Mueren nueve disidentes de las FARC en una gran operación militar en Colombia

Futuro

Mueren nueve disidentes de las FARC en una gran operación militar en Colombia
Foto: Reuters TV| Reuters

Al menos nueve integrantes de un grupo disidente de las FARC fallecieron en una operación militar de gran escala desarrollada en una zona rural de San Vicente del Caguán en el departamento de Caquetá, antiguo bastión de esa guerrilla en el sur de Colombia, ha informado este viernes el Ministerio de Defensa. Entre los muertos en la operación, que incluyó un bombardeo y un desembarco aéreo, está uno de los cabecillas de ese grupo de disidentes identificados con el alias de «Gildardo Cucho», ha afirmado por su parte el presidente de Colombia, Iván Duque, en un acto en la ciudad de Sincelejo.

«Anoche autoricé al Comando Conjunto de Operaciones Especiales (CCOE) adelantar una operación ofensiva contra esta cuadrilla de delincuentes narcoterroristas que son residuales de lo que se conocía como las FARC y que hacen parte de las estructuras criminales que pretenden ahora desafiar a Colombia», ha manifestado Duque. En su cuenta de Twitter, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, ha asegurado que «los delincuentes están advertidos: se entregan o serán vencidos», razón por la que se puso en marcha la operación en San Vicente del Caguán, municipio que fue sede de los fallidos diálogos de paz con las FARC durante el Gobierno de Andrés Pastrana de 1998 a 2002, informa Efe.

La operación fue posible gracias a «una labor estratégica meticulosa e impecable» que hizo posible una actuación en la que «con todo el rigor cayó «Gildardo Cucho», cabecilla de esa organización», ha explicado Duque. «Este criminal dedicado al narcotráfico, al secuestro, a la intimidación de líderes sociales pretendía ser parte de esa estructura amenazante que ayer se presentaba al país como una nueva guerrilla, cosa que no es, porque es una cuadrilla de narcoterroristas», ha agregado el mandatario. En opinión del presidente, con este ataque los disidentes «ya empezaron a recibir los mensajes claritos» en referencia a que el Estado los perseguirá. 

Se estima que cerca de 1.800 personas forman parte de los 24 grupos de disidentes de las FARC que no se unieron al proceso de paz y que están dedicados al narcotráfico y la minería ilegal, si bien hasta el momento no están relacionados con el grupo de exlíderes como Seuxis Paucias Hernández, alias «Jesús Santrich», Hernán Darío Velásquez, alias «El Paisa», o Henry Castellanos Garzón alias «Romaña» y que encabeza alias «Iván Márquez» que ayer anunció que retomaban las armas: «Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente. Por eso la lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas», cuenta en el manifiesto leído en un vídeo de 32 minutos junto con otros exjefes de las FARC.

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha asegurado hoy que el regreso a las armas de exjefes disidentes de las FARC no supone el surgimiento de una nueva guerrilla sino de una banda «narcoterrorista» apoyada por el mandatario venezolano, Nicolás Maduro. «Los colombianos debemos tener claridad de que no estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro», ha manifestado Duque en una declaración al país. También ha afirmado que tuvo una conversación con el líder opositor y presidente interino de Venezuela reconocido por parte de la comunidad internacional, Juan Guaidó a quien le pidió respaldo para capturar al «grupo criminal».