Una chimpancé, trasladada a un refugio por sufrir depresión

Energía y medioambiente

Una chimpancé, trasladada a un refugio por sufrir depresión
Foto: Enrique Marcarian| Reuters

La chimpancé Cecilia ha llegado a Brasil para empezar a vivir en un santuario natural con decenas de congéneres gracias a una inédita orden judicial que le ha permitido dejar su jaula en un zoo de Argentina, donde estaba sola y presentaba señales de depresión. El primate, de 19 años, una vez concluyan los trámites de admisión, pasará a vivir en el Santuario de Grandes Primates de Sorocaba, donde viven otros 50 chimpancés.

«Todo está yendo bien para que Cecilia sea liberada pronto», ha dicho Miguel Ángel Vaudano, subdirector del santuario, a la agencia AFP. Cecilia es la primera chimpancé del mundo que ha obtenido ese derecho gracias a un habeas corpus, un instrumento jurídico hasta entonces exclusivamente usado para humanos. La chimpancé estaba triste y sin compañía en los últimos años en el zoo de Mendoza, en el oeste de Argentina. El objetivo del traslado es mejorar su calidad de vida. El estado anímico de Cecilia se vio afectado tras la muerte de sus compañeros de cautiverio, Charly y Xuxa.

Según el texto de la demanda de la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (Afada), que impulsó el habeas corpus y tuvo un fallo favorable en la justicia, el animal es «un sujeto de derecho y no un objeto» y Cecilia «se encontraba en condiciones deplorables en el zoológico». En el Santuario de Grandes Primates de Sorocaba, Cecilia pasará por un período de cuarentena y después será integrada en uno de los grupos de los más de 50 chimpancés que conviven al aire libre con otros 250 animales, entre ellos felinos, osos y aves.