La NBA boicotea los 'playoffs' en protesta contra el racismo

Sociedad

La NBA boicotea los 'playoffs' en protesta contra el racismo
Foto: John G. Mabanglo| EFE

La NBA ha aplazado los tres partidos de primera ronda de los playoffs, programados para este miércoles, después de que los Bucks de Milwaukee decidieran no jugar el quinto de su serie ante los Magic de Orlando en protesta por la injusticia racial en Estados Unidos tras el tiroteo policial contra Jacob Blake, un hombre negro, en Kenosha, Wisconsin, el domingo. No obstante, los playoffs de la NBA seguirán su curso. Así lo han decidido los jugadores en la reunión que han mantenido en la mañana de este jueves en Florida. Según ha avanzado la cadena ESPN, los tres partidos previstos para este jueves tampoco se disputarán y lo que ahora se discute es cómo adecuar el calendario y cuándo se reanudará la competición.

En contexto: el boicot de los Bucks llega para pedir «justicia racial» después de que el domingo circulara en las redes sociales el vídeo en el que se ve como un ciudadano, de 29 años, Jacob Blake, recibe siete disparos a corta distancia por parte de un agente de policía frente a sus tres hijos. Un hecho que ha provocado una nueva ola de manifestaciones en ciudades de todo el país. 

El boicot de los Bucks ha afectado también los partidos de los Rockets de Houston ante los Thunder de Oklahoma City y Los Angeles Lakers frente a los Trail Blazers de Portland. De momento no se sabe aún la fecha en la que se jugarán los partidos aplazados.

Los Bucks, el equipo liderado por Giannis Antetokounmpo, ha decidido por unanimidad no presentarse al partido contra los de Florida, y poco después la reacción de solidaridad paralizó la crucial jornada. La programación comenzaba este miércoles, precisamente con el choque entre los de Milwaukee y los de Orlando, cuya serie lidera el equipo de Antetokounmpo por 3-1.

«Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia», ha declarado el escolta de los Bucks, George Hill, al canal de televisión ESPN al explicar la decisión de su equipo.

Los Bucks, que debían jugar este miércoles contra los Magic en el AdventHealth Arena, dentro de la «burbuja» de la NBA en el Walt Disney World Resort, se negaron a salir de su vestuario antes del partido. Pero cuando llegó el momento de que el equipo tomara la palabra alrededor de 15 minutos antes del inicio, como es habitual en un juego de la NBA, solo los jugadores de Orlando, así como los árbitros, lo hicieron.

Por su parte, los Bucks han reivindicado su ausencia asegurando que «es un gran desafío tener una apreciación y un deseo de querer un cambio. Querer algo diferente y mejor en Kenosha, Milwaukee y Wisconsin y luego salir a jugar», han justificado su ausencia.

«Algunas cosas son más importantes que el baloncesto», ha señalado Alex Lasry, senior de los Bucks. «La posición adoptada hoy por los jugadores y (organización) demuestra que estamos hartos. Suficiente es suficiente. Tiene que ocurrir un cambio. Estoy increíblemente orgulloso de nuestros chicos y respaldamos al cien por cien a nuestros jugadores. Listo para ayudar y lograr un cambio real», ha escrito Lasry en su cuenta oficial de Twitter.

El caso se produce en un momento en que aún no habían remitido las protestas por el asesinato de George Floyd a manos de la policía el pasado 25 de mayo.