The Objective
Publicidad
Economía

Actualización de Metamask: ¿El fin de la privacidad?

ConsenSys, empresa propietaria de la billetera descentralizada, ha publicado una nueva política donde revela que recopilará las direcciones IP de los usuarios

Actualización de Metamask: ¿El fin de la privacidad?

Logo de Metamask.

ConsenSys ha informado que ha llevado a cabo una actualización que permitirá recopilar datos adicionales de aquellos que utilizan su popular herramienta Infura. Esta es la aplicación que por defecto conecta la billetera Metamask con la red Ethereum, y que con ello proporciona la base para que muchos usuarios accedan al entorno descentralizado y de Web3. Cabe destacar que Metamask es la billetera descentralizada más popular, y cuenta con al menos 30 millones de usuarios activos que utilizan la herramienta como llave para conectarse al entorno criptográfico. Por ello, la noticia ha sido recibida como un jarro de agua fría ya que se entiende que atenta contra la naturaleza descentralizada de la blockchain y el uso de las criptomonedas.

Según las actualizaciones de la política de privacidad de ConsenSys, cuando se usa Infura como proveedor predeterminado de Llamada de Procedimiento Remoto en Metamask, lo que se conoce por sus siglas en inglés como RPC, esta recopilará la dirección IP y la dirección de billetera Ethereum cada vez que se realice una transacción. Es decir, a partir de ahora, se vinculará un dato on-chain, como es la billetera de un usuario, con una información ajena a la blockchain, como es la dirección con la que se conecta.

La regulación y el entorno centralizado

ConsenSys detalló que esta información es requerida como parte de un paquete de medidas buscando el cumplimiento regulatorio en cuanto a sistemas contra el lavado de dinero (AML) y los requisitos de identificación de su cliente (KYC). Sucesos como la reciente caída del exchange de FTX han supuesto el argumento perfecto para presionar y acelerar la regulación sobre el conjunto del mercado criptográfico. Cabe destacar que en el entorno descentralizado todavía no hay un marco regulatorio claro, pero sí lo hay en cuanto a los proveedores de servicios centralizados.

Por ejemplo, en España, los proveedores de servicios de criptomonedas deben obtener una licencia del Banco de España para poder operar, y ello incluye una serie de medidas tanto para la operativa de las empresas como en cuanto a identificación de clientes y transacciones se refiere. En cualquier caso, este es tan solo un aperitivo de la regulación europea MiCA, cuya primera versión saldrá en 2024, y precisamente fijará una regulación para la prestación de servicios por parte de empresas centralizadas. Para ver un marco regulatorio que de forma expresa se dirija a entornos descentralizados, como billeteras tipo Metamask, activos como los NFTs o entornos espacios como el metaverso, habrá que esperar al menos hasta 2026.

¿Hay solución para mantener la privacidad?

Infura es el sistema que por defecto utiliza Metamask para conectarse a la red de Ethereum, es el RPC predeterminado, pero no es el único. Puede seguir utilizándose Matamask mediante RPC alternativos como Alchemy, QuickNode, Moralis o Tatum, y desde las webs de los proyectos se detalla cómo realizar el ajuste para seguir utilizando la billetera Metamask, sin recurrir a Infura. Cabe destacar que estas herramientas también tienen sus propias políticas de recopilación de datos, y que podrían estar sujetas a cambios en el futuro y asemejar sus políticas de privacidad a la postura adoptada por ConsenSys.

Otra de las medidas, y cada vez más popular por los beneficios que ofrece más allá del propio entorno cripto, es el uso de una VPN. Las VPN son un tipo de programa informático que cifra la conexión a Internet, lo que ayuda a mantener los datos privados y seguros al ocultar la dirección IP del usuario. De este modo, la VPN agrega otra capa de seguridad contra ataques maliciosos como virus, malware o phishing, a la par que refuerza la privacidad en la operativa de cualquier proceso que se haga conectado a la red, incluido el entorno cripto.

Una última medida para mantener la privacidad es recurrir a otras billeteras, como es el caso de TrustWallet, que ofrece un servicio similar al de Metamask y permite custodiar activos criptográficos de distintas blockchains. De forma complementaria, pueden utilizarse otras billeteras calientes, o lo que es lo mismo, siempre conectadas a internet, como Exodus.

ConsenSys no es el único que recopila datos 

Además de ConsenSys, en los últimos meses más proyectos están adoptando la decisión de aumentar la cantidad de datos recopilados de su base de usuarios. El exchange descentralizado Uniswap recientemente comenzó a registrar algunos datos, como el tipo de dispositivo o el navegador de los usuarios. Apuntaron que esta recopilación de datos no incluía otras formas de información personal, como el nombre o apellido del usuario, la dirección completa, la fecha de nacimiento, la dirección de correo electrónico o la dirección IP, y que de hecho el objetivo era mejorar la experiencia del usuario. Sea como sea, es otra pieza del ecosistema criptográfico -en este caso, en su vertiente descentralizada- que comienza a registrar datos de los usuarios más allá de los meramente necesarios para operar en la blockchain.

La respuesta de ConsenSys

A raíz del revuelo generado por la actualización de la política de privacidad, la compañía ha lanzado un comunicado donde indican que «las actualizaciones de la política no dan como resultado una recopilación de datos o un procesamiento de datos más intrusivos, y no se realizaron en respuesta a ningún cambio regulatorio o consulta». La privacidad es un aspecto muy relevante para los usuarios, por lo que también han indicado que están «buscando soluciones técnicas para minimizar esta exposición, incluidas las técnicas de anonimización», ya que su «compromiso con la privacidad del usuario y la protección de los datos de usuario limitados que recibimos»

Las criptomonedas y las finanzas descentralizadas nacieron como un sistema alternativo para crear, transferir y guardar información de forma distribuida y participativa, buscando preservar la privacidad de los usuarios. A medida que el ecosistema avanza, este se enfrenta con el entorno tradicional, centralizado y regulado, llevando a la definición de unas nuevas reglas de juego. Sea cual sea la forma final que adopte todo ello, el proceso es sin duda es uno de los fenómenos más interesantes que están ocurriendo desde un punto de vista económico, financiero, tecnológico y legislativo.  

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D