The Objective
Publicidad
España

ERC sigue castigando a Sánchez: no apoyará la Ley de Memoria, que saldrá con Bildu

Los socialistas han amarrado el voto favorable de Podemos, Bildu, PdCat, Más País y CC

ERC sigue castigando a Sánchez: no apoyará la Ley de Memoria, que saldrá con Bildu

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián. | Eduardo Parra (EP)

Va a cumplirse un año desde que la Ley de Memoria Democrática fuera aprobada por el Consejo de Ministros a instancias del Ministerio de Presidencia, pero parece que esta podría ver la luz en el aniversario del inicio de su tramitación parlamentaria. Según fuentes consultadas por THE OBJECTIVE, el Ejecutivo tiene previsto aprobar esta norma el próximo 11 de julio en un pleno extraordinario, ya que el periodo de sesiones finaliza el 30 de junio. Una aprobación fuera de plazo ordinario que responde a la necesidad del Ejecutivo de aprobar alguna de las leyes que permanecen atascadas por el rechazo de sus socios a avanzar en la negociación. 

Este era el caso de la Ley de memoria que el ministro competente, Félix Bolaños, tenía «aparcada en el cajón» ante la negativa de ERC a seguir negociando si no se aceptaba su exigencia de revocar la ley de Amnistía de 1977 con el objetivo de poder juzgar los crímenes del franquismo. Una línea roja para el Gobierno que sostiene la máxima de que «las leyes penales ni son ni pueden ser retroactivas» y solo cabe actuar para reparar económica y jurídicamente a las víctimas. 

Doble comisión de reparación

La fórmula que ha permitido al Gobierno desatascar la negociación ha sido la creación de una doble comisión. De un lado, una comisión económica que hará una auditoría sobre el listado de bienes incautados por el franquismo tanto a personas físicas como a partidos políticos y sindicatos. Según fuentes socialistas, las comunidades con un mayor número de incautaciones por el régimen de Franco son el País Vasco y Cataluña, motivo por el cual se han centrado en las reparaciones económicas y devoluciones de inmuebles como una línea de negociación alternativa. 

Una fórmula que ha funcionado con varios de sus socios con representación en ambos territorios. Según adelantan a THE OBJECTIVE fuentes socialistas, el Ejecutivo cuenta ya con el apoyo del PNV, Bildu y el PdCat, con quienes han acelerado los contactos desde las elecciones andaluzas, ante la necesidad de obtener la luz verde y salir del atasco legislativo en las Cortes. También han conseguido amarrar el sí de Más País y Coalición Canaria, aunque siguen negociando con otras formaciones minoritarias del Grupo Mixto como PRC o Compromís. 

«No es suficiente para ERC»

El único de sus socios que se ha cerrado en banda es la formación de Gabriel Rufián. «No es suficiente para ERC», explican fuentes socialistas. La segunda comisión propuesta se centrará en la reparación jurídica de las víctimas del franquismo y el reconocimiento en la vulneración de los humanos. Un órgano que, en el plazo de un año, podrá reconocer el «carácter nulo de todas las condenas del franquismo y la ilegitimidad de los órganos emisores de las mismas». Y, para ello, se basa en el reconocimiento de origen de la «ilegitimidad» del régimen de Francisco Franco. 

Fuentes socialistas explican que este reconocimiento ya estaba incluido en la anterior Ley de Memoria Histórica de 2007, así como en el borrador de esta nueva Ley, y la novedad radica en declarar nulas sus condenas para avanzar en el reconocimiento a las víctimas. «Lo que no podemos es derogar la Ley de Amnistía ni condenar los crímenes del franquismo para actuar contra personas que llevan muertas varios años», sostienen.

Suman además otro argumento que ya generó hace meses un gran revuelto al pactar PSOE y Podemos la consideración de que los crímenes del franquismo tienen carácter de «imprescriptibles y no amnistiares», ya que la Ley de Amnistía ha de interpretarse en consonancia con el Derecho Internacional Humanitario respecto a los crímenes de guerra, genocidio y lesa humanidad. 

El efecto boomerang

«Se trata de añadir gestos para el reconocimiento sin tocar las leyes penales», sostienen los socialistas, conscientes de que estos gestos caen en saco roto entre sus socios republicanos. Un aislamiento de ERC que contrasta con el supuesto deshielo iniciado esta semana, precisamente entre el ministro de Presidencia firmante de la Ley de Memoria, Félix Bolaños, y la consejera de Presidencia catalana, Laura Vilagrá. El objetivo es restaurar las relaciones tras el escándalo Pegasus y restaurar las relaciones en el las Cortes, donde ERC se ha desmarcado de las ultimas leyes del Gobierno como el ‘decreto anticrisis’, la Ley Audiovisual o la Ley de Seguridad, al tiempo que se afianza la interlocución con Bildu y PNV. 

Fuentes de ERC supeditan futuros apoyos a otras leyes como el nuevo decreto de la guerra, la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial o la Ley de Vivienda a las conversaciones entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente catalán, Pere Aragonés, en una reunión prevista en el mes de julio. Según fuentes de Moncloa consultadas por este periódico, hay optimismo al respecto de recuperar esta alianza con los republicanos tras la derrota socialista en Andaucía, ya que existe un «efecto boomerang». «No ha funcionado el voto del miedo pero sí el efecto miedo en nuestros socios, en el sentido de que ya saben lo que va a venir si no nos apoyan. El miedo a un gobierno de derechas sí funciona» y por ello en Barcelona se han prestado a desatascar una reunión que se ha aparcado desde hace meses. 

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D