The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

La cúpula de Vox arropará a su candidato en Castilla y León por su bajo perfil

La formación verde apostará por la marca para contrarrestar el escaso conocimiento que tiene el electorado de Juan García-Gallardo

La cúpula de Vox arropará a su candidato en Castilla y León por su bajo perfil

Juan García-Gallardo, candidato de Vox en Castilla y León.|

«Juan García-Gallardo es el yerno perfecto, pero no tiene perfil público», se lamenta un dirigente de Vox. El recién elegido candidato a las elecciones de Castilla y León, que se celebran el 13 de febrero, es un abogado burgalés de 30 años sin experiencia política que se afilió a la formación verde hace apenas año y medio. Para contrarrestar el desconocimiento que despierta entre el electorado, el partido apuesta por intensificar sus actos públicos y rodearle de los principales rostros nacionales. Santiago Abascal asumirá una vez más el peso de la campaña.

La estrategia será diseñada este martes durante la reunión del comité de campaña. Fuentes de Vox indican a THE OBJECTIVE que activarán la llamada vía catalana. El modelo le ha dado buenos resultados en el pasado, como con Ignacio Garriga en Cataluña, de ahí su nombre. Consiste en organizar una gran cantidad de actos públicos con el aspirante a la presidencia, que estaría acompañado siempre de un destacado dirigente.

Vox apuesta por la marca

El papel protagonista será para Abascal. Desde la formación aseguran que participará en diversos actos durante la campaña, como ya hizo en Madrid o Cataluña. «Estará muy presente en Castilla y León, como está muy presente en todos los procesos», asegura Jorge Buxadé, vicepresidente de Acción Política. El partido también planifica caravanas electorales, cada una de ellas liderada por un dirigente nacional. Entre ellos, Iván Espinosa de los Monteros, Macarena Olona y Javier Ortega Smith, que asegura estar deseando comenzar.

No será fácil. Hay nueve provincias que visitar y muchos kilómetros que recorrer. Un reto que no asusta en Vox porque afirman que están preparados. «Llevamos meses pidiendo elecciones», indica Buxadé. En la formación reconocen no sentir preocupación por que sus candidatos no sean reconocidos. Sostienen que algo similar sucedió en Cataluña y que, aún así, se consiguió un magnífico resultado que superó todos los sondeos. Vox obtuvo 11 escaños en los comicios de febrero y se convirtió en la cuarta fuerza política de la región.

Javier Ortega-Smith en la inauguración de la sede de Ávila. | Foto: Vox

La apuesta de Vox, dicen, es la marca: «Tenemos el mismo discurso en toda España y la gente sabe lo que vota cuando apuesta por nosotros», insiste un destacado miembro del partido. En la formación verde descartan realizar una estrategia especial para dar a conocer a su candidato. «Ya nos han hecho ese trabajo», se jactan al recordar que durante el fin de semana los medios de comunicación han publicado noticias para denunciar los polémicos tuits que García-Gallardo comenzó a borrar tras su designación.

«¿De verdad que los tuits de un joven con 20 años son el problema de esta nación? Lo único que pone de manifiesto es que hemos acertado con el candidato», afirma Buxadé. El crecimiento de su organización en la región ha sido notable en los últimos años. Desde que comenzó la pandemia, el número de afiliados ha aumentado un 20% y ya supera los 10.000. Además, en los últimos meses se han inaugurado media docena de sedes y hay otras nuevas previstas.

El factor de la ganadería

Un crecimiento que para el vicepresidente de Acción Política no supone ninguna sorpresa: «Vox está en la calle permanente. Tenemos mesas informativas y pulsamos la necesidades de los castellanomanchegos. Lo que no vamos a tener es el apoyo de los medios subvencionados». La formación verde ha sido excluida del debate. La normativa que lo regula, aprobada en 2019, determina que deben participar aquellos partidos con grupo propio en las Cortes. No es el caso del partido de Abascal, aunque ya ha anunciado que va a recurrir la decisión.

«Eso pone de manifiesto dónde están PP, PSOE y Ciudadanos, más preocupados de ocultar la realidad y de protegerse como casta política. No quieren que se vaya a un debate en el que se hable de la realidad de la causa de la despoblación, de la desindustrialización, de los problemas de la natalidad y de qué está sucediendo con el sector agrario y ganadero por la entrada masiva de producción foránea que no cumple las exigencias que se les impone a ellos», insiste Buxadé.

Jorge Buxadé durante la rueda de prensa de este lunes. | Foto: Vox

La formación verde basará buena parte de su discurso en la polémica suscitada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, con sus declaraciones sobre la industria cárnica española. Castilla y León tiene un sector primario muy importante. Vox ha intensificado en los últimos meses los contactos y ahora quiere rentabilizarlo en las urnas. Un espacio en el que tendrán un nuevo competidor, la candidatura de España vaciada. Buxadé afirma que respeta el pluralismo político, pero que hayan detectado un problema no significa que tengan la solución: «Esta debe venir de un proyecto nacional para no seguir cuarteando la política».

Las encuestas reflejan un considerable avance de Vox en Castilla y León. Su único escaño se puede convertir en febrero en una decena, según los sondeos más optimistas. Con Ciudadanos prácticamente fuera de las Cortes, el PP de Alfonso Fernández Mañueco se quedaría a un paso de la mayoría absoluta, un escenario en el que la formación verde sería indispensable para mantener el poder, como auguró hace meses el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith. El PP gobierna en esta comunidad autónoma de forma ininterrumpida desde hace 34 años.

Un líder para «mucho tiempo»

Vox también plantea habilitar esta misma semana un espacio en su web para que los militantes se inscriban como apoderados en los colegios electorales de Castilla y León. «Muchos afiliados nos están preguntando cómo ayudar», afirmó este lunes la diputada Patricia Rueda. Sin embargo, algunos militantes de la región afirman que hay zonas con muy pocos representantes que son muy difícil de cubrir. También reconocen el desconocimiento que existe de García-Gallardo entre sus propias filas.

Fuentes del partido indican que la dirección mantuvo diversos encuentros con representantes de Vox en Castilla y León antes de Navidad. Algunas provincias, como Valladolid, enviaron tres representantes y otras, donde la formación tiene menos implantación, solo enviaron uno. No ha trascendido si se pusieron más nombres sobre la mesa. Buxadé defendió este lunes que todo se ha hecho conforme lo establecido en los estatutos y basándose en las propuestas de los equipos provinciales. 

La última palabra, no obstante, la tiene el Comité Ejecutivo Nacional, que eligió el viernes a Juan García-Gallardo, un abogado de 31 años que domina el inglés y el alemán y que no había tenido hasta ahora ningún contacto con la política. Tiene formación en comunicación y debate, donde ha ganado algunas competiciones. Antes de su incorporación al bufete de su padre hace cinco años, García-Gallardo trabajó en distintas empresas internacionales con sede en Madrid. Para Buxadé, se trata de una persona que «va a liderar Vox durante mucho tiempo».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D