Rusia, dispuesto a defender ante los tribunales a sus deportistas acusados de dopaje

General

Rusia, dispuesto a defender ante los tribunales a sus deportistas acusados de dopaje
Foto: Alexei Nikolsky

El Gobierno de Rusia está dispuesto a defender a sus deportistas acusados de dopaje ante los tribunales, ha declarado su presidente Valdimir Putin. El pasado 5 de diciembre el Comité Olímpico Internacional (COI) ordenó la suspensión de Rusia para los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en PyeongChang, Corea del Sur, que tendrá lugar del 9 al 25 de febrero.

Rusia «cooperará» con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) «corrigiendo los problemas que tenemos, pero también defendiendo los intereses de nuestros deportistas ante los tribunales», ha indicado Putin durante su conferencia de prensa anual.

A su vez, el presidente ruso ha aclarado que esta decisión no va a agradar a los responsables deportivos internacionales, y ha añadido: «¿Qué nos queda por hacer? Estamos obligados a ayudar a nuestros deportistas a defender su honor y su dignidad ante los tribunales».

La sanción impuesta por el COI permite a deportistas rusos «limpios» participar en los Juegos bajo la bandera olímpica, sin representar oficialmente a su país. En concreto, Rusia está acusada de implantar un sistema de dopaje institucionalizado, acusación que la Ejecutiva de Putin siempre ha negado.

«En nuestra opinión es evidente» que el escándalo está ligado con las elecciones presidenciales rusas, previstas en marzo de 2018, ha asegurado Putin. Por otra parte, el dirigente ruso ha reconocido que ha existido dentro de su país «casos de dopaje demostrados», pero ha recordado que estos sucesos ocurren en otros países, aunque en ellos «no suscita tanto revuelo».