Publicidad

España

ERC lidera la ofensiva contra la prensa por las preguntas incómodas a Rufián en el Congreso

El portavoz nacionalista lideró la propuesta pero desde el partido se precipitaron en una estrategia de comunicación que no fue correspondida por sus socios

ERC lidera la ofensiva contra la prensa por las preguntas incómodas a Rufián en el Congreso
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.|

El papel que en los últimos tiempos lleva desempeñando el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, contra la prensa que considera de «extrema derecha» ha desembocado en una iniciativa de este grupo parlamentario junto al resto de partidos del bloque de investidura para pedir a la Cámara que «tome las medidas necesarias» contra aquellos medios de comunicación que, a su juicio, atentan contra el «decoro».

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, la polémica propuesta ha sido alentada por ERC y la dependencia parlamentaria del PSOE a este partido ha forzado su adhesión a la misma. En consecuencia, el PNV, CUP, BNG, Más País, Junts, PDeCAT, EH Bildu, Nueva Canarias, y Compromís también se han sumado. Ya sea por apoyo al Gobierno o, como en el caso de la CUP, por su política contraria a los medios que definen como parte de la «caverna españolista». Fuentes de la dirección del grupo parlamentario del PSOE explican que en su caso se han limitado a sumarse «a una queja por las formas que se utilizan en la sala de prensa», pero que «no se van a vetar preguntas a ningún periodista». «La posición del grupo siempre ha sido la de responder», remachan a instancias de este medio. Algo que también comparten desde el PDeCAT y otros grupos consultados.

ERC ha sido una de las escasas formaciones en compartir dicha iniciativa a través de los chats de prensa que comparte con los periodistas parlamentarios. El PSOE, Unidas Podemos, PNV, EH Bildu, Más País, Junts per Catalunya o PDeCAT, por citar algunos, no han difundido el escrito y han optado por mantener un perfil bajo respecto a este asunto. Tampoco la confluencia catalana de Podemos, En Comú Podem, lo ha compartido pese a que suele mantener unidad de acción con ERC, tal y como se ha visto este miércoles con las cuotas de catalán en la Ley del Audiovisual. Solo Compromís ha promocionado dicho escrito dirigido a la Secretaría General del Congreso de los Diputados para que restablezca «el buen funcionamiento de las ruedas de prensa en el Congreso, sin poner en riesgo la libertad de información y el buen clima que siempre ha existido».

Las fuentes consultadas por este medio atribuyen el «clima de tensión» al «show» que intentan montar algunos portales audiovisuales en el Congreso y al hecho de que establecen una «tertulia política» en lugar de preguntar. También hablan de manipulación de vídeo y unas «formas» que se extralimitan. Otros de los firmantes aseguran que ellos no han tenido enfrentamientos con ninguno de los representantes de estos medios pero han apoyado la iniciativa por «solidaridad».

Los episodios públicos en los que se ha podido observar malestar entre diputados y periodistas los han protagonizado el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, o el propio Rufián. Ambos han rechazado en reiteradas ocasiones contestar a sus preguntas. Por contra, el PSOE, que ha decidido apoyar la propuesta, siempre ha contestado a todos los periodistas en las ruedas de prensa de la Cámara baja.

Imprudencia de ERC

ERC no ha dudado en compartir en sus chats con la prensa la petición que hacen al Congreso para que tome «las medidas necesarias». Sin embargo, no especifican contra qué medios o periodistas debería actuar la Cámara. Alegan que «dificulta el trabajo del resto de periodistas que realizan su labor con profesionalidad» y que «estas personas acreditadas» que «faltan al respeto» protagonizan «careos ideológicos» con los jefes de prensa. En su escrito dejan a entender que es una situación que afecta a distintos profesionales más allá de quienes firman el documento.

No obstante, y según ha confirmado THE OBJECTIVE, ERC se ha quedado prácticamente sola en la promoción de la solicitud en el Congreso. Había distintas formas de realizar dicha acción, como limitarse a registrarlo en el Congreso, pero han optado por publicitarlo. Además, ERC se ha visto obligada a corregir su política de comunicación dado que en el documento inicial que han difundido se reflejaba las firmas de todos los responsables de prensa de los grupos parlamentarios. Posteriormente, han vuelto a enviar el escrito sin ellas, pero ya era demasiado tarde porque las rúbricas estaban circulando por las redes sociales.

Esta polémica ha suscitado también las críticas de quienes ven un intento de control por parte del Gobierno y sus socios a la prensa, y han cuestionado que la Unión Europea pueda aceptar estas prácticas.

El papel de Rufián

Detrás de toda esta campaña, explican las fuentes consultadas, está Rufián. El portavoz nacionalista recibió severas críticas por negarse a responder a un periodista de 7NN a afirmar que «no participamos de burbujas mediáticas de la extrema derecha» cuando se le pedía una valoración de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana promovida por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El periodista, sin perder la compostura, pidió no ser estigmatizado de «extrema izquierda o extrema derecha» e instó, sin éxito, al representante público a contestar a la pregunta. Ahora, con esta nueva polémica, los partidos de la oposición, con PP y Vox al frente, han criticado al PSOE y sus socios por adherirse a la propuesta.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D