The Objective
Publicidad
España

Pablo Casado se queda solo en Génova al perder a la mayoría de sus fieles

Los apoyos con los que contaba el presidente del PP se resquebrajan tras la ofensiva de los críticos

Pablo Casado se queda solo en Génova al perder a la mayoría de sus fieles

Pablo Casado | Isabel Infantes (EP)

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha perdido en las últimas horas a casi todos los apoyos orgánicos y parlamentarios con los que contaba este lunes, quedándose en absoluta soledad en Génova con el único respaldo de su número dos, Teodoro García Egea, y varios vicesecretarios: Ana Beltrán (Organización), Antonio González Terol (Política Territorial) y Pablo Montesinos (Comunicación). 

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, fue el primero en anunciar que había presentado su renuncia como portavoz nacional del Partido Popular «de común acuerdo y en conversación» con Casado. La siguiente en dar el paso fue la presidenta del Comité Electoral, Belén Hoyo, convirtiéndose en la primera dirigente del núcleo duro de Pablo Casado en presentar su dimisión tras la crisis abierta en el partido.

La diputada nacional por Valencia fue la dirigente del comité de dirección que con más insistencia pidió al presidente del PP la marcha de su número dos, el citado García Egea. No obstante, hace apenas unos días, Hoyo mostraba su apoyo a Casado, «garantía de futuro para el centro derecha», y apostaba por un PP «unido» para «desalojar al sanchismo de Moncloa». Una muestra de cómo se has resquebrajado los apoyos con los que contaba Casado.

La gallega Ana Vázquez, responsable del PP en el Exterior y portavoz de Interior del PP en el Congreso, se ha sumado a los miembros de la Ejecutiva del partido que van abandonando a Casado en medio de la profunda crisis interna que atraviesa el partido, donde cada día más voces le piden dar un paso atrás y presentar su dimisión.

«Como responsable del PP en el Exterior pongo mi cargo a disposición del partido y presento mi dimisión. Quiero agradecer a Casado la confianza depositada y que seguí apoyando hasta el pasado jueves, pero visto que no hay cambios, toca irse! Y tras escuchar a muchos afiliados dimito», ha asegurado Vázquez en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El golpe más duro llegó, a continuación, con el contundente escrito de la cúpula del grupo parlamentario. «Los acontecimientos de los últimos días han conducido a nuestro Partido a una situación de extrema gravedad que exige una respuesta eficaz inmediata». Con esta frase, siete diputados del PP han firmado un texto en el que solicitan la dimisión de Egea y la celebración de un nuevo congreso.

Los firmantes fueron el secretario general del grupo, Guillermo Mariscal, y otros pesos pesados como José Ignacio Echániz, Pablo Hispán, Sandra Moneo, Carlos Rojas, Mario Garcés y Adolfo Suárez Illana. Todos ellos indicaron que «es urgente poner fin de manera inmediata al proceso de fragmentación interna en el que ha quedado sumida nuestra organización a consecuencia de actuaciones que nunca deberían haberse producido».

El vicesecretario de Participación del PP, Jaime de Olano, y más diputados se sumaron al manifiesto. Garcés fue muy crítico con el número dos de los populares, del que pidió el cese «inmediato» por su gestión. «Es el final de una forma indeseable de hacer política en manos de una persona que nunca debió ser secretario general del PP», dijo en unos términos que ni Cayetana Álvarez de Toledo se atrevió a decir en su libro.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D