The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Grecia

Human Rights Watch denuncia devoluciones ilegales de migrantes en Grecia

The Objective
Foto: Petros Giannakouris | AP

Human rights Watch (HRW) ha denunciado este martes que la Policía griega está devolviendo sistemáticamente a migrantes y refugiados que intentan entrar en este país desde Turquía a través del río Evros, en el noreste de Grecia, sin darles la oportunidad de solicitar asilo.

En un comunicado, HRW señala que en algunos casos los policías han hecho uso de la violencia, incluidos simulacros de ejecuciones, y han confiscado a los migrantes sus bienes. Entre los meses de mayo y noviembre, HRW entrevistó en Turquía a 26 personas procedentes de Irak, Marruecos, Pakistán, Siria, Túnez y Yemen y recopiló 24 casos de devoluciones en caliente.

"Detienen, golpean y expulsan de Grecia a personas que no han cometido ningún delito, sin velar por sus derechos o su seguridad", ha explicado Todor Gardos, investigador europeo de HRW, en el comunicado. Gardos exige a las autoridades griegas que investiguen inmediatamente este tipo de denuncias.

El informe de HRW, documentado con un vídeo, es el segundo de este tipo que publica una ONG en una semana. La semana pasada, el Consejo Griego para los Refugiados, Arsis y Human Rights 360º presentaron un informe con 39 testimonios de víctimas de este procedimiento ilegal.

Al igual que en ese documento, en la investigación de HRW los afectados han informado de comportamientos hostiles o violentos por parte de la policía griega y de fuerzas no identificadas que vestían uniformes y máscaras sin distintivos reconocibles.

Doce personas han asegurado que la Policía o estas fuerzas no identificadas los despojaron de sus pertenencias, incluido su dinero y sus documentos de identidad y siete han relatado cómo les obligaron a quitarse la ropa o los zapatos y tuvieron que regresar a Turquía en ropa interior, aún de noche y con temperaturas muy bajas. El abuso incluyó golpes con manos y porras, patadas y, en un caso, el uso de lo que parecía ser una pistola paralizadora. En otro caso, un hombre marroquí ha dicho que un enmascarado lo arrastró por el pelo, lo obligó a arrodillarse en el suelo, le puso un cuchillo en el cuello y lo sometió a un simulacro de ejecución.

En lo que va de año se ha registrado un aumento exponencial de las llegadas a través del río Evros, que forma frontera natural entre Grecia y Turquía. Según cifras del ministerio de Migración, desde el comienzo de 2018 hasta mediados de noviembre atravesaron el río 14.250 personas, frente a las 5.500 llegadas por esta vía en todo 2017.

En su comunicado, Human Rights Watch señala que el pasado día 6 escribió al jefe de protección fronteriza de la Policía griega, Yorgos Kossioris, informándole de estos hallazgos. En su respuesta, Kossioris negó categóricamente que la policía estuviera llevando a cabo este tipo de devoluciones y aseguró que todos los procedimientos para la detención e identificación de los migrantes que entran en Grecia se llevan a cabo de conformidad con la ley y que se "investiga a fondo" cualquier incidente de mala conducta o violación de los derechos de los migrantes y solicitantes de asilo, informa EFE.