Japón aprueba una ley para reducir la emisión de microplásticos al mar

Energía y medioambiente

Japón aprueba una ley para reducir la emisión de microplásticos al mar
Foto: | Reuters

El Parlamento de Japón ha aprobado este viernes una nueva ley para limitar la emisión de microplásticos al mar. Estas pequeñas partículas constituyen una gran amenaza para las aves marinas y los peces, lo que además puede poner en riesgo la salud humana. La preocupación en torno a este material reside en que debido a su naturaleza sintética es posible que transporte distintos aditivos químicos y contaminantes que pueden ser absorbidos por el agua del mar, con el consecuente peligro que esto supone para las especies.

La nueva legislación prohibe a los fabricantes de cosméticos y productos de higiene utilizar piezas de plástico de un tamaño inferior a cinco milímetros en sus artículos. Se trata de una revisión de la normativa vigente hasta el momento, que ya promovía la retirada de desechos marinos.

El nivel de polución en los lagos y mares nipones es muy elevado. Cerca del 40% de los peces que se pescan en la isla de Honshu, la principal del archipiélago japonés, contienen microplásticos en su sistema digestivo, según un estudio publicado en 2017 por un equipo de investigadores de la Universidad de Kioto. A nivel mundial, se calcula que actualmente hay 150 millones de toneladas de residuos plásticos en los océanos y, si se mantiene el ritmo actual, en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar, según datos de la ONG Amigos de la Tierra.

Los expertos han advertido en numerosas ocasiones de que la ingesta de alimentos que contengan partículas derivadas de las grandes cantidades de plásticos que contaminan los océanos supone un gran riesgo para la salud humana. En este sentido, los líderes del G7 —Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido— mantuvieron recientemente una cumbre en Canadá en la que algunos de ellos se comprometieron a reducir la cantidad de plástico que llega a los océanos. Sin embargo, Japón y Estados Unidos se negaron a firmar este acuerdo, informa Efe.