entendimiento y respeto». Estas palabras fueron consideradas entonces por Budapest como un «chantaje político» y eran uno de los argumentos que esgrimían para no dar su respaldo al dirigente neerlandés.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D