The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Llamar «calvo» a un hombre es acoso sexual, según un tribunal del Reino Unido

Los tres jueces consideran que hacer un comentario sobre la alopecia puede ser equivalente a hacer referencia a los pechos de una mujer

Llamar «calvo» a un hombre es acoso sexual, según un tribunal del Reino Unido

Un hombre calvo frente al ordenador|Pixabay

¿Llamar calvo a un hombre es un insulto? ¿Se puede considerar acoso? Sobre esta cuestión han dirimido tres jueces de un tribunal del Reino Unido ante el caso de un hombre que denunció a su jefe por llamarle «estúpido coño calvo». De acuerdo con el jurado, la alopecia es mucho más frecuente en hombres que en mujeres, y usarla para describir a alguien es una forma de discriminación por razones de sexo.

Se equipararía, según la sentencia, a hablar sobre los pechos de una mujer. Los tres magistrados tiran de jurisprudencia y mencionan una sentencia anterior sobre una trabajadora que denunció a un compañero del trabajo por hacer referencia a la talla de sus pechos. En ese caso, era un comentario más dirigido a las mujeres y lo confrontan con el de la calvicie, que iría más dirigido a los hombres.

«Violaron su dignidad»

En su resolución también sostienen que el comentario sobre la calvicie tenía intención de herir y que «violaron la dignidad del trabajador».

El denunciante, Tonny Finn, es un electricista de West Yorkshire y consideran que tiene derecho a recibir una compensación después de ser despedido de forma improcedente por su supervisor. Fin llevaba más de 20 años trabajando en la empresa British Bung Company cuando fue despedido en mayo de 2021.

Sexismo, pero no edadismo

Llevó su caso ante los tribunales al sostener que los comentarios reiterados sobre su alopecia era una forma de acoso y que se sintió amenazado por su superior. Por su parte, el abogado de la defensa intentó esgrimir ante el tribunal que también hay mujeres calvas. Pero no fue suficiente para convencer a los jueces, que argumentan que es una característica más típica entre los hombres.

En su demanda, Finn consideró que este comentario también lo discriminaba por razones de edad. Pero no logró convencer al tribunal en este argumento. Con todo, este tribunal británico ha considerado que el despido fue improcedente y queda a la espera de fijar la cuantía de la compensación.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D