The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

Francia, paralizada por una huelga general contra la reforma del sistema de pensiones impulsada por Macron

The Objective
Última actualización: 5 Dic 2019, 11:27 am CEST
Foto: ERIC GAILLARD | Reuters

Francia vive este jueves una jornada de huelga general contra la reforma del sistema de pensiones propuesta por Emmanuel Macron. Convocada por diversos sectores de servicios públicos, con mayor representación de los sindicatos de transportistas, ha afectado especialmente al transporte aéreo y ferroviario. También han cerrado colegios e instituciones culturales.

La reforma de las pensiones que promueve el presidente se basa en crear un sistema por puntos, que cada persona acumularía durante sus años de cotización y en el que cada euro cotizado dé los mismos derechos a la hora de la jubilación. El objetivo de la reestructuración es acabar con los beneficios de los que disfrutan actualmente trabajadores como los de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNFC) o la red metropolitana parisina de transporte. Esa es la razón por la que el seguimiento de la huelga en ambos sectores sea masivo.

El paro comenzó durante la tarde del pasado miércoles, cuando los trabajadores de la SNFC abandonaron su puesto de trabajo. En el metro parisino se han suspendido once líneas. Otras tres funcionarán con restricciones y solo en las horas punta. Las dos automatizadas, que garantizan los desplazamientos, podrían verse saturadas.

La frecuencia de los trenes de cercanías de París, los Intercités de largo recorrido y los de alta velocidad también se alterará significativamente. Solo circularán uno de cada diez. Lo mismo ocurrirá con el tráfico internacional, según advierte la SNFC.  En todo el país se han convocado oficialmente 245 manifestaciones, pero la principal tendrá lugar este mediodía en París.

¿Cómo es el sistema de pensiones actual?

El sistema vigente es uno de los más complicados y generosos del mundo, lo que le ha llevado a un déficit de más de 17 mil millones de euros. Los trabajadores de algunas compañías ferroviarias pueden, por ejemplo, retirarse a los 52 años cuando la edad de jubilación oficial es de 62. El resultado de este sistema de pensiones con más de 42 planes distintos es notable: Francia tiene uno de los índices de pobreza en ancianos más bajos del mundo, y la renta media de los ciudadanos de más de 65 años es incluso algo más alta que la media por debajo de esa edad, una rareza a nivel mundial.

Los chalecos amarillos, protagonistas de las protestas más significativas a las que ha hecho frente Macron en los últimos años, se han unido a la huelga, así como los oponentes políticos del Presidente. Los sindicatos CGT, FO, FSU, Solidaires, UNL y UNEF, con gran actividad en las protestas, consideran que el nuevo régimen disminuirá la cuantía de las pensiones y "degradará los derechos de todos". "Estamos en huelga para mejorar el sistema actual", dijo este jueves en la cadena BFMTV el líder sindicalista Philippe Martínez, de la CGT.

Siete de cada diez franceses creen que la protesta está justificada, según una encuesta del instituto Odoxa-Dentsu publicada por el diario Le Figaro. El movimiento de protesta ha recibido también el apoyo de 182 artistas e intelectuales.

El secretario de Estado francés de Transportes, Jean-Baptiste Djebbari, ha admitido que "hay que ser lúcido" y prever que los paros pueden durar más días. Ha recalcado que se reunirá hoy con esas agrupaciones en busca de una salida rápida a esta crisis. Las autoridades han movilizado en la capital a unos 6.000 policías y gendarmes y a 180 agentes motorizados para evitar altercados y han recomendado el cierre de los comercios en la zona, ante la previsión de que haya grupos violentos que provoquen enfrentamientos con las fuerzas del orden.