El expresidente brasileño Lula Da Silva, condenado a 9 años y medio de prisión

Mundo ethos

El expresidente brasileño Lula Da Silva, condenado a 9 años y medio de prisión
Foto: Eraldo Peres

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ha sido condenado este miércoles a nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, justo cuando había regresado de tapado a la carrera electoral.

La sentencia ha sido dictada por el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones sobre la trama de corrupción destapada en el seno de Petrobras, la petrolera estatal. Se trata de la primera condena que recibe el exmandatario, quien aún responde en otras cinco causas penales abiertas por la Justicia, la mayoría de ellas relacionados con este mismo caso.

En la sentencia de este miércoles, Lula estaba acusado por la Fiscalía de haber recibido en sobornos hasta 3,7 millones de reales, cerca de un millón de euros, por mediar entre la constructora OAS y Petrobras, lo cuál se habría materializado en una casa de tres plantas en Guarujá, a las afueras de São Paulo, y en el pago del almacenamiento de todos los regalos que habría recibido durante su gestión, que se prolongó de 2003 a 2010.

El expresidente brasileño Lula Da Silva, condenado a 9 años y medio de prisión 1

Lula da Silva, junto a Dilma Rousseff. | Foto: Ueslei Marcelino/Reuters

El inmueble aparece en los registros como propiedad de la constructora OAS, una de las implicadas en el escándalo de Petrobras, pero según la acusación el verdadero dueño sería Lula, quien lo habría recibido en concepto de soborno, es decir, a cambio de «favores».

Por otra parte, el bufete de abogados que defiende a Lula anuncia a la agencia AFP que la condena será apelada ante los tribunales brasileños y ante las Naciones Unidas: «Estamos apelando y probaremos su inocencia en todas las cortes imparciales, incluyendo la ONU».

A pesar de la condena, el exmandatario aún puede aspirar a ser candidato para las elecciones generales de 2018, lo cual solo sería impedido si la sentencia fuera ratificada en segunda instancia. Lula aparece actualmente como el líder más valorado en las encuestas y aunque aún no ha lo ha hecho oficial, ha manifestado en repetidas ocasiones su deseo de volver a competir en unos comicios.