Los sondeos a pie de urna dan empate entre Netanyahu y el centrista Gantz en las elecciones israelíes

Política y conflictos

Los sondeos a pie de urna dan empate entre Netanyahu y el centrista Gantz en las elecciones israelíes
Foto: Ariel Schalit

La coalición centrista Azul y Blanco, de Beni Gantz, empata con el Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu en las elecciones en Israel con 36 escaños cada uno, según las encuestas a pie de urna difundidas por Canal 13 tras el cierre de los colegios electorales. Otros medios apuntan como ganador Gantz en un Parlamento fragmentado por una docena de partidos, ya que ningún sondeo da al líder centrista más de 37 de los 120 escaños que se compone la Cámara.

Tanto Gantz como Netanyahu han reivindicado el triunfo en estas elecciones. «Ganamos. ¡El pueblo de Israel ha hablado! Gracias a miles de activistas y más de un millón de votantes. En estas elecciones hay un claro ganador y un claro perdedor. Bibi prometió 40 asientos y perdió a lo grande», han dicho a través de su cuenta de Twitter Beni Gantz y Yair Lapid, cabezas de lista de Azul y Blanco.

«El bloque de la derecha del Likud ganó una victoria definitiva. Agradezco a los ciudadanos de Israel la confianza. Comenzaré armando un Gobierno correcto con nuestros socios naturales esta noche», ha escrito por su parte Netanyahu.

Todos los sondeos previos indicaban que el resultado será sumamente ajustado y que, tras constituirse el nuevo parlamento, la formación de un nuevo gobierno dará lugar a intensas negociaciones. Según la televisión digital i24, la coalición centrista Azul y Blanco se haría con 33 escaños mientras que el Likud se quedaría en 27, seis asientos de diferencia. Otros medios dan un margen más estrecho a Gantz, de 37 a 33 según el Canal 12, o una pequeña diferencia de tan solo un escaño para la cadena estatal de televisión Kan, que predice 37 y 36 escaños respectivamente.

Kan añade que partidos como Nueva Derecha, del ministro de Educación Naftali Benet, el ultraderechista Zehut y la nueva formación Gesher, no entrarían en la Cámara, al no superar el umbral del 3,25% de los votos.

Las encuestas siguen dando como más probable la formación de un Gobierno de derechas liderada por Netanyahu, con entre 60 y 66 años, frente a un bloque de centro e izquierda entre 56 y 60 escaños. Pero los resultados finales aún no están nada claros y se esperan los primeros boletines oficiales después de la medianoche.

Más de 6,3 millones de electores fueron convocados el martes para elegir los 120 diputados que los representarán en el Knéset. La participación rondaba 42,8% a las 16:00 locales, menos que el 45,4% en 2015.