Un grabación desvela la relación entre el excomisario Villarejo, la ministra Delgado y Baltasar Garzón

Futuro

Un grabación desvela la relación entre el excomisario Villarejo, la ministra Delgado y Baltasar Garzón
Foto: Ballesteros

Unos nuevos audios grabados por el excomisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo, y difundidos este lunes por el blog moncloa.com desvelan que la ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado, el juez inhabilitado Baltasar Garzón y el propio excomisario, en la actualidad prisión preventiva, participaron en una comida en octubre de 2009 en el restaurante Rianxo, en el número 47 de la madrileña calle Raimundo Fernández Villaderde. Los audios llegan apenas unos días después de que Delgado desmintiera haber mantenido un encuentro con Villarejo cuando ejercía como fiscal. No obstante, pocas horas después de darse a conocer estas grabaciones, la ministra de justicia ha reconocido haber coincidido con Villarejo en tres ocasiones, y ha asegurado que comparecerá en el Congreso a petición propia para explicar lo sucedido.

El Ministerio de Justicia ha recordado, a través de un comunicado, que Villarejo se encuentra en prisión provisional como presunto autor de «delitos muy graves» y que su estrategia procesal es «atacar al Estado y sus instituciones. Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el rey emérito. Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra de Justicia».

El encuentro fue íntegramente grabado y de las conversaciones publicadas se trasluce el grado de confianza e intimidad que mantenían los comensales. Según moncloa.com, en la comida también participaron mandos policiales como Enrique García Castaño, alias El Gordo; el entonces Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, Miguel Ángel Fernández Chico; y el excomisario ya jubilado Gabriel Fuentes.

En las cintas se escucha cómo los policías se refieren a Delgado y a Garzón como ‘Lola’ y ‘Balta’. Lejos de tratarse de un encuentro formal, la ministra bromea abiertamente sobre sexo, comenta asuntos judiciales y policiales, y tiene conversaciones sobre asuntos de índole íntimo y familiar con Villarejo, el resto de los comisarios de policía y su compañero de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, siempre según el blog moncloa.com.

Delgado también relata en el restaurante la polémica en torno a la llegada a España de dos piratas somalíes –uno de ellos presuntamente menor- que habían sido detenidos por la Armada en una embarcación tras formar parte del secuestro del pesquero ‘Alakrana’ en aguas del Océano Índico. La entonces fiscal lamenta la «horrible» imagen que está dando España, «de país bananero» y «de coña», por las peripecias del caso que desencadenó la fragata ‘Canarias’ en aguas somalíes.

La oposición pide explicaciones a la ministra

El presidente del PP, Pablo Casado, no ha tardado en cargar contra la ministra de Justicia, a la que acusa de mentir y a la que exige una explicación. «Delgado es la notaria mayor del reino y ha negado una información que tendrá que decir por qué la ha negado», ha dicho Casado en una entrevista concedida este lunes al programa Más de Uno, de Onda Cero.

El líder del PP también ha recordado que Delgado va a ser reprobada en el Senado a instancias de su partido, donde éste tiene mayoría, que también reclamó en verano su dimisión por haber dejado a la «jurisdicción española absolutamente vendida» ante la querella en Bélgica contra el juez Pablo Llarena por el caso del procés.

«El problema es la mentira, porque dijo que no conocía prácticamente más que en el ámbito casual a un comisario que ahora está en prisión preventiva», ha dicho Casado, y que a partir de las grabaciones conocidas hoy parece ser que hubo conversaciones «muy cordiales y muy amistosas», ha subrayado.

También Ciudadanos ha criticado a la ministra a quien exige una explicación en sede parlamentaria para informar sobre la grabaciones, ha anunciado la portavoz del partido, Inés Arrimadas, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Permanente, celebrado este lunes en Madrid.

En la petición presentada en el Congreso de los Diputados se pide la comparecencia «urgente» de la ministra Delgado «para explicar su vinculación con ex alto mandos policiales actualmente imputados y la contradicción de sus declaraciones al respecto».

La ministra de justicia se defiende

Dolores Delgado, ha afirmado que «va a seguir trabajando como hasta ahora para mejorar la calidad de la justicia como servicio público». El «evento» en el que se grabaron los audios, apunta el ministerio de Justicia, tuvo lugar el 23 de octubre de 2009 y fue convocado por el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía Miguel Ángel Fernández Chico para celebrar la concesión de una medalla a Villarejo.

Delgado no estaba invitada a esa comida, pero acudió acompañando al entonces magistrado Baltasar Garzón, que se lo pidió, añade Justicia, que destaca que ambos se conocen desde hace 19 años y han colaborado en la desarticulación de cárteles de la droga, comandos de ETA y el entramado institucional de la organización terrorista.

El Ministerio recalca que la amistad entre Delgado y Garzón «es pública y notoria». Agrega además que en su etapa como fiscal Delgado también ha trabajado «en varias ocasiones» con junto al comisario Enrique García Castaño -presente en la comida-, «al igual que otros muchos jueces y fiscales de la Audiencia Nacional», y lo presenta como «uno de los principales expertos españoles en materia de terrorismo yihadista y de ETA».

El comisario García Castaño, conocido en círculos policiales como «el Gordo» y mano derecha de Villarejo, está imputado como él en el caso Tándem y de su defensa se ha hecho cargo Garzón.