The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Hong Kong

Un manifestante de Hong Kong, herido de gravedad tras ser disparado por un policía

Foto: Cupid Producer | Reuters

Un manifestante permanece en estado grave después de que un policía le haya disparado con su arma en Hong Kong. El joven de 21 años se encuentra en la unidad de cuidados intensivos tras ser operado de urgencia para extraerle la bala, según informan los medios de comunicación locales.

En un vídeo se puede ver cómo un policía de tráfico efectúa tres disparos a corta distancia contra dos hombres vestidos de negro en una zona en la que los manifestantes bloqueaban la circulación. Primero, agarra a un joven que vestía una chaqueta blanca y llevaba la cara cubierta, que se resiste y golpe al policía, tras lo que este dispara en el estómago contra otro hombre vestido de negro y también con la cara cubierta que se acercaba a ellos, y dos veces más al ver que un tercer manifestante se aproximaba también.

Es la tercera ocasión en la que los disparos por parte de policías dejan manifestantes heridos desde que comenzaron las protestas hace algo más de cinco meses.

En los enfrentamientos entre Policía y los manifestantes, provocados por el caos circulatorio derivado de una huelga general convocada para este lunes, al menos 13 personas de entre 12 y 49 años han resultado heridas, entre las que se encuentra el citado manifestante.

La huelga general fue convocada para este lunes a través de internet por la muerte, el viernes, de un estudiante universitario de 22 años que sufrió graves lesiones cerebrales tras caer desde un aparcamiento el 3 de noviembre. Los manifestantes culpan de esto a la Policía, que niega tener nada que ver con la muerte del joven.

Otro hombre se encuentra también en estado grave tras un enfrentamiento durante las manifestaciones, después de que le prendieran fuego por una discusión política en la jornada de huelga. Tras discutir con varias personas en un puente peatonal y criticar que hayan interrumpido el servicio de transporte público, antes de gritarles que también son ciudadanos chinos, un individuo lo rocía con un líquido inflamable y le prende fuego. El herido, que tiene quemaduras de segundo grado en el 28% de su cuerpo, consigue salir de la zona por su propio pie antes de ser trasladado al hospital.