THE OBJECTIVE
Motor

Peugeot E-5008, el SUV con mayor espacio interior donde alojar mucho sentido común

La tercera generación del modelo se caracteriza por ser una sublimación de la segunda

Peugeot E-5008, el SUV con mayor espacio interior donde alojar mucho sentido común

Peugeot 5008.

La sensatez se ha instalado en la electrificación. No son necesarios coches de 600 caballos para recorrer 300 kilómetros, sino de 300 caballos y capacidad para ir desde Madrid a cualquier esquina de nuestro país. El Peugeot E-5008 es de estos últimos.

Los franceses del león están desarrollando una bastante inteligente política de producto, con opciones de todo tipo a través de un mismo modelo. Huyen de lo térmico a secas en la deseada descarbonización a la que obliga legislación y mercado, pero ofrecen opciones de todo tipo en casi toda su gama. Si se tiene una idea del vehículo ideal, seguramente tengan en su concesionario el que se ajusta a las necesidades y circunstancias de cada cual. Esta es una de las razones que lo hacen líder en el segmento.

El nuevo 5008, tercera generación del modelo, se caracteriza por ser una sublimación de la segunda; si la primera era un monovolumen, desde la anterior son carrocerías tipo SUV, más acordes con el gusto imperante. Lo que si es nuevo es el abanico de opciones con que cuentan, con híbridos suaves, híbridos enchufables, eléctricos, y con tracción a las cuatro ruedas.

El 5008 le debe mucho al 3008, no en vano es ese mismo, aunque recrecido. Desde el respaldo del asiento del conductor y hacia delante son dos coches exactamente iguales. Desde ese punto y hacia atrás, el 3008 es un crossover de cinco plazas, más compacto y de espíritu más deportivo. En busca de la diferencia, el 5008 puede llevar a los siete pasajeros de una familia numerosa, grupos de amigos, o puede usarse como vehículo de recreo para aventureros activos.

El acceso a las últimas plazas es bastante correcto. Se hace, obviamente, desde las puertas traseras tras abatir y desplazar la segunda fila de asientos con movimientos sencillos. Esta segunda fila, se puede desplazar longitudinalmente, y configura un escenario enorme para los pasajeros si no se ocupan las plazas del gallinero. En estas plazas extra pueden viajar adultos de cierta estatura, pero lo ideal es que sean niños o personas de poca talla. Las piernas van algo altas, pero no son incómodas. Si los de la tercera fila son dos, independientes, en la segunda, son tres asientos, el central algo más estrecho.

De forma natural, el maletero tiene una capacidad de 249 litros si no se aprovecha el doble fondo, y 348 si se retira la cubierta inferior. Este espacio crece de manera exponencial según se van abatiendo filas de asientos. Si se tumban las dos, queda disponible un vano de hasta 2.232 litros y dos metros de longitud. Bicicletas, tablas de surf, perros, patinetes de todo tipo o hasta una cama improvisada, ideal para excursionistas y amigos de no parar los fines de semana.

Los modelos eléctricos —como el E-5008—, que salgan a partir de 2025 llevarán, además, la posibilidad de carga inversa, esto es, se podrá usar el vehículo como fuente de energía para alimentar pequeños electrodomésticos, bicicletas a batería, o hasta motos.

La era del equilibrio

Los vehículos eléctricos tienen fanáticos y detractores, pero suelen ser coches que cuentan con lo mejor de cada fabricante. Por norma general, sus usuarios tienden estar bastante contentos con ellos. Su problema es que no son coches para todos, por precio, y por usabilidad. En el caso del E-5008, su precio no es en especial contenido; es un gran coche y hay que pagarlo, pero en el plano de la utilización se equipara con bastante cercanía con sus equivalentes térmicos. Los hay más baratos —no mucho más—, aunque pocos ofrecen tanto a cambio. Cuando la usabilidad y el precio se ajustan a las necesidades, las pegas y prejuicios suelen caer.

Es el Peugeot más grande de todos y su aspecto es elegantemente innovador, de líneas futuristas y muy personales. Mide 4,79 metros de largo y esas tres filas de asientos tira de 2.293 kilos en orden de marcha. Pueden parecer muchos, pero sus 213 caballos empujan con energía desde el tren delantero, y con una batería de 73 kWh homologa una autonomía WLTP de 502 kilómetros. En un uso real, esta cifra decaerá, pero con una breve carga de entre 15 y 20 minutos, sería posible llegar desde el centro del país a cualquiera de sus cuatro esquinas.

Antes de 2025 llegarán modelos de tracción total y 322 caballos, otra de 231 CV y 660 kilómetros de autonomía, un híbrido ligero de 136 CV y otro enchufable de 195. Será una familia populosa y con un menú del gusto de todos.

En cuanto al modelo básico de la rama eléctrica pura, ha sido probado por THE OBJECTIVE en carreteras danesas y suecas. Como todos los eléctricos de este tamaño, tienden a tener las suspensiones algo duras. Son necesarias para sujetar toda esa masa, una batería que siempre es pesada, y que cuando se suban los siete posibles pasajeros cambiará su comportamiento. Esa teórica dureza se solventa con el sistema multibrazo en la zaga, al tiempo que permite unos movimientos más ágiles y deportivos.

No transmite ruidos por golpeteos contra baches, badenes o guardias tumbados, y el aislamiento general está muy bien logrado. Sus reacciones son suaves, y a pesar de que en el modo Sport de conducción acelera muy bien desde parado, su fuerte reside en que recupera aún mejor desde velocidades medias, excelente en adelantamientos rápidos. Potencia no le falta.

Interior futurista

El aspecto interior del E-5008 corre en paralelo al de su exterior. Muy tecnológico, con iluminación ambiental personalizable, y presidido por una pantalla flotante de 21 pulgadas (En realidad son dos más pequeñas unidas tras un mismo cristal). Dicho display viaja desde la izquierda del volante y hasta más allá de la mitad del salpicadero. Es muy completa y de un vistazo se pueden ver un montón de parámetros de conducción. A asuntos como el aire acondicionado o lo relacionado con lo multimedia, se puede recurrir al llamado iToogle.

No es un gadget nuevo, ya se ha visto en la generación anterior. Se trata de una pantalla táctil alargada y estrecha en la que reside media docena de botones configurables de acceso rápido. Se pica en ellos como en un teléfono móvil, y las funciones que controla aparecen a la derecha de la pantalla principal sin necesidad de bucear por los interminables menús y submenús. Minipunto para Peugeot por la idea.

Sorprende la cantidad de huecos, bolsillos, cofres, y cajones que se pueden encontrar para guardar cosas que dispone. La percepción de calidad es bastante buena, y los asientos son muy cómodos. Son de tipo AGR con microperforaciones, heredados de la investigación desarrollada por Opel. Como curiosidad, puede decirse que los diseñadores de la marca se han inspirado en los sistemas de costura de zapatillas deportivas a la hora de unir materiales distintos. Ahí fue donde encontraron la solución a la hora de unir piezas de formas exóticas y complejas.

El E-5008 se fabrica en su integridad en Europa, y no contienen ni una sola pieza que haya vendido fuera del Viejo Continente. El híbrido ligero parte de un precio de 39.660 euros, el enchufable se va a los 46.160, y el acabado Allure del básico eléctrico se queda, antes de ofertas y ayudas, en 49.160 euros.

La horquilla de precios entre los térmicos y eléctricos se está recortando, y esta última opción le va a encajar a la mayoría de los usuarios que busquen un SUV de gran capacidad en su uso habitual. Si entienden que lo eléctrico puro no va con ellos, tienen las otras opciones de uno de los coches con más sentido dentro de su segmento.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D