The Objective
Publicidad
Economía

ING crea empleo en pleno ajuste masivo de la banca: elevará su plantilla un 22% en dos años

Aumentará en cerca de 300 personas su volumen de trabajadores, con la incorporación de profesionales dedicados a la tecnología y el análisis de datos

ING crea empleo en pleno ajuste masivo de la banca: elevará su plantilla un 22% en dos años

Una sucursal de ING en España|Europa Press

ING se está convirtiendo en un rara avis del sector financiero español. En plenos despidos masivos del sector, el grupo holandés está aumentando su plantilla en España. En dos años, la intención del banco es aumentar en torno a un 22% su plantilla en dos años, con el objetivo de seguir creciendo su base de clientes y de negocio.

La entidad naranja incrementó el año pasado el volumen de trabajadores en 152 personas y, según indican fuentes internas de ING a THE OBJECTIVE, en los próximos meses el propósito es sumar al menos otro centenar. La mayor parte de los profesionales contratados están vinculados al mundo de la tecnología y del análisis de datos, de acuerdo con las mismas fuentes.

En la actualidad, la plantilla de ING está compuesta por 1.380 trabajadores a tiempo completo, por lo que una vez se ejecuten las nuevas incorporaciones alcanzará los 1.500. Hay que tener en cuenta que en el año de la covid (2020) el banco mantuvo estable su personal, con un pequeño descenso de cinco empleados.

ING, a diferencia de los bancos tradicionales, puede permitirse llevar a cabo un crecimiento de su fuerza laboral ya que no dispone de una extensa red de sucursales. Tiene a día de hoy 29 oficinas repartidas por todo el territorio nacional que, a juicio de sus directivos, es más que suficiente para atender a los clientes.

Un modelo diferente

El modelo del banco de origen holandés siempre ha estado enfocado en la banca a distancia, pero para los próximos ejercicios espera dar otro impulso a su transformación digital a través de nuevas funcionalidades e innovaciones. La entidad alcanzó 550 millones de interacciones en 2021 con su banca remota, un 23% más que hace un año. De ellas el 29% fueron personalizadas.

En cuanto a las ventas, ING experimentó un alza del 24% en la comercialización de productos por la vía digital, de las que el 60% se realizaron a través del canal móvil. El objetivo del banco es que estas se dupliquen hasta 2025, para lo cual necesita reforzar sus capacidades tecnológicas y el talento en la plantilla.

Más de 19.000 despidos en la banca

El conjunto del sector, en estos dos años en los que ING ampliará sustancialmente sus trabajadores, despedirá a más de 19.000 empleados fruto de los ERE pactados con los sindicatos en los últimos meses con el fin de adaptarse a esta era digital y reducir costes operativos. Incluso, entidades extranjeras reducirán su estructura, como Deutsche Bank.

Santander, Caixabank, BBVA, Sabadell, Ibercaja, Unicaja, Kutxabank y Abanca han llevado a cabo o están en pleno proceso para ajustar sus gastos, con la salida masiva de personal y el cierre de más de 4.000 oficinas. Una disminución que estará abierta hasta finales de 2022, cuando se completen las bajas y las jubilaciones anticipadas.

De entre los principales bancos, solo Bankinter y Cajamar están manteniendo intacto el volumen de sus recursos humanos desde que estalló la pandemia. Si bien algunos grupos, como el Santander, están amortiguando el descenso de plantilla con un incremento de sus agentes financieros (colaboradores externos). El fin de esta medida paliativa es mantener su presencia en el mundo rural, principalmente, que está siendo castigado con el abandono de las entidades.

ING desde que llegó a España a finales de la década de los 90 no ha parado de crecer. En 2021 incrementó su base de clientes en casi 300.000. Una tendencia que contrasta con los descensos experimentados por algunos de las grandes entidades. El Santander se dejó en el camino unos 400.000, mientras que Caixabank, 300.000 tras la fusión con Bankia.

Cambio de estrategia

El grupo naranja, debido a la presión de los tipos de interés en negativo, modificó radicalmente su estrategia de no aplicar comisiones a los usuarios a principios del ejercicio pasado. A partir de abril comenzó a repercutir el pago de 10 euros al mes a aquellos usuarios que tuvieran en su cuenta más de 30.000 euros y no estuvieran vinculados a través de la domiciliación de la nómina.

Esta decisión fue un paso más en su política para mejorar sus ingresos y, por tanto, su rentabilidad. En los ejercicios anteriores había venido reduciendo los intereses de su cuenta corriente, un producto que fue central en su desembarco en España por las elevadas tasas que abonaba.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D