May defiende un acuerdo de seguridad entre el Reino Unido y la UE tras el Brexit

Política y conflictos

May defiende un acuerdo de seguridad entre el Reino Unido y la UE tras el Brexit
Foto: RALPH ORLOWSKI| Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, ha pedido este sábado un nuevo tratado en materia de seguridad entre la Unión Europe y el Reino Unido para después del Brexit, ya que una ruptura de la actual cooperación tendría, según ha asegurado, «dañinas consecuencias reales».

May ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro sobre política internacional, en donde ha argumentado que un acuerdo en defensa entre la EU y el Reino Unido precisa «voluntad política«, para que «los ciudadanos en toda Europa estén más seguros».

Este acuerdo, ha añadido, debe mantener la actual cooperación en materia de seguridad, preservar las capacidades desarrolladas en los últimos años, pero manteniendo las respectivas soberanías en el ámbito legal. En este sentido, la propuesta del Gobierno británico es que Londres reconocería al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) aunque éste no tendría jurisdicción en el Reino Unido, informa Efe.

Reticencias de la UE

La Unión Europea (UE) ha expresado sus dudas ante la propuesta de la primera ministra británica, Theresa May. El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, que también ha participado en este foro, ha declarado que «no se deben mezclar» las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la UE con conversaciones sobre un posible nuevo tratado bilateral de seguridad.

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha comentado a periodistas españoles que «paradójicamente, el Brexit va a ser bueno para reforzar el elemento de seguridad y defensa en la Unió Europea», porque Londres se había opuesto históricamente a dar ese paso.

En todo caso, Dastis se ha mostrado escéptico ante el grado de implicación que el Reino Unido podrá jugar en la integración en Defensa y Seguridad que está iniciando ahora la UE tras la firma, el pasado año, del acuerdo de Cooperación Permanente Reforzada (PESCO) en este ámbito.