Triunfa el boicot contra Polanski: no estará en los César franceses

Cultura

Triunfa el boicot contra Polanski: no estará en los César franceses
Foto: Francois Mori

Los carteles contra Violanski se leen en el asfalto y las paredes en el camino hacia la Salle Pleyel, que este viernes acoge –un año más– la entrega de los César, los premios del cine francés. No hay que tirar de imaginación para descubrir que se refieren a Roman Polanski, cineasta extraordinario perseguido por su pasado de violencia sexual, y que ha provocado que el polaco decida no acudir a la entrega, aun cuando El oficial y el espía está nominada en 12 categoríasincluyendo Mejor película y Mejor dirección–.

El doble protagonista de los César –por el boicot y por su talento– ha sido el blanco del #MeToo francés en los últimos años, lo que se ha intensificado tras el estreno de su última película. Las activistas impidieron su estreno en una célebre sala parisina y ahora han provocado su rechazo a estar en los César. La nominada actriz Adèle Haenel, protagonista de Retrato de una mujer en llamas y víctima de los abusos sexuales del cineasta Christophe Ruggia cuando tenía 12 años, ha sido la más reaccionaria contra la admiración de la Academia hacia el autor de El pianista: «Reconocer a Polanski es escupirle en la cara a todas las víctimas, es decir que violar a las mujeres no es tan malo».

Triunfa el boicot contra Polanski: no estará en los César franceses

El boicot a Polanski, en una palabra. | Foto: Thibault Camus | AP

La víctima del boicot se defendió en su día de las críticas que apuntaban en esta misma dirección, como recoge El Mundo: «Los medios y las redes sociales presentan nuestras 12 nominaciones como un regalo de la Dirección de la Academia, un gesto autoritario que habría provocado su dimisión. Se ignora así el voto secreto de 4.313 profesionales, que son los únicos que deciden las nominaciones, y los más de 1,5 millones de espectadores franceses que fueron a ver la película«.

La antítesis a los colectivos feministas, que aspiran a tumbar la obra por los pecados de su autor, es la icónica actriz Brigitte Bardot, conocida igualmente por su ferviente activismo animalista. «Afortunadamente Polanski existe y salva al cine de su mediocridad», ha defendido. «Le juzgo por su talento y no por su vida privada. Lamento no haber rodado nunca con él. ¡Viva Roman!».