El coronavirus hunde las bolsas y agudiza el miedo a una gran recesión

Economía y capital

El coronavirus hunde las bolsas y agudiza el miedo a una gran recesión
Foto: Bernat Armangue

El Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, se ha desplomado hoy un 14,06%. Se trata del mayor descenso de la historia de este índice, a pesar de las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE) para hacer frente al impacto económico derivado de la expansión del coronavirus. El selectivo ha cerrado en 6.390,9 puntos, el nivel más bajo desde 2012, y acumula un descenso del 23,7% en lo que va de semana, que podría convertirse también en la peor de su historia.

El parqué español no es el único que ha sufrido un batacazo histórico este jueves por culpa del covid-19. También París ha vivido la peor sesión de su historia, con una caída del 12,28%. El índice CAC 40 parisino ha perdido 565 puntos y ha terminado en 4.044,26 puntos. A modo de comparación, había perdido un 7,3% al cierre el día de los ataques del 11 de septiembre de 2001, y un 7,7% el 10 de octubre de 2008, en medio de la crisis financiera. Pero la más castigada es Italia. La bolsa de Milán se ha hundido también a niveles históricos con una caída del 16,92%.

No han convencido a los mercados las medidas del BCE anunciadas por Christine Lagarde. El Banco Central Europeo ha anunciado este jueves que comprará 120.000 millones de euros de deuda pública y privada suplementaria este año y que mantendrá sin cambios sus tasas de interés para paliar el impacto negativo en la economía de la pandemia, pero estas medidas no han calmado el miedo de los mercados.

En América, el coronavirus también ha provocado caídas históricas, las transacciones se suspendieron en la bolsa de Nueva York poco después de la caída del 7% del índice S&P 500 en la apertura. Este mecanismo se activa automáticamente durante 15 minutos para detener la sangría; el lunes ya había ocurrido lo mismo. Por su parte, la bolsa de Sao Paulo suspendió en la mañana de este jueves por segunda vez sus operaciones al registrar perdidas superiores a 15%. Buenos Aires perdía 9,52% al inicio de operaciones.