Publicidad

Mundo ethos

El nuevo emperador de Japón promete mantenerse en el mismo camino pacifista que su padre

«Juro que tendré en profunda consideración el curso seguido por su majestad el emperador emérito”, ha dicho el nuevo emperador

El nuevo emperador de Japón promete mantenerse en el mismo camino pacifista que su padre

El nuevo emperador de Japón, Naruhito, ha rendido homenaje al legado pacifista y de cercanía al pueblo de su padre, Akihito, que se despidió el martes como emperador de Japón, y ha prometido mantenerse en el mismo camino en su primer discurso pronunciado tras heredar el Trono del Crisantemo.

“Al acceder al trono, juro que tendré en profunda consideración el curso seguido por su majestad el emperador emérito”, ha dicho Naruhito, que se ha comprometido a actuar “de acuerdo con la Constitución” a “tener siempre presente en sus pensamientos al pueblo y a respaldarlo”.

Estas declaraciones han sido pronunciadas en el segundo acto oficial celebrado para marcar la ascensión al trono de Naruhito, en una audiencia celebrada en el Palacio Imperial de Tokio ante 266 invitados, entre los que había representantes políticos e institucionales, así como miembros de la familia imperial.

Más de la mitad de su discurso ha sido dedicado a su predecesor, cuyo mandato será recordado por su firme defensa del pacifismo de Japón tras la II Guerra Mundial, por intentar cerrar las heridas del colonialismo nipón y por sus visitas a las zonas castigadas por desastres naturales.

En el discurso, Naruhito ha estado acompañado de su esposa, la nueva emperatriz Masako, que se ha mostrado sonriente durante todo el acto.

Antes de este acto se ha celebrado una ceremonia de carácter ritual en la que Naruhito ha heredado una réplica de la legendaria espada Kusanagi y otra de una joya de jade, así como los sellos imperiales, todos ellos objetos que simbolizan el poder del emperador.

De esta manera, Naruhito se ha convertido oficialmente en el emperador número 126 de la historia de Japón, tras formalizarse un día antes la abdicación de Akihito, que se despidió de su cargo dando las gracias al pueblo “por aceptarle y apoyarle” en sus funciones.

A sus 59 años, Naruhito se ha convertido en el segundo emperador con mayor edad al alcanzar este puesto, y también en el primero en haber estudiado en el extranjero tras haber cursado una estancia de investigación post-universitaria en Oxford, en Reino Unido, informa Efe.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D