La oposición de Venezuela recibe el premio Sájarov por su defensa de los derechos humanos

Política y conflictos

La oposición de Venezuela recibe el premio Sájarov por su defensa de los derechos humanos
Foto: YVES HERMAN| Reuters

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, ha recogido este miércoles en nombre de la oposición de Venezuela junto a Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas, el premio Sájarov que entrega el Parlamento Europeo cada año para homenajear a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas a la defensa de los derechos humanos. En el estrado, Borges ha arrancado diciendo que «es difícil hablar cuando se tiene los labios tan cerca del corazón» y ha agradecido el apoyo de la Unión Europea a su país durante «las horas más oscuras como república», un agradecimiento que «atraviesa los barrotes de las prisiones».

El diputado ha aprovechado la ocasión para reivindicar «la incansable lucha del pueblo venezolano» y ha recordado a todos los presos políticos –300–, tanto diputados y gobernantes como estudiantes. También a los «157 venezolanos que fueron víctimas de la represión brutal del Gobierno venezolano», haciendo mención a los fallecidos durante las protestas que se alargaron durante meses en el país sudamericano. A ellos se ha referido también Ledezma, fugado de Venezuela, que ha rememorado que «derramaron su sangre para dibujar nuestro mapa sentimental». El exalcalde ha reivindicado que Venezuela es «un ejemplo de lucha tenaz» y que «en nombre de ese pueblo recogemos este laurel».

Finalmente, Borges ha reclamado la celebración de unos comicios presidenciales «en los próximos meses» y ha pedido «formalmente» que «una misión electoral acompañe del Parlamento Europeo» para asegurar que se celebren «sin presiones, sin chantajes y sin represión, haciendo que la voluntad sea respetada».

El premio Sájarov, que se entregaron por primera vez en 1988 al expresidente sudafricano Nelson Mandela y el disidente soviético Anatoli Márchenko, recibe el nombre de Andréi Sájarov, que se enfrentó a la represión de la Unión Soviética, y está dotado con 50.000 euros.