The Objective
Publicidad
Economía

La UE lanzará una superconsulta 'verde' para reformar el mercado eléctrico antes de junio

Bruselas invitará a participar a todos los ciudadanos y empresas de los países miembros. Se publicará «en breve» en el portal de transparencia de la Comisión

La UE lanzará una superconsulta ‘verde’ para reformar el mercado eléctrico antes de junio

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. | Europa Press

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha sacudido el pilar macroeconómico más importante del sistema eléctrico de la Unión Europea. La reforma del mercado energético ha pasado de ser una proclama de unos pocos países periféricos a una demanda vital para la Comisión Europea. Así, según ha podido saber THE OBJECTIVE a través de un alto cargo de la Comisión Europea, «estamos trabajando de forma acelerada para lanzar en breve una consulta pública que ayude al diseño del nuevo mercado eléctrico y donde es muy importante integrar a las renovables. Podrán participar todos los ciudadanos y empresas».

La misma fuente afirma: «Si todo va bien, se pondrá en marcha la propuesta de reforma del mercado eléctrico para el primer o segundo trimestre del año 2023«. Para acceder a la consulta pública, el interesado tendrá que acudir al portal de transparencia de la Comisión Europea y clicar en el apartado ‘mejor regulación’.

El gran quebradero de cabeza de los países miembros estos últimos meses ha sido el precio del gas. El hidrocarburo, por cómo está diseñado el mercado eléctrico europeo, es quien fija el precio del mercado. Un escenario que ha disparado los precios de la electricidad ya que la mayoría de los países de Europa occidental y oriental dependen del suministro ruso.

Esta situación que siguen sufriendo los ciudadanos y las empresas europeas en su factura de luz hoy se ha aminorado de forma notable solo en dos países: España y Portugal. Debido a su limitada interconexión con el resto del sistema energético europeo, ambos territorios, a través del conocido como mecanismo ibérico, han instalado un tope al precio del gas. Una anomalía que se ha compensado a las energéticas con un leve cargo en el recibo del consumidor eléctrico. Desde entonces, han sido varios los países que han reclamado imitar la excepción ibérica en el resto del continente.

En el seno de la UE se debate sobre cómo llevar a cabo la reforma estructural del mercado eléctrico. Algunos países, como España, fomentan la extensión del tope al gas. Pero esta medida es rechazada por otros países, más frugales como Alemania, ante el temor de que la universalización del mecanismo entre todos los países miembros repercuta en la vieja ley de la oferta y la demanda y se dispare la escasez del hidrocarburo. Sin embargo, la mayoría coincide en que las renovables son el único antídoto para disminuir el precio. Por esta razón, Bruselas estudia la nueva reforma con mimo y atendiendo a las energías limpias como vehículo clave para dicha transformación.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea, consciente de que la transición energética no puede olvidar al gas, que sigue siendo un hidrocarburo clave en la generación de electricidad, prepara una plataforma de energía que sirva como coordinación para la compra conjunta de gas de todos los países. «Hay territorios que aunque tienen muy poca demanda de gas necesitan importar gases alternativos al ruso. Hacerlo de forma individual es mucho más difícil porque su peso de compra es inferior en el mercado que si lo hacen todos los estados juntos», apunta un experto. Fuentes de la Comisión Europea afirman que «probablemente» el próximo 13 de diciembre, que será cuando tenga lugar el consejo extraordinario de Energía, se apruebe.

Otra de las preocupaciones de Bruselas tiene que ver con la congestión de las redes. Al final, todo el gas que está viniendo al continente llega principalmente a través de las zonas periféricas (España, Italia o Francia). Una situación que genera preocupación. Por ello, ahora Europa centra sus miras en planificar las redes.

Los planes de recuperación tras la guerra

Ayer, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconocía durante un acto que la guerra «trastoca» cualquier plan. No obstante, Sánchez quiso ver el lado positivo. «Este escenario hace que nuestros planes sean más urgentes e imprescindibles que nunca. Estamos en el buen camino. Tenemos que poner mayor determinación», apuntó.

En Europa elogian el papel de España: «Ha puesto muchas medidas sobre la mesa para conectar energías renovables, digitalizar las redes y la eficiencia energética en los edificios». Pero advierten: «Es una oportunidad que no se puede perder. España va a recibir más de 69.000 millones de euros a fondo perdido». «Además, ahora se pueden repensar mejor los planes -y diversificarse- tras la situación de Rusia», sentencian.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D