Italia bate su récord de muertos por coronavirus: casi 800 en un día

Sociedad

Italia bate su récord de muertos por coronavirus: casi 800 en un día
Foto: Luca Bruno

Italia, el país con más muertes por la pandemia del coronavirus, ha registrado en las últimas 24 horas 793 fallecimientos por covid-19, un nuevo récord, lo que sitúa el balance total en 4.825 muertos, tras un mes de pandemia, según las cifras de Protección Civil. Las autoridades italianas han anunciado 6.557 nuevos casos positivos, otro récord inquietante. La región de Lombardía (en el norte del país), cuyos servicios médicos están desbordados, ha registrado la gran mayoría de fallecimientos (546) y la mitad de los casos nuevos. Según un balance de AFP, la cifra de fallecidos por la pandemia llega ya a los 12.000 muertos en todo el mundo.

Las autoridades de Lombardía han pedido al primer ministro, Giuseppe Conte, que tome «medidas más coercitivas», «nuevas restricciones», más severas que la prohibición de reuniones y las regulaciones de desplazamientos impuestas a los italianos desde el 10 de marzo.

«Ha llegado el momento de detenerse, pero de hacerlo de verdad», han escrito el alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori, y el presidente de la provincia, Gianfranco Gafforelli, en una carta dirigida al primer ministro. «La situación en toda la región de Lombardía toma ahora aires de tragedia y esto es aún más evidente lamentablemente en nuestra provincia de Bérgamo, donde vemos estos días morir a hombres y mujeres (…) sin poder darles un adiós digno», han señalado los funcionarios. «En vistas de las cifras que todos conocen, no es concebible que todavía hoy se deba basarse en el sentido común de los ciudadanos llamados a respetar reglas sujetas a las más diversas interpretaciones. Los movimientos en el territorio son aún demasiado numerosos y muchos constituyen un vector para este virus», han añadido.

El viernes, el vicepresidente de la Cruz Roja china, Sun Shuopeng, quien llegó a Italia a aportar su experiencia en la pandemia, consideró que las medidas tomadas en el país europeo no eran «lo suficientemente restrictivas». «Hay que detener toda la actividad económica. Todos deben quedarse en casa», fustigó.