Publicidad

Sociedad

Por qué no es una buena idea adoptar niños en países en conflicto

La adopción no es lo más recomendable para los niños que viven en un país en situación de emergencia. Te explicamos por qué

Por qué no es una buena idea adoptar niños en países en conflicto
LeMoyne UNICEF

Con frecuencia, las ONG y asociaciones reciben mensajes y llamadas telefónicas preguntando cómo ayudar a niños que viven atrapados en zonas de conflicto o desastres naturales. Muchos consideran que la adopción es la mejor opción para ayudarlos. Pero, ¿es esta una buena idea?

Desde Unicef lo tienen claro: «La adopción no es lo más recomendable para los niños que viven en un país en situación de emergencia», cuenta a THE OBJECTIVE Lorena Cobas, responsable de Emergencias de UNICEF España. «Es impresionante el nivel de respuesta solidaria de la gente, teniendo en cuenta el compromiso que supone tomar una decisión así y estar dispuesto a ceder espacio, vida y afecto a un niño en una situación tan vulnerable, pero la adopción no es la mejor idea», relata Cobas.

La misma postura defienden desde ACNUR, que apuntan que «separar a un niño de su país, cultura y seres queridos no es la mejor forma de ayudarlos». «No promovemos la adopción pues consideramos fundamental respetar el interés superior del niño, el que será siempre, permanecer con su familia», señalan desde el Alto Comisionado.

Motivos para la no adopción 

Unos 250 millones de niños vivían en zonas de conflicto en 2020, según datos facilitados a THE OBJECTIVE por Unicef. Son niños, sobre todo, de Siria, Yemen, Afganistán, Haití, Sudán del Sur o Bangladés. Muchos de ellos solo conocen la guerra, no obstante, ambas organizaciones coinciden en que una ‘evacuación’ podría suponerles más daños psicológicos. De esta forma, estas instituciones reagrupan en cuatro los motivos por los que no adoptar niños que sufren cualquier crisis humanitaria:

-Motivos de reagrupación familiar: en este sentido, nadie puede garantizar ni dar por supuesto que un niño que se encuentra solo en un país en guerra es porque no tiene familia. «Puede que se haya perdido o puede que lo hayan secuestrado y se haya escapado y no sepa donde están sus padres», ejemplifica Cobas, que agrega: «Días, semanas, meses, incluso años después, muchos adultos todavía están buscando a sus hijos. Lo que hacemos es poner en marcha registros paralelos de padres y familiares para intentar propiciar estos encuentros».

Además, desde las organizaciones señalan que aunque los padres del niño hayan muerto, puede que tenga abuelos o tíos, que serían la primera opción: «La preferencia es que los niños permanezcan con sus allegados, en un entorno conocido para ellos que les permita recuperarse del trauma en medio de la mayor normalidad que se pueda alcanzar dadas las circunstancias».

Adopción de niños en un país en conflicto: por qué no es una buena idea 2
Foto: Javed TANVEER | AFP

-Motivos psicológicos: las medidas de protección que suponen un desarraigo del entorno de origen del niño están especialmente desaconsejadas en los momentos inmediatamente posteriores a una emergencia. «Para los niños que viven en medio de un conflicto, esquivando bombas y observando atrocidades, el cambio de entorno es un trastorno que se añadiría. Constituiría de nuevo un factor estresante para su desarrollo, al que tendría que readaptarse», relata a este periódico la  responsable de Emergencias de UNICEF España.

-Motivos legales: en cuanto a los motivos legales, la Ley de Adopción Internacional es la que regula en España las circunstancias que permiten, impiden o condicionan una adopción. En su artículo 4 establece que no se podrá llevar a cabo la adopción cuando el país en el que tiene su residencia el niño que va a ser adoptado «se encuentre en conflicto bélico o inmerso en un desastre natural».

Además, para adopciones internacionales, los países tanto de origen del niño como de adopción deben haber firmado el Convenio de la Haya para garantizar que la adopción se desarrolla legalmente y con garantías. Si bien, Lorena Cobas precisa que «en muchas emergencias esto no ocurre, como sucedió tras el terremoto de Haití en 2010».

-Motivos de protección: el motivo legal nos lleva al de protección. En situaciones de caos e indefensión siempre habrá alguien que quiera sacar provecho de los más vulnerables. Así de triste. Cuando los sistemas estatales están debilitados, resulta imposible controlar que las adopciones se hacen con todas las garantías para la seguridad y el bienestar de los pequeños. Aún con la mejor intención, abrir los programas de adopción internacional sería como hacer una invitación a las redes de tráfico y explotación. «Las mafias se aprovechan de estas situaciones abriendo procesos de adopción que son tratas encubiertas», cuenta la responsable de Emergencias, que matiza cómo en Haití, antes del terremoto, «ya se traficaba con niños y niñas».

Adopción de niños en un país en conflicto: por qué no es una buena idea 1
Imagen: Swoan Parker| Reuters

¿Cómo ayudarles?

El total de adopciones internacionales entre 2015 y 2019 fue de 2.740. Sin embargo, el número de adopciones va cayendo en picado año tras año. Si en 2015 se adoptaron 801 niños, en 2016 se desplomó a 574, en 2017 fueron 542 los adoptados; en 2018, 453 y en 2019, 370, según datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. La crisis, el cierre de los países a adopciones externas o por parejas homosexuales y el tiempo de espera explican en gran medida ese descenso.

Así, desde estos organismos apuntan a que la adopción no es necesaria si «existe una esperanza razonable para que el niño se reúna con sus familiares, aún no ha transcurrido un periodo razonable, regularmente dos años, para terminar de rastrear a sus seres queridos o va en contra de los deseos del niño».

Por todos estos motivos, UNICEF señala que la prioridad en una emergencia se centra en encontrar a los niños y cubrir sus necesidades básicas; identificarlos y registrarlos para buscar a sus familiares; y ubicarlos en familias de acogida de forma temporal. De esta forma, una vez comprobado que la reunificación en el país no es posible, y después de que se haya realizado un análisis apropiado, «las autoridades competentes tomarán en consideración otras alternativas, como la adopción».

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D