Francia cierra 70 escuelas en una semana por casos de coronavirus

Sociedad

Francia cierra 70 escuelas en una semana por casos de coronavirus
Foto: CAROLINE BLUMBERG

Francia ha cerrado 70 escuelas de primaria de las más de 40.000 reabiertas en la primera semana de desescalada por la detección de casos de coronavirus, según ha indicado este lunes el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, que ha insistido en que «es un porcentaje muy bajo».

La reapertura de escuelas forma parte del plan de desescalada del Gobierno de Emmanuel Macron. En el país se han superado los 28.100 muertos con la COVID-19 y continúa habiendo más de 19.300 personas hospitalizadas, de las cuales cerca de 2.100 están en las unidades de cuidados intensivos.

Los cierres de las escuelas se han decidido porque «hay un protocolo sanitario estricto» y esa posibilidad ya estaba contemplada, ha dicho a la prensa durante una visita a uno de los colegios de secundaria que vuelven a recibir alumnos desde este lunes en el departamento de Eure, en el norte del país.

Solo en la ciudad de Sens, en el centro de Francia, se han cerrado 25 escuelas porque ha habido «un caso de COVID-19» en un adulto. El ministro ha dicho que a veces se les reprocha ser demasiado prudentes y en otras no serlo suficientemente: «Estamos muy atentos a que haya el menor riesgo posible».

Este lunes han vuelto a los colegios 185.000 estudiantes de dos niveles de secundaria en los departamentos que se encuentran en verde, es decir, en una situación epidémica menos comprometida.

Blanquer ha dicho que espera que las condiciones sanitarias permitirán «ir más lejos» y dar también clase antes del verano a estudiantes de esos mismos niveles en los departamentos en rojo, que cubren cuatro regiones del norte y del noreste, incluida la de París. Eso se determinará a finales de mes, en función de las condiciones sanitarias en ese momento. También entonces se tomará una decisión sobre el eventual retorno de los estudiantes de los liceos.

Los alumnos de secundaria, a diferencia de los de primaria, tienen que llevar mascarilla en clase y solo se la pueden quitar para comer.

En primaria, únicamente un 30% de los alumnos han vuelto a tener clases presenciales, mientras que el 70% continúan siguiendo los cursos a distancia, como durante el periodo de confinamiento, que en Francia se está levantando progresivamente desde el 11 de mayo.