The Objective
Publicidad
Cultura

Salman Rushdie ya no necesita el respirador y puede hablar

Su agente ha confirmado a varios medios que el escritor ha podido hablar, pero no ha dado más detalles

Salman Rushdie ya no necesita el respirador y puede hablar

Salman Rushdie. | Ralph Orlowski (Reuters)

El escritor Salman Rushdie, que fue apuñalado el viernes durante un acto en Nueva York, ha podido hablar tras serle retirado el respirador al que estaba conectado tras el ataque, según ha confirmado su agente, Andrew Wylie, a varios medios locales. 

También ha compartido la noticia el presidente del Instituto Chautauqua, donde fue atacado el escritor. «¡Salman Rushdie sin ventilador y hablando! Continuamos con las oraciones de parte de todos los miembros del Instituto Chautauqua», ha escrito Michael Hill, presidente de dicha institución en su cuenta de Twitter.

Horas antes, el acusado del crimen, Hadi Matar, se ha declarado inocente de los cargos de intento de asesinato y de agresión, según informa Europa Press. 

Por su parte, los fiscales consideran que el ataque, en el que el escritor recibió una decena de puñaladas en el cuello y el abdomen, fue premeditado. El sospechoso, de 24 años, comparecerá de nuevo el 19 de agosto tras declararse no culpable, según informa AFP.

Rushdie ha vivido acosado por una sentencia de muerte desde 1989 cuando el entonces líder espiritual de Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, dictó un decreto religioso (fetua) que ordenaba a los musulmanes matarlo tras la publicación del libro Los versos satánicos, al que consideró blasfemo.

El ataque ha sido ampliamente condenado tanto en Estados Unidos como internacionalmente, pero desde Irán son bastantes los que apoyan este ataque contra Rushdie. El sábado, el principal diario ultraconservador de Irán, Kayhan, felicitó al atacante: «Felicitaciones a este hombre valiente y consciente del deber que atacó al apóstata y depravado Salman Rushdie en Nueva York», dice el periódico, cuyo jefe es designado por el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei. «Besemos las manos del que desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo», agrega el artículo. 

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D