El CNI admite que contactó con el imán de Ripoll, cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils

Energía y medioambiente

El CNI admite que contactó con el imán de Ripoll, cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils
Foto: Santi Palacios

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha admitido que en 2014  contactó con el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, el cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils que murió en la explosión de Alcanar y que era el líder de la célula yihadista que cometió los ataques. El contacto se produjo cuando Es Satty cumplía una condena en la prisión de Castellón por tráfico de drogas, según han confirmado a Europa Press fuentes de los servicios de inteligencia.

Según informa este viernes  el diario El País, los servicios secretos españoles no aclaran desde cuándo y hasta cuándo colaboró Es Satty con ellos y si recibió algún tipo de compensación por dar información. No obstante, fuentes del CNI han aclarado que los contactos establecidos con el terrorista “entran dentro de los protocolos habituales del organismo”y que en ningún caso fue un confidente, informan varios medios.

El imán de Ripoll, que murió a consecuencia de la explosión del chalé de Alcanar, está considerado la persona que aleccionó a los jóvenes que formaron la célula terrorista que cometió los atentados de Barcelona y Cambrils.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu investiga a todos las personas que estuvieron relacionadas con los atentados, por lo que previsiblemente en esa causa se podrá determinar si Es Satty fue o no confidente del CNI.

El expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, no ha tardado en pronunciarse al respecto y ha asegurado que «cabe destacar que hoy ha salido a la luz esta información que confirma nuestras sospechas. Es un hecho tan extremadamente grave, que en España seguro que no comporta ninguna dimisión, ni querella ni prisión».