Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix

Cecilia de la Serna

Allá por 1997, Reed Hastings y Marc Randolph crearon un videoclub de servicio a domicilio en Los Gatos (California). Los clientes de este servicio de vídeo online podían solicitar un DVD que les llegaba a la puerta misma de su casa por correo ordinario. Todo esto se gestionaba a través de una página web, lo que ya era una verdadera revolución en la época.

Sin el nacimiento del DVD, de hecho, Netflix nunca habría existido. Sus fundadores estuvieron a punto de abandonar la idea por los problemas logísticos que entrañaba el envío de VHS.

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix 1
Así llegaban los títulos cinematográficos a los hogares de los suscriptores de Netflix. (Foto: Marit & Toomas Hinnosaar)

La clave estaba en el mismo formato, y es que con la desaparición del VHS y la entrada del DVD los problemas logísticos desaparecieron. Esto era Netflix antes de entrar en el mundo del streaming digital allá por 2007. Casi 20 años después del primer envío al domicilio de un cliente, ahora Netflix es un gigante de la ficción gracias a sus producciones propias, que incluso marcan tendencia en la denominada “televisión tradicional”.

La expansión internacional, clave del éxito

El 6 de enero de 2016, el CEO de Netflix, Reed Hastings, anunció que Netflix iba a pasar a estar presente en 130 países nuevos, triplicando la distribución de la compañía. “Hoy estamos presenciando el nacimiento de una nueva cadena de televisión por internet global”, afirmó Hastings. Bajo el hashtag #NetflixEverywhere, la empresa celebró este hito en sus redes sociales. Entraban países con unas audiencias potenciales muy jugosas para la compañía, como Rusia, India o Corea del Sur. Sin embargo, quedaba una espina clavada: China, la excepción notable de este “Netflix en todas partes”. Aparte de la nación más poblada del mundo, quedaban fuera otras zonas sensibles como Crimea, Corea del Norte o Siria, debido a las restricciones hacia las compañías estadounidenses en estos territorios por parte del gobierno norteamericano.

Además de añadir países, se apuntaban más idiomas a los 17 que soportaba su plataforma: árabe, coreano y chino (a pesar de estar China fuera de la lista de naciones conectadas a este servicio de streaming). Básicamente, Netflix se estaba globalizando a niveles insospechados tan sólo cuatro años atrás, cuando daba su primer gran salto a Europa. Y es que es precisamente la expansión internacional, iniciada esencialmente en 2012, la causante de que Netflix haya cuadriplicado sus suscriptores.

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix 2
Netflix está disponible en 190 países.

Pero no es oro todo lo que reluce. En las últimas semanas hemos asistido a un desplome notable en Wall Street de las acciones de Netflix. Esta bajada de las cotizaciones del gigante de Los Gatos es una sorpresa, sobre todo teniendo en cuenta que mejoró su beneficio neto en un 12% en el primer trimestre de 2016, y que obtuvo unos beneficios de 1.957 millones de dólares, que subieron un 24,4%. Entonces, ¿por qué se desploma Netflix en la bolsa? Porque Netflix no funciona tan bien fuera de Estados Unidos. Mientras que el negocio dentro de su país de origen le genera 413 millones de dólares, el mercado internacional le reporta pérdidas de 104 millones. Esto se traduce en una decepción de los inversores, que veían en el #NetflixEverywhere un verdadero filón. No obstante, Netflix no ha cumplido (de momento) con las expectativas de los analistas, que auguraban 3,5 millones de nuevos suscriptores internacionales, cuando realmente han atraído “tan sólo” a 2 millones, aproximadamente. ¿Será la próxima -y pendiente- inclusión de China a su lista de países un alivio en los mercados? Los movimientos que emprenda Netflix en los meses a venir serán mirados con lupa. Pero Netflix no es tan sólo una compañía con balances de números, Netflix es un modo de vida. Una plataforma que ha cambiado los hábitos de consumo de millones de personas.

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix 3
Usuarios de Netflix en los últimos catorce años. (Gráfico: Ana Laya / The Objective)

De la cultura del binge-watching al Netflix and chill

Binge-watching es un término anglosajón para definir un telemaratón en plataformas de televisión digitalNetflix fue pionero en extender esta costumbre ya muy arraigada en los hábitos de los consumidores de entretenimiento online, especialmente entre los más jóvenes: los millenials y la generación Z.

Netflix fue la primera plataforma en lanzar las temporadas de sus series originales completas. Según una encuesta de la compañía en febrero de 2014, el 73% de sus usuarios definen el binge-watching como “ver entre dos y seis episodios de la misma serie de una sola tacada”. Ya en los años 80 existía un fenómeno parecido, el telemaratón de programas de televisión emitidos de continuo durante varias horas por una misma cadena. En los años 90 ya se utilizaba, especialmente en Estados Unidos, el término binge-watch, aunque era residual y se limitaba a los fandoms, o comunidades de fanáticos de una serie de televisión. La práctica era parecida a la que se ha extendido en los últimos años en las plataformas digitales, aunque el formato que se utilizaba era el de packs de DVD que incluían varias temporadas de una misma ficción. No obstante, la popularidad que ha adquirido en los últimos cinco años con la expansión de los servicios -legales o ilegales- de streaming ha colocado al binge-watching en la cultura popular como nunca antes.

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix 4
Netflix puede verse desde cualquier dispositivo que puedas imaginar. (Foto: Netflix)

Al menos el 70% de usuarios de Netflix realiza esta práctica, muchas veces animados por las propias tramas “gancho” de las series. La preocupación por que el que está frente a la pantalla esté viendo demasiadas horas de una misma serie ha hecho que el propio Netflix envíe una notificación que pausa la reproducción y cuyo mensaje es claro: “¿Todavía estás viendo la serie?”. Muchos critican esta medida diciendo que hace sentir vergüenza al usuario que recibe la notificación, y otros la defienden como un elemento crucial para preservar la salud de los espectadores. La aparición de este fenómeno sociológico ha auspiciado todo tipo de teorías y estudios psicológicos en torno a este hábito. Según el Journal of Health Psychologyel binge-watching no tiene nada de malo. Estos “atracones”, según sus investigadores, pueden resultar muy placenteros.

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix

Otras teorías, como la de la Universidad de Texas, contradicen esta hipótesis: la práctica del binge-watching podría tener una relación directa con la depresión. Según Yoon Hi Sung, miembro del grupo de investigadores, “la fatiga física y los problemas como la obesidad son causa de preocupación. Cuando el binge-watching se vuelve desenfrenado, los espectadores pueden comenzar a descuidar su trabajo y sus relaciones con los demás. Aunque la gente sepa que no debe hacerlo, tiene dificultades para resistir el deseo de ver episodios de forma continua”. Estamos, tal vez, ante un nuevo problema de adicción. ¿Debería el binge-watching tratarse como se tratan otras adicciones tecnológicas como la nomofobia?

Otros términos y frases, más que convertirse en fenómenos sociológicos, se han asentado en el vocabulario de los internautasNetflix and chill es un buen ejemplo de ello. El primer uso de esta frase en Twitter está registrado en 2009:

Las redes sociales han sido clave para popularizar el servicio de Netflix, tanto que han acuñado un término que directamente funciona como sinónimo de “tener sexo”. En un primer momento, “Netflix y relájate” no significaba más que eso: pasar un rato distendido con una serie o película. Con el tiempo fue adquiriendo la connotación erótica que ahora se ha extendido por medio planeta. Tal ha sido la explosión del Netflix and chill que hasta se ha creado una canción sobre ello.

Este término, que tiene su propio recorrido vital, demuestra cómo gracias al poder de las redes sociales, de publicaciones con un target definido como BuzzFeed, y del imaginario colectivo, una compañía puede convertirse en una forma de hacer las cosas. En una forma de ironizar sobre la vida. En un modo directo de comunicación. Netflix no sólo cambia los hábitos de consumo, sino que crea unos nuevos, y genera toda una cultura popular en torno a su propia identidad.

Las cifras estratosféricas de usuarios de Netflix en todo el mundo no pueden tenerse en cuenta sin otro dato fundamental para entender el fenómeno: la cantidad de horas que pasa la gente en la plataforma. La posibilidad de ver lo que quierascuando quierascomo quieras y desde la pantalla que prefieras ha marcado la diferencia. En 2015, los usuarios vieron 42.500 millones de horas de series y películas. Ahora Netflix contempla la posibilidad de visualizar contenido online, lo cual multiplicaría seguro las horas de visionado. Otras plataformas ya ofrecen esta posibilidad, como YouTube o Amazon Video.

La influencia social de esta y otras plataformas está contrastada. Su continuidad se sustenta sobre un modelo de negocio que evita la publicidad, y sobre una nueva forma de contar historias.

La tarifa de suscripción, modelo de negocio

Ya por 1999, los de Los Gatos lanzaron una tarifa de suscripción con acceso ilimitado al alquiler de DVD. Comenzaba así una andadura que marcaría el camino del modelo de negocio de los servicios de streaming en internet. Netflix apuesta desde entonces, y todavía ahora, por el pago directo de los clientes a través de diversas tarifas mensuales, frente al modelo publicitario. De hecho, según un estudio reciente, Netflix ahorra de media a sus usuarios unos seis días de publicidad al año.

Los servicios en streaming, ya sean de películas y series como Netflix, o de música como Spotify, han propiciado el boom del ‘todo incluido’. Los modos de suscripción de Netflix varían según la calidad en que queramos ver los contenidos y el número de dispositivos que pueden hacer uso de una cuenta de forma simultánea. Actualmente, en España hay tres modalidades: 7,99 euros/mes (un solo dispositivo, SD), 9,99 euros/mes (dos dispositivos, HD), y 11,99 euros/mes (cuatro dispositivos, 4K). Una de las ventajas de Netflix es el gran abanico de dispositivos disponibles(móviles, tabletas, consolas, Apple TV, Smart TV, y -cómo no- el propio ordenador). Esto hace que muchos opten por una de las dos tarifas más altas.

Una nueva forma de contar historias

El gran paso que dio Netflix vino de la mano de la producción audiovisual. Más allá de ser ‘solamente’ una plataforma de streaming digital, se lanzó a producir títulos propios. Algunos de estos son su bandera, un orgullo que llevan por festivales y ceremonias de premiosHouse of Cards y Orange is the new black lanzaron al estrellato a Netflix, siendo una causa directa de su expansión internacional.

A estos títulos siguieron otros como Narcos o las colaboraciones con Marvel en Daredevil y Jessica Jones. Además, produce documentales y apoya el cine independiente. Netflix tiene previsto invertir más de 1.000 millones de dólares en series propias -algunas de ellas realizadas en diferentes países y con un target local- y ha comprado películas en el festival de Sundance. En la pasada edición de los Premios Oscar, Netflix entró por la puerta grande con dos nominaciones a Mejor Película Documental porWhat Happened, Miss Simone? Winter On Fire: Ukraine’s Fight For Freedom.

La Sociedad de la Información en tiempos de Netflix 5
Solo o en familia, Netflix siempre te salva un buen plan. (Foto: Netflix)

Estos servicios de streaming han creado una nueva forma de contar historias. El binge-watching ha brindado la posibilidad de rodar episodios pilotos más arriesgados, así como la despreocupación por los datos de audiencia. Los guionistas y creadores de las series nativas para plataformas como Netflix tienen una mayor libertad creativa y narrativa, moldeando los argumentos para ser consumidos de una sola tacada. Pero la estrategia de Netflix aún está en el aire: ¿Quiere ser la televisión del futuro o una sala de cine indie? Sea como sea, sus títulos, argumentos y personajes se están convirtiendo en los iconos de una generación de espectadores exigentes.

Otros servicios

En Estados Unidos, la competencia que le ha salido a Netflix es feroz:Hulu,Amazon y el servicio de streaming de HBO apuestan fuerte por sus propios contenidos. En España ya había servicios similares antes de que Netflix aterrizara en octubre de 2015. Yomvi, de Movistar Plus, y las plataformas de televisión a la carta de los principales grupos de comunicación (MiTeleAtresplayer y RTVE a la carta).

Por lo tanto, se avecina un futuro combatido, donde los que más y mejor ofrezcan a cambio de menos tendrán las de ganar. 2016 iba a ser el año de Netflix con la expansión casi total de su servicio en el mundo. No obstante, ya hemos podido observar que las expectativas no se han cumplido, por lo que no está todo escrito en este modelo de negocio que ha cambiado nuestros hábitos, nuestro vocabulario y que ha complicado -todavía más- lo que llamamos ‘Sociedad de la Información’.

Continúa leyendo: EEUU consigue corregir una enfermedad hereditaria en embriones humanos por primera vez

EEUU consigue corregir una enfermedad hereditaria en embriones humanos por primera vez

Bea Guillén Torres

Este miércoles se han hecho públicos los detalles del hito científico del año. Un equipo internacional de científicos ha conseguido por primera vez, con éxito, corregir una enfermedad hereditaria en embriones humanos. El grupo ha utilizado una nueva técnica de edición genética, llamada CRISPR, para modificar una mutación en un gen que causa miocardiopatía hipertrófica, una dolencia del corazón que provoca la muerte súbita en deportistas y personas jóvenes. Los científicos han encontrado la forma de evitar que esta mutación pase a las siguientes generaciones.

Ha sido la primera vez que se consigue corregir una enfermedad hereditaria en un número elevado de embriones humanos sin introducir errores adicionales en su genoma. Este hallazgo, publicado en la prestigiosa revista científica Nature, supone un avance importantísimo hacia nuevos tratamientos para los tipos de cáncer con origen genético y para las 10.000 enfermedades raras que surgen por un error genético. Pero también, y de forma mucho más polémica, abre la puerta a la creación genética de humanos a la carta.

EEUU consigue corregir una enfermedad hereditaria en embriones humanos por primera vez
Embriones humanos a los que se les aplicó la edición genética con CRISPR. | Foto: OHSU

El estudio aporta la primera prueba de cómo esta técnica podría aplicarse para eliminar enfermedades genéticas hereditarias de millones de personas en todo el mundo. “Todas las generaciones siguientes incluirán esta reparación, porque hemos eliminado la variante del gen que causaba la enfermedad de todo el linaje familiar”, ha explicado Shoukhrat Mitalipov, director del Centro de Terapia Celular y Genética Embrionaria de la Universidad de Ciencia y Salud de Oregón (EEUU). “Usando esta técnica, es posible reducir la carga de la enfermedad genética en la familia y, con el tiempo, en toda la población humana”.

Se ha abierto la posibilidad de eliminar determinadas enfermedades genéticas para siempre creando solo embriones humanos sanos. El futuro de la genética vuelve a empezar aquí.

¿Qué es CRISPR?

La revolucionaria técnica con la que se ha logrado este éxito es conocida como el cortapega genético. Esta tecnología es equiparable a un editor de textos que se aplica sobre el genoma y permite cortar y pegar varios genes a la vez. Por ejemplo, en genes que predisponen a sufrir algunas enfermedades.

El procedimiento es sencillo: el CRISPR usa una proteína (la nucleasa), para cortar el fragmento de ADN que se ha elegido. Posteriormente las células ponen en marcha su proceso de reparación natural y vuelven a pegar los dos extremos de la secuencia genética. En todas las ocasiones anteriores que se había intentado utilizar esta técnica se comprobó que este proceso de cortado y pegado daba lugar a un fenómeno conocido como mosaicismo. Esto implicaba que en los embriones se creaba un mosaico: algunas células estaban reparadas de la mutación, pero otras no lo estaban. Esta mezcla de células podía crear variaciones genéticas no deseadas en el genoma que podrían resultar peligrosas.

EEUU modifica por primera vez embriones humanos para corregir una enfermedad hereditaria
La doble hélice de ADN (morado y azul) está formada por el ADN del padre y de la madre. Se localiza la mutación que causa la enfermedad (rojo) y se corta con la enzima de CRISPR (verde). Después ambas partes volverán a unirse, ya sin la secuencia que causa la enfermedad. Ilustración: KC Roeyer/Janelia Research Campus

En el caso publicado en Nature, una de las dos copias del gen MYBPC3 era errónea. Es decir, o la copia del padre o la de la madre tenía la mutación que provocaba que la persona sufriera la enfermedad. Una vez localizada la mutación, se dirigían a ella con CRISPR para repararla. Y aquí llega la revolución: en esta ocasión todas las células de casi todos los embriones incluían el gen reparado. De los 58 embriones resultantes, 42 se desarrollaron sin la mutación que causa la enfermedad, una tasa de éxito del 72%. No había mosaicismo, no había miedo de incluir variaciones genéticas peligrosas.

¿Cómo se ha conseguido eliminar el mosaicismo? Inyectando en el óvulo sano, juntos los espermatozoides y la secuencia CRISPR con la versión correcta del gen. Hasta el momento, todos los intentos realizados por China habían incluido CRISPR en el embrión ya formado.

EEUU consigue corregir una enfermedad hereditaria en embriones humanos por primera vez 2
En la parte superior, los intentos realizados hasta ahora de edición genética con CRISPR en embriones humanos. En la inferior, la investigación publicada en Nature. | Gráfico: Nature.

El equipo creó los embriones in vitro con los que probar esta técnica. Como no estaban destinados a implantarse, todos fueron destruidos unos días después de la investigación. Por esa razón, esta investigación no habría sido posible en España. La ley prohíbe expresamente crear embriones para investigación. Solo se pueden usar aquellos que sean descartados en las clínicas de reproducción asistida.

Pese al futuro que abre por delante, la técnica aún no está lista para usarse en personas. El próximo paso será mejorar su eficiencia.

En febrero de este año, un panel internacional de expertos reunido por la Academia Nacional de Ciencias de EEUU concluyó que el uso de CRISPR en embriones humanos es aceptable, pero no sin antes realizar mucha más investigación previa sobre los riesgos que pueda entrañar. La edición del genoma debería aplicarse exclusivamente en casos en los que sea el último recurso, añadían los responsables del informe.

Continúa leyendo: La fertilidad masculina en cuenta regresiva

La fertilidad masculina en cuenta regresiva

Tal Levy

Foto: MIKE SEGAR
Reuters

“—¿Tú por qué crees que ya no podemos tener más bebés?
—Qué más da. En 50 años todo habrá acabado. ¡Ya es demasiado tarde!”.

¿La realidad se encamina peligrosamente hacia distopías como la de la infertilidad global esbozada en este diálogo de la película Hijos de los hombres, de Alfonso Cuarón? Sería el peor de los futuros: la humanidad al borde de la extinción.

Más allá de esa visión apocalíptica sobre lo que nos depararía un no muy lejano 2027, en nuestro presente se comienzan a dar claras señales de alarma.
En las últimas cuatro décadas se ha registrado un pronunciado y continuado descenso en la concentración espermática y en el recuento total de espermatozoides en los hombres de países occidentales, parámetros estos que permiten determinar la calidad del semen y que afectan no sólo la fertilidad masculina y por tanto la reproducción humana, sino que también tendrían implicaciones en la salud pública.

El declive es descrito en la reveladora investigación publicada en la revista Human Reproduction Update, de la Universidad de Oxford, como un canario en la mina de carbón, un llamamiento de alerta.

Tendencias temporales en el conteo de esperma: una revisión sistemática y un análisis de meta-regresión es, sin duda, un estudio de estudios, nunca mejor dicho, pues después de identificar 7.518 investigaciones previas relacionadas y someterlas a una rigurosa criba, se centró en el meta-análisis de 185.

La fertilidad masculina en cuenta regresiva 1
Gráfico via Human Reproduction Update.

Tras analizar los resultados de las muestras de semen de 42.935 individuos de 6 continentes y 50 naciones obtenidas entre 1973 y 2011, se halló una disminución de 52,4% en la concentración de esperma y de 59,3% en el conteo total de espermatozoides en los hombres de Norteamérica, Europa, Australia y Nueva Zelanda.

El estilo de vida occidental podría estar jugándonos una mala pasada hasta llegar a incidir sobre uno de los dones más preciados y que garantiza la supervivencia: la capacidad de fecundar.

¿No es paradójico que este descenso se haya detectado en los países occidentales desarrollados, donde hay un nivel de vida más alto, y no en África, Asia o América Latina?

Consultado por The Objective, el epidemiólogo Hagai Levine, quien lideró el equipo investigador, reconoce que debido a que no se han realizado suficientes estudios en las naciones no occidentales, hay poca información para adelantar conclusiones más allá de poder indicar que no se ha observado una fuerte caída allí. “Si más datos no arrojan diferencia, habría que mirar hacia factores del ‘estilo de vida moderno’, incluidos los químicos ambientales, el estrés, el hacinamiento y la obesidad, como posibles elementos explicativos y no el ‘estándar de vida”.

El investigador principal y jefe del Área de Salud Ambiental de la Escuela de Salud Pública Hadassah Braun de la Universidad Hebrea de Jerusalén señala, además, que en el mundo occidental los problemas de fertilidad masculina afectan también a la población pudiente, a los ricos.

La fertilidad masculina en cuenta regresiva 2
Ciertos ftalatos se usan para el fortalecimiento del papel plástico para envolver, jabón, productos cosméticos y envases de alimentos procesados. | Imagen via http://braindrain.dk

“Sospechamos que la exposición a los productos químicos artificiales, como los ftalatos, en el período prenatal, durante el desarrollo del sistema reproductivo masculino, puede ser una de las causas. Esta exposición comenzó en las naciones occidentales décadas antes que en las no occidentales”, agrega Levine.

El año pasado, la Comisión Europea identificó, a partir de evidencias claras de alteración en el sistema hormonal, 66 sustancias químicas dañinas para la salud, entre las cuales se hallan varios ftalatos como el Dietilexiloftalato (DEHP), el Butilbenziftalato (BBP), el Dibutilftalato (DBP) y el Diunddecilftalato (DUP).

Estos compuestos químicos que incrementan la flexibilidad de los plásticos pueden encontrarse en esmaltes de uñas, envases de comida, perfumes, detergentes, lacas para el cabello, materiales de construcción e incluso hospitalarios, aunque cada día se usan menos debido al marco de regulaciones que va en aumento, como cuando en 2005 el Parlamento Europeo dio un paso adelante al prohibir le presencia de estos componentes nocivos en los juguetes que se venden en la Unión Europea.
“Debemos monitorizar lo que está sucediendo ahora en los países no occidentales y estudiar las causas de la disminución en los occidentales”, asegura Levine.

El futuro en las manos

Factores ambientales y relativos al estilo de vida pudieran estar asociados al peligroso declive, el cual no ha mostrado evidencia alguna de estabilización en los últimos años, por cuanto la pendiente observada es bastante inclinada.

“En particular, las alteraciones endocrinas producto de la exposición a químicos o el tabaquismo materno durante momentos clave del desarrollo reproductivo masculino pueden tener un impacto en la vida prenatal, mientras que los cambios en el estilo de vida y la exposición a pesticidas pueden jugar un papel en la vida adulta”, se apunta en el estudio que fue encabezado por la Escuela de Salud Pública y Medicina Comunitaria Hadassah Braun de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, y en el que también colaboraron equipos como el de Salud Pública y Epidemiología de la Universidad de Murcia.

La fertilidad masculina en cuenta regresiva 3
Las alteraciones endocrinas durante momentos clave del desarrollo reproductivo masculino pueden tener un impacto en la vida prenatal | Foto: Bobby Yip / Reuters.

En el suplemento de actualidad de esta casa de estudios española, el profesor Jaime Mendiola, del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, quien participó en el proyecto, explica que pese a que ya desde 1992 era conocido el descenso en la concentración espermática, el tema generaba controversia debido a las limitaciones de las investigaciones anteriores. “Este nuevo estudio tiene un alcance más amplio y utiliza rigurosos métodos de meta-regresión, lo cual permite abordar adecuadamente la fiabilidad de las estimaciones de los estudios, pudiendo además tener en cuenta otros factores que podrían explicar dicha disminución”, afirma.

Los hallazgos son preocupantes debido a que una concentración espermática por debajo de 40 millones/ml, como la encontrada en un alto porcentaje de hombres de los países occidentales, se vincula a una reducción de la probabilidad mensual de concebir; más aún, porque la proporción de individuos con recuentos de espermatozoides por debajo del umbral dado para subfertilidad o infertilidad va en aumento, de acuerdo con el estudio.

Pero ¿cuál sería el plazo para revertir esta tendencia de modo de evitar sus peores consecuencias y cuáles serían estas?

“Nuestras acciones determinarán el futuro”, asegura Levine a The Objective. “Debemos centrarnos en el peligro presente, que es claro e inmediato, y afrontar el problema ahora. La señal actual no sólo advierte que si seguimos viviendo de la misma manera podemos amenazar la fertilidad, sino que también es un signo de que hay algo que va mal con respecto a la salud en gran proporción de la población masculina en los países occidentales, por cuanto el bajo conteo de espermatozoides está asociado con una mayor morbilidad y mortalidad”.

Por tanto, no habría que esperar a que el canario deje de cantar, sino atender a su clara señal de alerta investigando con carácter de urgencia las causas y las consecuencias del descenso, como se indica en las conclusiones de la investigación.

Y no es que pudieran acabar relegados al pasado titulares como aquellos cuando el legendario Charles Chaplin tuvo un hijo a los 73 años, el laureado actor Anthony Quinn a los 81 años o hasta el premio Nobel de Literatura, Saul Bellow, a los 84 años; el futuro mismo de la humanidad estaría en riesgo.

Save

Continúa leyendo: Estos personajes pueden morir esta temporada en Juego de Tronos ¿o no? (I)

Estos personajes pueden morir esta temporada en Juego de Tronos ¿o no? (I)

Nerea Dolara

Foto: HBO
HBO

Estamos en la recta final por lo que las posibilidades de muerte, en la tierra con la tasa de mortalidad más alta de lo fantástico, aumentan. Pero en Westeros hay muchos habitantes (aunque ya muchos hayan sido asesinados), por lo que iremos por partes. Aquí los primeros.

Tras el primer episodio de la séptima temporada de Juego de tronos, muchos se preguntaron ¿quién nos queda por ver? Esa revisión de estatus -en una serie tan expansiva- que permite predecir a quiénes verán en el siguiente episodio o preguntarse por el destino de quiénes aún no aparecen, no ofreció los resultados de temporadas pasadas. Es decir, en un primer episodio casi todos los personajes habían aparecido. ¿La razón? Es simple: Juego de tronos es una de las series con mayor tasa de mortalidad de la televisión. Ya no quedan tantos personajes vivos… pero eso no salva a nadie (no del todo cierto, hay personajes que podría predecirse con bastante seguridad que no morirán, no por lo menos hasta la última temporada) de sucumbir ante la inseguridad real de vivir en Westeros con batallas varias en el horizonte, planes de venganza, dragones y la amenaza de una horda de zombies dispuestos a asesinar todo ser vivo.

¿Pero a quién le tocará? Esa es la pregunta que flota en la cabeza del espectador en cada episodio y aquí haremos una lista en que revisamos las probabilidades y razones por las que los personajes pueden sufrir un terrible destino o tal vez no. ¿Científica? No. ¿Entretenida? Eso esperamos.

Estos personajes que pueden morir esta temporada de Juego de Tronos ¿o no? (I)
Littlefinger | Imagen vía IMDB

Piotr Baelish a.k.a Littlefinger

Es difícil decir si esta predicción proviene del deseo de muchos de ver morir a este ser rastrero, que ya en la primera temporada traicionó a Ned Stark y colaboró con su muerte. Littlefinger es un conspirador nato y la fuente de mucho del desagrado en cada escena en que está (y la serie ha tenido Ramsays y Geoffreys, por ejemplo), eso, en el universo de la serie garantizaría su supervivencia por algún tiempo (los despreciables tienden a vivir más), pero esta es la penúltima temporada y su ejército ya está en manos de los Stark. Puede que antes de desaparecer Sansa tome alguna decisión estratégica, pero Littlefinger no tiene mucha oportunidad… por otro lado, no subestimemos lo que la serie disfruta salvar a sabandijas con poder de estrategia.

Estos personajes que pueden morir esta temporada de Juego de Tronos ¿o no? (I) 1 Sansa Stark | Imagen vía IMDB.

Sansa Stark

La hermana mayor de los Stark ha sufrido un calvario horrible en manos de los peores personajes de Juego de Tronos (y no estamos contando a Littlefinger y sus desagradables miradas lascivas). Sería injusto que, una vez que se ha convertido en una buena líder -tal vez necesitada de un poco más de experiencia- y ha sobrevivido con gracia y temple a su desdicha, la serie se deshiciera de ella. Pero su apellido es Stark y eso en Westeros es casi sinónimo de muerte. Recuerden que al principio eran ocho, contando a Jon Snow. Ahora sólo son cuatro. Lo cierto es que Sansa se merece vivir, pero en este mundo el merecerlo no garantiza nada.

¿Qué personajes pueden morir en esta temporada de Juego de Tronos? ¿o no? (I)
Ser Jorah Mormont | Imagen via HBO.

Ser Jorah

Una vez que Sam cogió las pinzas las probabilidades de la muerte de Jorah se redujeron drásticamente. Es probable que se cure y se convierta en el compañero de viaje de Sam (Juego de tronos adora los pares dispares) y que tenga un rol que jugar en las próximas batallas. Su muerte, muy probablemente, se de defendiendo a su amada Daenerys. De todas formas no hay que subestimar lo que esta serie adora un giro, por lo que tal vez su cura no sea más que una distracción antes de su muerte.

¿Qué personajes pueden morir en esta temporada de Juego de Tronos? ¿o no? (I) 1

Jamie Lannister

Ya ha habido más de un chiste sobre la muerte de Jamie a manos de su hermana, cada vez más desquiciada. Y Jamie no está del todo a favor de la cruzada asesina de Cersei o de la persona sanguinaria en que se ha convertido. No sería extraño que muriera gracias a ella, cerrando el círculo de la transformación de la hermana Lannister en un monstruo.

Estos personajes que pueden morir esta temporada de Juego de Tronos ¿o no? (I) 3
Cersei Lannister, Imagenes de la última temporada de Juego de Tronos | Imagen vía IMDB

Cersei Lannister

Hay otra lectura posible. Jamie, viendo la locura de su hermana y amante, hace lo mismo que hizo años atrás y asesina no al rey loco, pero sí a la reina loca. Sería un toque poético y sombrío, una muestra de su compromiso con algo más que su apellido y su amor por alguien que ya no existe realmente. Y sería también una manera de eliminar el mayor obstáculo que tienen quienes terminarán peleando contra los caminantes blancos: la única persona incapaz de ceder y aliarse ante la gran batalla, Cersei.

¿Qué personajes pueden morir en esta temporada de Juego de Tronos? ¿o no? (I) 2
Ser Davos Seaworth. Ahora al servicio de Jon Snow | Imagen vía HBO.

Ser Davos

Ya fue mano derecha de Stannis Baratheon, un hombre de honor pero manipulable (y demasiado dispuesto a quemar gente… incluida su hija, por el consejo de otros… ya llegaremos a ti Melissandre), y ahora franquea a Jon Snow, el tipo que es tan honorable e ingenuo que ya fue asesinado una vez. Ser Davos puede tener historia como contrabandista y puede ser inteligente, pero su predilección por hombres con principios no plantea un buen final, no en este mundo.

¿Qué personajes pueden morir en esta temporada de Juego de Tronos? ¿o no? (I) 3

Brienne de Tarth

Si Sansa no muere será porque Brienne caiga delante de ella… lo que parece probable. Estos no son buenos tiempos para ser enemigo de Cersei, y Sansa lo es. Puede que sea más prudente y piense estratégicamente, pero la reina loca tiene maldad para regalar. Y Brienne cumpliría su promesa de proteger a las Stark hasta con su vida.

¿Qué personajes pueden morir en esta temporada de Juego de Tronos? ¿O no? (I) 5
Bran Stark, un personaje que milagrosamente ha llegado hasta la temporada 7. | Imagen vía HBO.

Bran Stark

Otro Stark que puede desaparecer, en este caso hasta es más probable. Bran tendrá visiones importantes, tal vez sea el responsable de que el Muro pierda su poder contra los caminantes blancos (una teoría común en Internet que se basa en que el Rey de la Noche le tocó el brazo y eso produjo la debacle en el árbol del cuervo de tres ojos) y poco más puede hacer… eso sin contar que Bran es algo así como el personaje con menos carisma de toda la serie. Pero sigue siendo el único capaz de ver el futuro, así que es posible que de momento no muera.

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: Apple revela por error detalles del nuevo iPhone

Apple revela por error detalles del nuevo iPhone

Redacción TO

Foto: Nadine Shaabana
Unsplash

La expectación sobre el nuevo iPhone crece tanto como los rumores sobre sus posibles detalles. Este año se cumplen 10 años desde que Steve Jobs presentara el primer iPhone y se espera que Apple presente en homenaje su teléfono más innovador y disruptivo, según el lenguaje del sector. A varios meses del lanzamiento, un nuevo informe ha revelado, supuestamente por error de la compañía, dos detalles del nuevo iPhone: reconocimiento biométrico facial y una pantalla sin marcos ni botón inicial. Ambas características habían sido comentadas como probables por la prensa especializada.

El nuevo iPhone utilizará un sistema de reconocimiento facial que permitirá identificar al usuario desde varios ángulos, incluso a oscuras gracias al uso de luz infrarroja. Esta identificación biométrica permitirá desbloquear el terminal, por lo que, aparentemente, no hará falta el actual botón de inicio.

Apple no es la primera empresa en utilizar este tipo de tecnología de reconocimiento. Microsoft, por ejemplo, ya utiliza la identificación facial para su tableta Surface, así como otros fabricantes para los ordenadores con Windows 10. Asimismo, el fallido Galaxy Note 7 de Samsung también incluía en el escaneo del iris en 2016. Fue la primera incursión de esta tecnología en el gran mercado de masas.

También se ha revelado un nuevo diseño sin marcos que será similar a la pantalla infinita que presentó en abril Samsung con el nuevo Galaxy S8. Así, toda la parte frontal del nuevo iPhone será pantalla, con excepción de una pequeña zona superior donde se colocará la cámara frontal, altavoz y varios sensores.

Así sería la silueta del nuevo teléfono, según ha compartido en Twitter el desarrollador del sistema operativo iOS Guilherme Rambo. Este diseño confirma algunas de las filtraciones que habían salido desde la cadena de montaje.

Rambo ha encontrado este icono analizando el código del sistema operativo del futuro HomePod, el altavoz inteligente similar a Amazon Echo y Google Home que Apple lanzará a finales de año. ¿Cómo pueden haberse hecho públicas de ahí las características del nuevo iPhone?

Fallo interno de la compañía

Se debe a dos casualidades. El código del nuevo altavoz de Apple ha sido publicado de forma inesperada dentro del portal para desarrolladores de Apple. No se conoce el porqué todavía, pero todo apunta a un fallo interno de la compañía.

En ese código desvelado por error había, para quien sepa encontrarlas, referencias al nuevo iPhone, denominado con el nombre en clave D22. Por lo que todavía no se conoce cómo será llamado el teléfono: iPhone 8, iPhone X o iPhone 10 son algunos de los nombres que se barajan.

El análisis minucioso lo ha compartido en Twitter Steve Troughton-Smith, un conocido desarrollador que en años anteriores ya ha desvelado secretos de futuros iPhones hurgando en el código de las diferentes versiones de iOS.

Así, el análisis del sistema operativo del nuevo altavoz ha revelado referencias a BiometricKit, el conjunto de herramientas que los desarrolladores podrán utilizar como parte de la seguridad en los nuevos dispositivos. En ellas aparecen detalladas nuevas funciones PearlID, el nombre que se le ha dado presuntamente al sistema de detección facial.

Todas las últimas versiones del iPhone, desde la entrada del modelo S, mantienen una estética muy parecida y no incluyen grandes modificaciones entre uno y otro modelo. Todas las esperanzas están puestas en este teléfono homenaje.

TOP