The Objective
Publicidad
Economía

El Ibex evita la foto con Pedro Sánchez por segunda vez en una semana

El lunes pasado los grandes empresarios abandonaron al presidente de Gobierno en la presentación de su plan económico contra la guerra

El Ibex evita la foto con Pedro Sánchez por segunda vez en una semana

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la inauguración de la segunda edición del foro económico español ‘Wake Up, Spain!. | Alberto Ortega (EUROPA PRESS)

Las grandes empresas españolas nuevamente han evitado hacerse una foto con Pedro Sánchez. Han esquivado un nuevo acto público en el que estaban llamados a ser protagonistas, pero en el que han preferido no aparecer dando públicamente su apoyo al presidente de Gobierno. Una situación similar a la ocurrida la semana pasada cuando Moncloa intentó sin éxito tener una gran representación del Ibex 35 en la presentación de su plan de choque contra la guerra en Ucrania.

En esta oportunidad Sánchez inauguró este lunes el foro económico Wake Up!, Spain donde adelantó la puesta en marcha de un nuevo Perte -de microchips- con 11.000 millones de dinero público. Durante 40 minutos el presidente de Gobierno hizo guiños al mundo empresarial, a su apuesta por la economía y a los puntos más relevantes de su plan contra la crisis. Ante un auditorio en el que no asistieron los directivos de las grandes empresas.

Lo sorprendente es que en este foro participarán todos los CEO y presidentes del Ibex. Sin ir más lejos, esta misma jornada intervendrán Carlos Torres, presidente del BBVA, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, José Bogas, CEO de Endesa, Francisco Reynés, presidente de Naturgy y Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Sindicatos y CEOE

Ninguno de ellos estuvo en el discurso de Sánchez, que solo fue arropado por los organizadores y por representantes sindicales, Unai Sordo de CCOO y Pepe Álvarez de UGT y por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. Una convocatoria importante, pero sin la gran empresa por segunda vez en una semana. Otro duro varapalo para Moncloa que, según ha informado este diario, ha perdido la confianza de los grandes directivos del Ibex.

Desde la irrupción de la pandemia, los principales ejecutivos del selectivo español cerraron filas con el Gobierno de Pedro Sánchez conscientes de la situación de emergencia que vivía el país y de la necesidad de sumar fuerzas para encauzar la recuperación. Más que por convicciones ideológicas y pese a que Sánchez muchas veces impulsó leyes contrarias a la gran empresa, se le apoyó para sacar adelante la crisis. 

Sin embargo, las últimas decisiones del Gobierno, el retraso en el reparto de los fondos europeos, su mala gestión en la crisis de la energía y de la inflación y los bandazos de la presentación de su plan económico contra la guerra han terminado de romper el idilio que duró más de dos años. No es que los grandes empresarios ya no confíen en Pedro Sánchez, pero consideran que tener una oposición fuerte podrá repercutir en medidas económicas más centradas con una recuperación sólida en un contexto de crisis mundial.

Presentación del plan de choque

En esta línea, el plantón de la gran empresa de la semana pasada-buscado por los propios líderes del Ibex 35, según pudo saber este medio– fue un aviso para el Gobierno y un mensaje indicando que, si no hay gestos hacia el tejido productivo, el presidente tendrá que desarrollar su plan económico sin el apoyo incondicional que tuvo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia dado a conocer hace casi dos años y con una nutrida representación de todos los CEO y presidentes del selectivo español.

En el encuentro del lunes pasado solo acudieron José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica, Florentino Pérez, presidente de ACS y José Bogas, consejero delegado de Endesa. Una convocatoria dirigida al mundo empresarial y que solo se pudo completar con la asistencia de los primeros espadas de las empresas públicas: Antonio Llardén (Enagás), Maurici Lucena (Aena), José Manuel Serrano (Correos), Beatriz Corredor (Red Eléctrica) y Pedro Saura (Paradores).

Una situación que contrasta con los acercamientos del mundo empresarial al nuevo líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Este diario también contó este fin de semana que las grandes empresas del Ibex 35 han acelerado los contactos en los últimos días para dar la bienvenida al nuevo presidente del Partido Popular (PP). Según ha confirmado THE OBJECTIVE, la idea de los representantes de las principales compañías es poder llamarle en los próximos días para presentarle sus respetos y también cerrar encuentros formales y presenciales a la mayor brevedad posible. 

Reuniones con Feijóo

El objetivo de los empresarios es mantener reuniones privadas -y sin publicidad- antes del verano para transmitir al nuevo presidente del PP la necesidad de que haga una oposición responsable, que apueste por los pactos de Estado y que defienda la estabilidad económica ante las arremetidas del sector populista del Gobierno representado por Unidas Podemos

En el Ibex 35 existe la convicción de que Feijóo puede ser una alternativa real al Gobierno de Pedro Sánchez y por ello se han interesado en conocer el proyecto del nuevo presidente, en especial sus objetivos en el plano económico y empresarial. La gran empresa no suele significarse con ningún partido político, pero consideran que esta vez -y a diferencia de Pablo Casado- existen motivos para pensar en una alternancia en La Moncloa, por lo que consideran importante establecer contactos con el nuevo equipo del PP.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D