España acogerá a 15 de los 58 inmigrantes del 'Aquarius'

Sociedad

España acogerá a 15 de los 58 inmigrantes del 'Aquarius'
Foto: Guglielmo Mangiapane| Reuters

España acogerá a 15 de los 58 inmigrantes que se encuentran a bordo del barco de rescate Aquarius, que previsiblemente atracará en Malta, según han confirmado fuentes de La Moncloa citadas por Efe. Las fuentes han señalado que el acogimiento de estos migrantes se produce «en el marco del mecanismo solidario que viene defendiendo España en Europa» desde que el PSOE está al frente del Gobierno.

Además de España, también Portugal, Alemania y Francia acogerán al resto de las personas que están en el Aquarius, después de que fueran socorridas hace unos días, por las ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, responsables del barco. El Ejecutivo del socialista luso António Costa ha indicado en un comunicado que recibirá a 10 de los 58 inmigrantes «por razones humanitarias y frente a la situación de emergencia en que se encuentran estas personas» y ha reiterado su deseo de alcanzar una «solución europea integrada, estable y permanente» en cuestiones migratorias.

Por su parte, el Gobierno de Malta ha asegurado que permitirá desembarcar a los 58 inmigrantes que se encuentran en la embarcación a condición de que sean «inmediatamente» distribuidos entre otros cuatro Estados miembros de la Unión Europea. «Las 58 personas a bordo del Aquarius serán desembarcadas en una localización maltesa en aguas internacionales: las personas desembarcarán en Malta y todas ellas abandonarán el país para ser inmediatamente redistribuidas en otros cuatro Estados miembros de la Unión Europea», han afirmado las autoridades maltesas en un comunicado oficial.

SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras habían pedido el lunes a las autoridades francesas que, de forma excepcional y por razones humanitarias, permitieran que esa embarcación atracara en Marsella, pero el Ejecutivo galo lo ha denegado. La embarcación socorrió el pasado 20 de septiembre a 11 inmigrantes en el mar y tres días después rescató a otras 47 personas. El ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, advirtió en los últimos días de que el Aquarius no iba a atracar en Italia y que denunciará a los barcos que socorren a inmigrantes en el Mediterráneo porque en su opinión «favorecen» a la inmigración ilegal y potencian la labor de los traficantes de personas. Salvini ya negó en junio la autorización al barco Aquarius y finalmente tuvo que atracar en Valencia con unos 630 inmigrantes a bordo.