The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Fracasa el segundo intento de investidura de Pedro Sánchez

Redacción TO
Última actualización: 25 Jul 2019, 3:54 pm CET
Foto: Ballesteros | EFE

El presidente el Gobierno en funciones y candidato socialista a revalidar el cargo, Pedro Sánchez, ha fracasado en su segundo y último intento de ser investido al obtener más votos en contra que a favor. La votación se ha saldado con 155 noes, 124 síes y 67 abstenciones. Los votos emitidos han sido 346. Los otros cuatro diputados son los representantes catalanes actualmente en prisión.

A la una y media de la tarde comenzaba en el Congreso de los Diputados el segundo pleno de investidura de Pedro Sánchez, en el que el propio presidente en funciones y candidato del PSOE a revalidar el cargo ha comenzado su intervención en el hemiciclo constatando que “persiste el bloqueo” para nombrarlo presidente. Después de haber anunciado su abstención, Podemos ha lanzado una propuesta de última hora. “Renunciamos al Ministerio de Trabajo si usted es nos ceden las competencias para dirigir las políticas activas de empleo de este país”. Lo ha dicho el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Durante el primer discurso en el pleno, Sánchez ha dirigido sus mayores dardos precisamente a Pablo Iglesias y Unidas Podemos. Al líder de UP le ha reprochado que considerara humillantes sus propuestas para alcanzar un acuerdo. “Existen grandes coincidencias para el acuerdo con Unidas Podemos”, ha dicho Sánchez en referencia al pacto finalmente no alcanzado entre ambas fuerzas. “Nuestras propuestas para defender a los jóvenes en el acceso a la vivienda, para proteger las pensiones, para liderar la revolución tecnológica… nunca fueron el problema. El problema nunca fue el programa. ¿Cuál fue el problema? Lo dijo el señor Iglesias: los ministerios“. Ha reprochado también ha Iglesias que quisiera “entrar en el Gobierno para controlarlo”.

Iglesias ofrece a Sánchez su apoyo a cambio de competencias en

Pablo Iglesias ha sorprendido con una oferta de última hora para salvar la investidura de Sánchez. | Foto: Ballesteros | Efe

Sánchez ha lamentado la “histórica” oportunidad de que entrara en el Gobierno una fuerza política a la izquierda del PSOE. “Aspiro a ser presidente, pero no a cualquier precio”, ha dicho Sánchez, que ha recordado que “los resultados del 28 de abril y del 26 de mayo dejaban clara la voluntad del pueblo español de que el Gobierno estuviera encabezado por el Partido Socialista”.

En el primer pleno de investidura, el martes, Pedro Sánchez no logró ser investido al no haber alcanzado la mayoría absoluta necesaria, fijada en 176 votos. La votación se saldó con 124 votos a favor, 170 en contra y 52 abstenciones. En este segundo intento, el presidente en funciones necesita más síes que noes.

Tras la intervención de Sánchez, el líder del PP, Pablo Casado ha acusado a Sánchez de haber “sometido a España a un zoco en vez de negociar civilizadamente”. Ha reprochado también al PSOE y Unidas Podemos que “han demostrado que son incapaces de pactar para construir”, y que “solo se alían para destruir, como en la moción de censura” contra el expresidente Mariano Rajoy. “Nosotros seguiremos defendiendo un proyecto que facilite la convivencia”, ha dicho Casado. “Su candidatura no merece nuestro apoyo“, ha zanjado el líder del PP. “Nosotros nos debemos a España”.

Iglesias ofrece a Sánchez su apoyo a cambio de competencias en

Pablo Casado, durante el pleno. | Foto: Ballesteros | Efe

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha comenzado su discurso, tras el de Casado, con reproches a Sánchez. “Menudo espectáculo haciéndole perder el tiempo a los españoles. La que nos ha liao usted y su banda”, ha dicho. “Les importan un bledo las políticas: solo les importan los sillones”, ha insistido. “Usted tenía un mandato del rey para formar Gobierno y ha fracasado. Ha fracasado por su incapacidad para ponerse de acuerdo”, ha dicho, para a continuación poner como ejemplo la investidura del presidente de Andalucía, Juanma Moreno, momento en el que Casado ha sido abucheado por el hemiciclo. “España no se merece un presidente como usted“, ha concluido Rivera.

A la intervención de Rivera ha seguido la de Iglesias, con su nueva propuesta para intentar salvar la investidura. Tras él ha sido el turno del presidente de Vox, Santiago Abascal, quien ha reiterado que “de ninguna manera” su partido va a apoyar su investidura. “No apoyaremos nunca un Gobierno abiertamente deseado por el independentismo y por el terrorismo”, ha dicho Abascal sin decir a quién hace referencia.

Tras el líder de Ciudadanos, ha intervenido el portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián. “¿Cuánto tiempo, cuántos meses, cuántos años, toda la izquierda, tenga la bandera que tenga en su logo, nos vamos a arrepentir de lo de hoy?”, ha preguntado Rufián, en referencia al posible fracaso de la investidura. Ha reprochado también a Sánchez el “error” del “veto” a Pablo Iglesias. Rufián ha calificado de “generosidad” su abstención en el debate.

El portavoz del Partido Nacionalista Vasco, Aitor Esteban, ha dicho estar “decepcionado”, pero ha admitido que “las cosas no se han hecho como se tenían que hacer”. Ha hecho también referencia a la propuesta in extremis de Pablo Iglesias. “Ahora saca usted una propuesta. me parece que no era el momento, pero bienvenida sea“.

Ha cerrado el pleno la portavoz del Partido Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, quien ha comenzado diciendo que “hoy no es un buen día para los que se consideran progresistas”. Y se ha dirigido directamente a Pablo Iglesias: “No vamos a aceptar chantajes ni imposiciones”. Y ha hecho referencia directa a su propuesta de último minuto: “Quiere usted las políticas activas de empleo cuando las políticas activas de empleo están transferidas a las comunidades. Usted quiere conducir un coche sin saber dónde está el volante. Ese es el problema”. También le ha reprochado que sea la segunda vez que Iglesias impida que España tenga un Gobierno de izquierda.

Al haber fracasado el segundo intento de investidura, el rey, Felipe VI, tendrá que proponer un nuevo candidato, cuya investidura sería llevada al Congreso en septiembre. Si transcurridos dos meses desde la primera votación de investidura, ningún candidato hubiera obtenido el respaldo de la Cámara, el Parlamento quedaría automáticamente disuelto y se convocarían nuevas elecciones que se deben celebrar 47 días después, en este caso el 10 de noviembre.