Unos pequeños marsupiales mueren en masa por su "intenso apareamiento"

Mundo ethos

Unos pequeños marsupiales mueren en masa por su "intenso apareamiento"

Un minúsculo marsupial presente solo en el noroeste de Australia se aparea con tanta intensidad que toda una generación de machos podría desaparecer en una única temporada de reproducción, han anunciado varios investigadores.

Biólogos expertos en kalutas, un marsupial del tamaño de un ratón que habita la árida región australiana de Pilbara, creen que estos mueren en masa debido a un colapso de su sistema inmunitario debido a sus excesivas relaciones sexuales.

Las kalutas hembra suelen aparearse a menudo y con diferentes machos durante cada temporada de reproducción.

«Esto implica que los machos también tienen que aparearse mucho y tener un esperma de buena calidad (y en gran cantidad) para ser mejores que sus rivales», ha explicado Genevieve Haye, líder del equipo de investigación de la universidad de Western Australia.

«Su intensa inversión en la reproducción, evidenciada por el gran tamaño de sus testículos, resulta fatal para los machos», ha añadido.

“Los machos fueron capturados saludables regularmente durante todo el estudio, excepto inmediatamente después de las temporadas de apareamiento, cuando no se capturaron machos. Esto, junto con otras investigaciones en el campo y en el laboratorio, sugiere que los machos mueren después de la temporada de apareamiento «, ha confirmado Hayes.

Los científicos creen que este es un infrecuente ejemplo de semelparidad masculina, una estrategia de reproducción caracterizada por tener un único ciclo de reproducción a lo largo de su vida. De forma que estos mamíferos suelen morir antes del nacimiento de sus crías.

«Se capturó a numerosos machos con regularidad a lo largo del estudio, excepto inmediatamente después de la temporada de reproducción«, ha informado Hayes. Estas capturas, «unidas a otras investigaciones en laboratorio y sobre el terreno, sugieren con mucha probabilidad que los machos mueren al término de la temporada de apareamiento«.

Según los investigadores, a pesar del «comportamiento de apareamiento extremo», la especie parece estar «en buenas condiciones».