Cita en La Moncloa: Sánchez y Aragonès se verán este mes de junio para retomar el diálogo

Política y conflictos

Cita en La Moncloa: Sánchez y Aragonès se verán este mes de junio para retomar el diálogo
Foto: Francisco Seco| Reuters

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente catalán, Pere Aragonès, han conversado este viernes telefónicamente y se han citado a una reunión este mes de junio en La Moncloa para retomar el diálogo, tras ocho meses de interinidad en Cataluña desde la inhabilitación de Quim Torra.

Los detalles: la conversación, que tenían pendiente mantener desde que el nuevo Govern tomó posesión la semana pasada, ha sido «fluida y productiva» y se ha prolongado por espacio de 40 minutos, según han explicado en un comunicado conjunto. Ambos han coincidido en la necesidad de «ganar definitivamente la batalla al coronavirus y conseguir la reconstrucción económica» y han hecho «especial referencia» a los fondos Next Generation.

También han abordado «distintos aspectos de la situación política actual» y han compartido el «objetivo de avanzar hacia la superación de los retos comunes mediante el diálogo», una referencia a la mesa de diálogo sobre Cataluña, que prevén reactivar próximamente. Pedro Sánchez viajará a Barcelona el próximo lunes para asistir al acto de condecoración al editor Javier Godó por parte de la patronal Foment del Treball, pero no será en esta visita cuando se reúna con Aragonès.

La cita presencial entre ambos tendrá lugar a lo largo de este junio en Madrid, en el Palacio de la Moncloa, donde Sánchez recibió a Torra en su primer encuentro, el 9 de julio de 2018. Su encuentro servirá para poner las bases para reanudar los trabajos de la mesa de diálogo, fruto del acuerdo de investidura de Sánchez, entre ERC y el PSOE, y que solo llegó a reunirse una vez, en febrero de 2020, ya que quedó aparcada tras el estallido de la pandemia de coronavirus.

En su reunión con Sánchez, Aragonès tiene intención de poner sobre la mesa no solo la reivindicación de «amnistía y autodeterminación» para resolver el «conflicto político entre Cataluña y el Estado», sino también la gestión de los fondos europeos y la propuesta de ampliación del aeropuerto barcelonés de El Prat.

Antes de conversar por teléfono con el presidente del Gobierno, Aragonès ha intervenido este viernes por la mañana en la asamblea general de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), en Tarragona. Aragonès ha pedido «valentía política» al Estado para que permita «resolver el conflicto político» con un referéndum en Cataluña como el que el gobierno británico avaló en Escocia en 2014.

«Queremos hacer como Escocia, trabajaremos para que el Estado español haga como el Reino Unido en 2014, que se atreva a ganar en las urnas», ha planteado Aragonès, que quiere «abrir una etapa en la que el conflicto se aleje de los tribunales y de la represión y se resuelva en las urnas».

También se ha referido al hecho de que la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) haya aprobado un proyecto de resolución en el que insta a España a «considerar el indulto o la excarcelación» de los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo. Aragonès ha pedido a las instituciones españolas que «lean con mucha atención» este documento, porque «la represión no encuentra apoyos fuera del Estado español».

A la mesa de diálogo entre gobiernos se ha referido, en La 1, el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, que considera que se puede hablar de todo, pero «la única regla es no romper el marco de convivencia». «Un referéndum para votar un acuerdo, sí, pero para votar una ruptura, no», ha dicho Illa, que ha pedido no generar «frustración» en la sociedad catalana con horizontes fuera del marco legal. Por su parte, el líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha pedido por carta a Sánchez que no se reúna con Aragonès si el president no se compromete a cumplir la ley.