El sindicato de trabajadoras sexuales pide al Gobierno que "dimita en bloque"

Mundo ethos

El sindicato de trabajadoras sexuales pide al Gobierno que "dimita en bloque"
Foto: Alejandro Garcia

La secretaria general del nuevo sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS), Concha Borrell, ha declarado este viernes que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez debería «dimitir en bloque», dado el rechazo a la creación de esta nueva organización y «por no entender que es un trabajo».

En rueda de prensa, la máxima responsable de OTRAS ha defendido que la actividad que ejercen las trabajadoras y trabajadores sexuales «no es ilegal» y que «bien que se reparten licencias para abrir clubes de alterne», por lo que le parece «increíble» la postura que ha adoptado el Gobierno ante esta cuestión.

Borrell y Sabrina Sánchez, miembro de este nuevo sindicato, han denunciado que para este colectivo «los derechos laborales son una utopía» y han asegurado que «la situación en el país» ha provocado que tomaran medidas legales.

«Nos hemos organizado como mujeres librepensadoras. No somos sujetos pasivos. Somos las mujeres más castigadas socialmente y no podemos tener los mismos derechos que los demás. Las trabajadoras sexuales merecemos todo respeto. Quieren mantenernos al margen de la sociedad», ha declarado Borrell.

La Dirección General del Trabajo aprobó el sindicato OTRAS y publicó su resolución el pasado 4 de agosto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), si bien ayer la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, anunció su intención de anular el sindicato respaldada por el Gobierno.

Por su parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) ha valorado este mismo viernes la creación del sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) y de una sección sindical propia dentro de la Intersindical Alternativa de Catalunya, con los que estas trabajadoras «mejoran sus condiciones de vida».

La organización ha lamentado el debate generado tras la constitución de este sindicato, ya que entienden que se trata de estar a favor «de los derechos de este colectivo o condenarlo al abuso laboral, la exclusión y la clandestinidad», según apuntan en un comunicado.

La Apdha ha criticado la postura contraria de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que «recurre a la falacia que identifica prostitución con explotación y con la trata de personas«, y exige la necesidad de desvincular la prostitución de aspectos delictivos o penales.

La asociación ha reconocido que la creación de este sindicato «es avanzar en una sociedad más igualitaria y respetuosa con los derechos humanos» y ha afirmado que «un gobierno feminista puede y debe dar espacios de participación y representación» a estas mujeres.