Alerta alimentaria en Europa por millones de huevos contaminados con pesticida

Mundo ethos

Alerta alimentaria en Europa por millones de huevos contaminados con pesticida
Foto: DADO RUVIC| Reuters

Millones de huevos están siendo requisados de tiendas y almacenes en Países Bajos, Alemania y Bélgica, después de que se encontrara que contenían altos niveles de un pesticida tóxico, el fipronil. Este componente es común en los productos veterinarios para deshacerse de pulgas, piojos y garrapatas, pero está prohibido utilizarlo para tratar animales destinados al consumo humano. Porque puede puede dañar el hígado, los riñones y la glándula del tiroides si se ingiere en grandes cantidades, según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Los huevos afectados son los blancos con la etiqueta X-NL-40155XX. El Gobierno de Países Bajos ha recomendado «no comer» este producto porque su «alto contenido en fipronil constituye una grave amenaza para la salud pública«, dijo el miércoles el organismo holandés responsable de la seguridad alimentaria, la NVWA, en un comunicado.

«Se aconseja a los consumidores tirar estos huevos», precisó este organismo, que indicó que «el alto contenido en fipronil encontrado es superior a la cantidad diaria permitida para el consumo en niños».

Desde el miércoles, 180 granjas de aves de corral han sido cerradas en Países Bajos, recoge The Guardian. Este mismo periódico informa de que alrededor de un millón de estos huevos destinados a Alemania fueron requisados en la frontera con Países Bajos esta semana. Este jueves, se ha hecho público que las partidas de estos huevos fueron exportadas a Alemania y que se ha iniciado una investigación, según ha confirmado la NVWA a Efe.

El asunto también ha tocado a Bélgica, donde la Agencia Federal de Seguridad Alimentaria (Afsca) fue informada en junio de unas partidas contaminadas por fipronil. La Afsca y la justicia belga han comenzado una investigación, aunque, por el momento, los primeros análisis publicados revelan que los niveles del pesticida utilizados en esas partidas de huevos «no representan un riesgo para el consumidor«, informó la agencia Belga.

Para conocer si han llegado a otros países, los Gobiernos deben consultar el sistema de alerta alimentaria rápida de la Unión Europea (RASFF).