The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Los Comunes lanzan un ultimátum a ERC para que no les ningunee en los Presupuestos catalanes

Los Comunes lanzan un ultimátum a ERC para que no les ningunee en los Presupuestos catalanes

La federación catalana de Podemos, Catalunya En Comú, no logra avanzar en su estrategia de partido «puente» entre ERC y el PSC para repetir en Cataluña los equilibrios en el Congreso. En pleno inicio de las negociaciones para los Presupuestos catalanes, la formación morada no ha recibido ninguna llamada de Pere Aragonès y su equipo para que se sumen en la elaboración de las cuentas. Pese a que el presidente de la Generalitat abogó al inicio de la legislatura por un «frente amplio» de partidos independentistas y soberanistas, que incluyera también a los Comuns, los dos partidos que conforman el Govern, ERC y Junts, priorizan a la CUP para la aprobación de los Presupuestos.

Ese malestar en el seno de la organización morada se ha traslado públicamente. Este miércoles la presidenta del partido en el Parlament, Jèssica Albiach, ha amagado con presentar una enmienda a la totalidad si no reciben una llamada del mandatario catalán. En una entrevista en Catalunya Ràdio, la dirigente morada se ha distanciado de sus socios socialistas en Madrid, que se han ofrecido a apoyar las cuentas sin contrapartidas, y ha instado a Aragonès a sentarse a hablar sobre el actual proyecto de Presupuestos porque, a su juicio, no son lo suficientemente de izquierdas.

El amago de la CUP de no secundar el proyecto presupuestario del Govern (preguntará a sus bases sobre ello el próximo fin de semana), ha abierto una vía de agua al PSC para exhortar al Govern a dar un giro hacia la «centralidad» con unos Presupuestos que cuenten con su aval. En este escenario, los Comunes -con 8 escaños en la Cámara catalana, uno menos que la CUP- tampoco quiere perder el terreno después de que en las últimas cuentas de 2020 lograran ser el socio prioritario del Ejecutivo catalán y les obligaran a aumentar el IRPF y el impuestos de sucesiones, así como a incorporar un nuevo impuesto verde que grabara el impacto medioambiental de las empresas energéticas y telefónicas.

En ese ejercicio, y después de años de prorrogación de las cuentas autonómicas, los morados fueron claves para la gobernabilidad, en especial en un momento de pandemia que condicionó la agenda política catalana hasta el punto de poner el acento en el gasto social y sanitario, y sin exigencias de referéndums o consultas secesionistas. Pero en las últimas elecciones catalanas de febrero de 2021 cambiaron la correlación de fuerzas en el Parlament y la estrategia inicial del ala catalana de Podemos ha perdido fuelle.

Podemos, ¿partido puente?

Para la negociación de los nuevos Presupuestos, Albiach ha puesto sobre la mesa cinco ejes: «un país de trenes», acceso de los ciudadanos a un psicólogo público así como de un dentista, la reindustrialización de la región y una ley de barrios verdes. «Vemos 50 millones para industria y 150 millones para el Hard Rock», ha sostenido la dirigente morada para cuestionar el modelo turístico del Govern.

A la espera de que ERC «levante el teléfono» y contacte con ellos antes del 22 de noviembre, los Comuns no niegan que su estrategia de partido «puente» entre ERC y PSC se ha visto debilitada. Mientras que en el Congreso el bloque de investidura – PSOE, Podemos, ERC, PNV, EH Bildu, etc.- se mantiene compacto, los ‘republicanos’ en el Parlament intentan atraer a la CUP a sus posiciones. Fuentes de ERC explican en THE OBJECTIVE que «es más fácil entenderse con el PSOE que con el PSC» y que eso dificulta que el «frente de izquierdas» que anhelan los Comuns para que Junts quede en la oposición avance.

Aunque el PSC ha logrado romper el bloque independentista, y tanto Junts como ERC han empezado a pactar con ellos. Ya sea por separado, cuando no hay acuerdo entre independentistas o, más recientemente, de forma conjunta para evitar que se investiguen las muertes en residencias durante la Covid-19. En este sentido, la posibilidad de una reedición del tripartito con Podemos en la ecuación está lejos: ERC sigue priorizando el entente entre nacionalistas pese a que las relaciones con Junts están lejos de ser ejemplares.

En Comú Podem, sin embargo, no está dispuesto a tirar la toalla. «Queremos Presupuestos en Cataluña, a todo el Estado y en todos los municipios», ha advertido Albiach para insistir en el papel «decisivo» que tiene su partido en muchos ayuntamientos, como en Lleida o Tarragona, así como en España para los Presupuestos Generales del Estado. Y espera que ahora ERC les tenga en cuenta para los Presupuestos de la Generalitat.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D